Público
Público

Los bulos de Vox Investigan a Vox por delito de odio tras difundir el bulo de la 'manada magrebí'

La cuenta de noticias del partido de extrema derecha afirmó que los agresores de una mujer en Cullera eran magrebíes cuando eran valencianos. Además, agregaron que es "imprescindible puntualizar el origen extranjero de los violadores". 

Santiago Abascal, durante una rueda de prensa. EFE / Ballesteros

PÚBLICO

La Fiscalía Provincial de Valencia está investigando a la formación ultraderechista por un presunto delito de odio, por asegurar que los cinco agresores de Cullera eran magrebíes, tal y como adelantó el blog de Público Bulocracia el pasado 25 de junio.

Vox, mediante su cuenta de Twitter, está valorando cuestiones raciales y étnicas, además de generalizar y "acusar a la población magrebí de ser agresores 'pagados' con los impuestos de todos españoles", como explica el medio local.

El supuesto delito de odio se produjo hace un par de semanas cuando Vox, en su cuenta oficial de noticias de Twitter, dijo que los abusadores de la mujer en Valencia eran magrebíes. La cuenta además agregó que la mayoría de violadores son de origen extranjero. Al final, se ha demostrado que esa agresión fue realizada por un grupo de hombres valencianos, y no magrebíes.  

No obstante, el perfil de Vox de noticias no quiso quedarse ahí, por lo que el pasado 23 de junio contestó a El País, puntualizando de nuevo el falso origen "magrebí" de los agresores: "Lo País, se os ha olvidado un detalle, son cinco magrebíes. Imprescindible puntualizar el origen extrajero de la mayoría de los violadores para que los españoles tomen conciencia del tipo de delincuentes a los que estáis abriendo las puertas y subsidiando con el dinero de todos."

Después, contestó también a Eldiario.es, que comentó que el perfil había mentido, porque los agresores no eran magrebíes, sino poseían la nacionalidad española. 

Por otro lado, lejos de  mostrar rechazo al comportamiento de la cuenta de noticias, el propio Santiago Abascal ha manifestado su indignación por la condena de los dos menores acusados de violar a una joven en Canet, resaltando también su origen extranjero. 

 

Más noticias de Política y Sociedad