Público
Público

Borrell, sobre el independentismo: "El jefe de la diplomacia europea no se ocupa de los problemas internos de los estados"

El ministro de Asuntos Exteriores, que ha recordado que su nombramiento debe ser validado por el Parlamento Europeo y se ha mostrado prudente hasta que se confirme la propuesta, ha valorado la posibilidad de ocupar "uno de los cargos más representativos y visibles de la UE", que tendrá el reto de conseguir una Europa más integrada.

Fotografía de archivo del ministro de Exteriores, Josep Borrell, durante una rueda de prensa en Bruselas (Bélgica). EFE/Stephanie Lecocq

EUROPA PRESS

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones y próximo jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ha negado este miércoles que su futura responsabilidad le dé más fuerza para combatir el independentismo desde el ámbito internacional.

En una entrevista en Cadena Ser Catalunya recogida por Europa Press, ha argumentado que "el representante de la UE para política exterior y de defensa no se ocupa de los problemas internos de los estados".

"No me gusta nada ser el demonio de nada, y le aseguro que desde el punto de vista humano y personal he manifestado mis opiniones, supongo que tengo el mismo derecho que los demás. No ha sido siempre fácil ni agradable, pero pienso que hay que hacerlo", ha dicho requerido por sus opiniones sobre el movimiento soberanista.

"Hegemonía de pensamiento único"

Y ha añadido: "Lo que no se puede hacer es aceptar una hegemonía, un pensamiento único y que solo se puedan manifestar los que están a favor de la independencia".

Ha opinado que el independentismo "todavía tiene un apoyo muy grande, es evidente, pero ya se manifiesta de otra forma", y ha defendido que a la sociedad catalana le ha faltado gente que saliera a decir que las cosas que se han explicado desde el soberanismo no eran verdad.

Borrell, que ha recordado que su nombramiento debe ser validado por el Parlamento Europeo y se ha mostrado prudente hasta que se confirme la propuesta, ha valorado la posibilidad de ocupar "uno de los cargos más representativos y visibles de la UE", que tendrá el reto de conseguir una Europa más integrada.

Ha citado cuestiones pendientes como una reforma de procedimientos de asilo, construir una política común de inmigración y conseguir que no desaparezca un acuerdo nuclear con Irán: "El mundo que viene es un mundo en que Europa tiene que existir más, tiene que tener más fuerza y, para ello, tiene que estar más unida".

"La política exterior refleja la visión del mundo que se tiene y cada país tiene la suya. La tarea ahora es aproximar estas visiones para actuar con objetivos conjuntos", ha defendido.

Delegaciones de Berlín, Londres y Suiza

Sobre la petición al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJCat) del Ministerio de Asuntos Exteriores de cerrar tres de las delegaciones catalanas en el extranjero –Berlín, Londres y Suiza–, ha alegado: "Pensamos que hacen ejercicio de competencias que no son propias de una comunidad autónoma, sino que son instrumentos al servicio de la difusión de la propaganda independentista; hay muchos casos que lo demuestran".

"Si hacen actividades completamente ajenas a su función, lo tenemos que explicar a los tribunales. ¿Quiere que miremos a otro lado y que simulemos que no vemos nada?", ha planteado.

Investidura de Pedro Sánchez

Ha mostrado su comprensión sobre las razones del candidato socialista a la presidencia, Pedro Sánchez, de descartar un gobierno de coalición con Unidas Podemos para desencallar su investidura como presidente del Gobierno, y ha mostrado sus dudas sobre Cs: "El papel de Cs no lo entiendo mucho, me sorprende bastante. No nació para esto".

"En este país siempre nos ha faltado un partido bisagra que esté en medio de los grandes bloques y complete las mayorías de unos y otros sin tener dimensión territorial", ha resaltado Borrell, que ha atribuido a este hecho problemas de estructura territorial.

En su opinión, "a España le hubiera hecho mucha falta un partido liberal centrista que hubiera completado las mayorías y Cs parecía que iba a ser esto".

Ha criticado que Cs hable de los partidos nacionalistas como los 'amigos del PSOE', y se ha preguntado: "¿Usted cree que yo estaría con un gobierno así? Pero yo no soy la prueba del algodón de nada".

Más noticias