Público
Público

Borrell será el próximo jefe de la diplomacia europea

También será vicepresidente de la Comisión Europea y sustituirá a la italiana Federica Mogherini en el cargo. El primer ministro belga en funciones, Charles Michel, será el presidente del Consejo Europeo.

Publicidad
Media: 2.17
Votos: 6

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell. EFE/Ballesteros

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, será el próximo jefe de la diplomacia europea y sustituirá así a la italiana Federica Mogherini en el cargo, en virtud del acuerdo sellado entre los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho para la renovación de los altos cargos de la UE.

Borrell también será vicepresidente de la Comisión Europea, cargo que compagina el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE desde finales de 2009 tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. El objetivo era reforzar la coherencia y coordinación entre las diferentes carteras en el Ejecutivo comunitario que guardan relación con los Asuntos Exteriores, entre ellos Desarrollo y la Política de Vecindad.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha defendido el acuerdo "equilibrado" logrado por los líderes europeos para renovar los principales cargos en la Unión Europea que sitúa a Borrell al frente de la diplomacia europea y que, para Sánchez, "demuestra que España ha vuelto" a las instituciones europeas.

El jefe de la diplomacia española siempre sonó como un candidato natural para el puesto de Alto Representante por su cargo actual y su conocimiento sobre Europa. Borrell fue presidente del Parlamento Europeo entre julio de 2004 y enero de 2007. Se ha impuesto al actual vicepresidente de la Comisión, el eslovaco Maros Sefcovic.

Será el segundo español que ocupe el cargo de jefe de la diplomacia española tras Javier Solana, que fue el primer Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE durante diez años, entre octubre de 1999 y noviembre de 2009.

"Las circunstancias han cambiado"

Fuentes de Moncloa consultadas por Público justifican el poco peso de los socialdemócratas en el nuevo gobierno europeo en que "las circunstancias han cambiado". "Hoy hay menos gobiernos socialistas que hace cinco años en el Consejo y de distinto peso. Lo cierto es que durante 40 años PPE y SD se han repartido todo porque tenían mayoría absoluta. Ahora, sin embargo, se necesitan tres familias: populares, socialdemócratas y liberales, y por tanto la negociación de los altos cargos requiere otros equilibrios", añaden.

Von der Leyen, primera mujer en presidir la Comisión

La actual ministra de Defensa alemana, la conservadora Ursula von der Leyen, fue elegida este martes futura presidenta de la Comisión Europea, la primera mujer en hacerlo, y el más codiciado de los cargos cuyo reparto se negociaba. El nombre de la alemana no figuraba en las quinielas de los altos cargos y se planteó solo ante el bloqueo de las negociaciones el lunes, debido al rechazo por el grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia) y de Italia a proponer para la Comisión al candidato del grupo socialista, Frans Timmermans.

Lagarde, primera mujer al frente del BCE

Además, los líderes de la Unión Europea propusieron este martes a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, como candidata a presidir el Banco Central Europeo (BCE), primera mujer que ocupará el cargo. Lagarde se convierte así en la aspirante a sustituir a Mario Draghi a la cabeza del BCE tras el próximo 31 de octubre, cuando termina el mandato de ocho años del economista italiano.

Charles Michel, en Bruselas hace unos días. REUTERS/Piroschka van de Wouw

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo

Por otro lado, el primer ministro belga en funciones, el liberal Charles Michel, fue elegido presidente del Consejo Europeo. Desde que se creó el cargo de presidente fijo del Consejo Europeo, impuesto por el Tratado de Lisboa aprobado en 2009, han ocupado ese puesto el ex primer ministro belga Herman Van Rompuy y el ex primer ministro polaco Donald Tusk, ambos de la familia conservadora.

La opción de Michel, que los medios belgas sobre todo pusieron encima de la mesa en el reparto de cargos de las principales instituciones comunitarias tras las elecciones al Parlamento Europeo de mayo, cobró fuerza en las últimas horas entre los líderes. Especialmente tras caer la posibilidad de que la actual comisaria europea de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, también liberal, lograse alguno de los principales puestos en la cúpula de la Unión ante la falta de apoyos.

El Parlamento Europeo y otros cargos

La canciller alemana, Angela Merkel, agregó en conferencia de prensa al término del Consejo Europeo que el socialdemócrata alemán Frans Timmermans, actual vicepresidente primero de la CE, mantendrá el puesto mientras que otra de las vicepresidencias del Ejecutivo Comunitario será para la actual comisaria europea de Competencia, la liberal Margrethe Vestager.

Falta por decidir quiénes ocuparán la presidencia del Parlamento Europeo, que será repartida, recayendo la primera mitad de la legislatura los socialdemócratas y la segunda en los conservadores, que en principio iban a nominar al alemán Manfred Weber. Sin embargo, este ha anunciado su renuncia como candidato tras no conseguir presidir la Comisión Europea.

El puesto de presidente socialdemócrata de la Eurocámara podría recaer sobre el eurodiputado búlgaro y actual presidente del Partido Socialista Europeo (PES), Sergueï Stanichev, para satisfacer a los países del este y mantener el equilibrio geográfico que, junto al de género y al político, eran los tres criterios principales en el reparto de cargos.

Más noticias en Política y Sociedad