Público
Público

Begoña Villacís Villacís ha ocultado una sociedad patrimonial de dos millones de euros durante tres años 

La líder de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid fue la administradora solidaria de la empresa Iuriscontencia SL, pero no lo declaró durante 2015, 2016 y 2017. Como concejala está obligada a informar sobre los cargos mercantiles que posee.

Publicidad
Media: 3.68
Votos: 31

La candidata de Ciudadanos a la alcaldía de Madrid, Begoña Villacís/ EFE

La candidata de Ciudadanos a la alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, ha ocultado durante tres años una sociedad patrimonial con dos millones de euros en inmuebles que administraba junto a su marido, Iuriscontencia SL. Así lo ha adelantado el diario ABC, que también recuerda que, como concejala, está obligada a declarar sus bienes y actividades, entre ellas los cargos mercantiles, según establece la Ley de Transparencia y la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local.  

La líder de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid fue la administradora solidaria de la empresa Iuriscontencia SL, pero no lo declaró durante 2015, 2016 y 2017, según el portal de transparencia del consistorio. Fue en 2018 cuando reconoció haber sido la administradora, cuando informó del cese de la compañía. En declaraciones a ABC, Villacís ha reconocido que se trató de un "error" no inscribir su cese en el Registro Mercantil e insiste en que no hizo nada en nombre de la sociedad durante los años que fue concejala y administradora de Iuriscontencia SL.

Dos días antes de las elecciones municipales, el 22 de mayo de 2015, su pareja, Suárez-Valdés, inscribió una declaración de unipersonalidad de la sociedad en el Registro Mercantil. De este modo, él se convertía en el dueño de la compañía y Villacís traspasaba su parte de la empresa a su marido y pasaba a ser administradora solidaria. En abril de 2016, con Villacís en el ayuntamiento y a la vez en Iuriscontencia, la sociedad adquirió dos inmuebles más en el barrio madrileño de Argüelles. En total eran tres inmuebles los que Villacís tenía en la capital a nombre de la sociedad que rondaban los dos millones de euros según el valor de mercado. Además, también tiene una vivienda en Villanueva del Pardillo. 

Durante tres años administró la sociedad patrimonial con su marido y, hace menos de un año, el pasado 26 de marzo, se vio obligada a cesar en el cargo. Fue a raíz de la denuncia por delitos de odio que interpuso su compañía ese mismo mes contra la concejal de Manuela Carmena, Rommy Arce; Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos, y el portavoz del sindicato de manteros tras los sucesos de Lavapiés lo que la empujó a acudir a un notario para desvincularse de la empresa correctamente.

Esta querella llevaba la firma de la abogada Silvia Robledo Ureña, que en sus perfiles en redes sociales se define como trabajadora del Gabinete Suárez-Valdés (marido de Villacís). "Trabaja para mí. No trabaja para una empresa. Trabaja para mí como personal laboral", incide el letrado, que enfatiza en varias ocasiones la siguiente frase: "Es una trabajadora mía".

Su marido reconoció que la concejala era administradora solidaria junto a él de la empresa Iuriscontencia S.L., tal y como denunció El Salto Diario, pero aseguró que esta empresa es diferente a su Gabinete jurídico. "Son dos empresas diferentes, con dos declaraciones distintas. Una se dedica a unas cosas y otra se dedica a otras. La trabajadora que ha diseñado la denuncia es una trabajadora mía", incide Suárez-Valdés.

Más noticias en Política y Sociedad