Público
Público
Únete a nosotros

Bruselas reprueba a Borrell por publicar información confidencial sobre la exconsellera Ponsatí

El ministro en funciones y próximo responsable comunitario de política exterior publicó un tuit con un pantallazo de un documento oficial en el que las autoridades británicas se desdecían de que la euroorden contra Clara Ponsatí fuera “desproporcionada”.

Publicidad
Media: 3.91
Votos: 11

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, rodeado por los periodistas a su llegada a un desayuno informativo en Madrid. EFE/ Emilio Naranjo

La euroorden contra el exconsejera de la Generalitat Clara Ponsatí “no es desproporcionada”. Es el mensaje que podía leerse en el documento de acceso restringido enviado por las autoridades británicas y publicado por Josep Borrell este jueves en Twitter. Seguramente consciente del error, el ministro en funciones de Asuntos Exteriores borró el tuit de su cuenta unas horas más tarde, pero el post aún puede encontrarse al realizar una sencilla búsqueda en internet.

¿El problema? El pantallazo que publicó Borrell es de un documento de acceso restringido y en él pueden leerse coordenadas como el número de referencia oficial de la orden policial, la hora de envío y datos de la exconsellera como su fecha y lugar de nacimiento. Además, existen dudas sobre si el propio Borrell tiene la autoridad para acceder a ese documento.

La portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, le ha dado un tirón de orejas a España por el asunto. ”Las normas para acceder y usar el sistema de información de Schengen son muy claras. Todos los Estados miembros tienen un proceso para vigilar que solo accedan a ella los usuarios autorizados. Esperamos que todos respeten las reglas, sobre todo en cuanto a la confidencialidad”.

Pantallazo del tuit que publicó Josep Borrell de un documento de acceso restringido.

La eurodiputada de ERC Diana Riba envió este jueves una carta al actual presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y a su próxima sustituta, Ursula von der Leyen, en la que les pedía que anularan la designación de Josep Borrell como nuevo jefe de la diplomacia europea, cargo al que presumiblemente accederá en las próximas semanas, tan pronto como el Parlamento Europeo confirme a la nueva Comisión de la alemana.

Sin embargo, la Comisión ha descartado que el patinazo vaya a trastocar los planes de Borrell de mudarse a Bruselas. “Está borrado”, ha sentenciado Andreeva, quien ha dicho que ahora le compete a las autoridades españolas investigar el asunto.

En su carta, Riba había pedido a la Comisión que abriera una investigación contra Borrell por haber publicado documentos restringidos que “pueden suponer una infracción de la legislación comunitaria”.

“Un ministro no debería tener acceso a un documento Sirene [sistema de intercambio de información policial], ni tampoco debería publicar información restringida o datos personales de individuos en las redes sociales. Es una negligencia seria”, escribía Riba en su carta.

La eurodiputada independentista denunciaba además que “las autoridades políticas” no están incluidas en la lista de autoridades españolas competentes con acceso a esos ficheros. Al observar la lista oficial se puede ver que sí incluye entre los órganos con capacidad de acceso a la Dirección de Asuntos Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores y a las representaciones diplomáticas de España, pero no menciona si los ministros están autorizados.

A Riba le preocupa además que la publicación de esos datos afecte a la presunción de inocencia de Clara Ponsatí.

El documento de las autoridades británicas es una corrección de un mensaje anterior en el que habían calificado la orden de detención europea emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena este martes como “desproporcionada”.

En el pantallazo publicado por Borrell se podía ver que las autoridades británicas se disculpaban por haber calificado la orden así por error. “No es desproporcionada, solo carece de información esencial”, concluye el mensaje. Tras haber borrado la publicación, el ministro en funciones y próximo jefe de la diplomacia europea no ha vuelto a mencionar el asunto en sus redes sociales.

Más noticias en Política y Sociedad