Público
Público

Cárcel de Brieva La infanta Cristina visita por primera vez a Urdangarin en la cárcel

Es la única visita que ha recibido hasta el momento el exduque de Palma desde que ingresara en prisión el pasado 18 de junio. Cumplirá condena de cinco años y diez meses en Brieva, Ávila.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

La infanta Cristina. / Europa Press

La infanta Cristina ha visitado por primera vez a su marido Iñaki Urdangarin en la cárcel de Brieva. Es también la única visita que ha recibido hasta el momento el exduque de Palma desde que ingresara en prisión el pasado lunes 18 de junio. Urdangarin cumplirá condena de cinco años y diez meses por prevaricación, malversación, tráfico de influencias, fraude y dos delitos fiscales ratificados por el Tribunal Supremo. 

Tras una semana en prisión, Urdangarin recibió el pasado domingo la visita de su mujer la infanta Cristina. Se trata de una visita ordinaria a la que tenía derecho el condenado y que duró 40 minutos. Es de momento la única que ha recibido. La infanta jugó al despiste con la prensa y no se han podido tomar imágenes de su visita a Brieva pero Instituciones Penitenciarias confirman el encuentro.

Es más, informan de que para no alterar el normal funcionamiento del centro, que los domingos abre su puertas a los familiares, el encuentro se produjo en un horario diferente. Dicen que se hace con otros presos cuando se considera oportuno y por ello, la visita de la hija del Rey a la cárcel pasó desapercibida, como el matrimonio quería. 

Cristina se había dejado ver horas antes en Ginebra, donde reside, con sus hijos, con la madre de Urdangarin, la infanta Elena y otros familiares. Nadie se esperaba que fuera a visitar a su marido ya que la agenda marcaba la celebración de que Pablo, el segundo hijo de la pareja, había terminado sus estudios en el École Internationale de Genève. 

Brieva fue la cárcel elegida por Urdangarin desde el momento en que supo que debía cumplir condena a pesar de ser un centro para mujeres. El marido de la infanta valoró, sobre todo, la privacidad que ofrece tanto para un preso varón como para los familiares que le visiten. 

Urdangarín tendrá derecho a una visita familiar de 40 minutos a la semana, de un vis a vis una vez al mes de tres horas, y de un vis a vis familiar también una vez al mes de hasta seis horas de duración. De momento Cristina permanecerá en Ginebra y viajará a España cada vez que tenga que acudir a encuentros con su marido. 

Más noticias en Política y Sociedad