Público
Público
Únete a nosotros

Cambio en la iconografía El Gobierno de PP y Cs prepara un cambio del logo de la Junta de Andalucía que simbolice el fin de la etapa socialista

Bendodo afirma que "es buen momento para cerrar una etapa con sus luces y sus sombras y abrir una nueva de esperanza hacia el futuro". El PSOE critica el gasto que va a suponer mientras el Gobierno "tiene los centros hospitalarios en llamas"

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

El logo actual de la Junta de Andalucía, en una ambulancia. Europa Press

El Gobierno andaluz, formado por una coalición entre PP y Ciudadanos, prepara un cambio del lago de la Junta de Andalucía, que lleva 22 años sin modificarse y que el Ejecutivo vincula a la etapa socialista. Esta es la razón de fondo que llevará a modificarlo: la de simbolizar el cambio, la ruptura de la hegemonía socialista en los elementos externos que indentifican la actividad de la administración.

También se ha interpretado, en círculos socialistas, como un nuevo intento del presidente Juanma Moreno de enterrar la etapa de sus antecesores. En el PP creen que el logo, después del monopolio del PSOE en Andalucía, interrumpido en las autonómicas del pasado 2 de diciembre, se identifica con los socialistas.

Elías Bendodo, el consejero de Presidencia, mano derecha de. Moreno, manifestó a principios de esta semana que pronto se cumplirán 40 años de la Autonomía andaluza “y es buen momento para cerrar una etapa con sus luces y sus sombras y abrir una nueva de esperanza hacia el futuro, que liderará este Gobierno, y uno de los cambios menores es la imagen corporativa”, según recogió Europa Press.

Bendodo agregó que aún no se ha elegido el modelo ni se ha decidido cuándo se procederá al cambio. Diario de Sevilla, el medio de comunicación que adelantó la información ha difundido que podría aprobase un diseño que juegue con la letra A, que se habría licitado por 50.000 euros, y que el cambio se hará público el próximo 28-F, el día de la Comunidad.

El consejero afirmó también que el logo de la Junta está manoseado por el PSOE. “Usted vaya donde vaya se encuentra el logo de la Junta en todos lados y eso no puede ser. Queremos menos logo y más gobierno, menos imagen y más eficacia, creo que es un tema menor”.

Bendodo agregó que no se gastarán "ni un céntimo más de lo imprescindible”. “Conforme se vayan terminando los logos antiguos repondremos con los nuevos. No vamos a hacer un exceso de gasto”, dijo. Y remachó que era algo “se hace en todos lados”, en administraciones y empresas, “para ir renovando”. “Es algo normal y creo que es un tema menor”, según recogió Europa Press.

Una frivolidad

Para el PSOE, por el contrario, el cambio supone una “frivolidad”. “Se dedican a la imagen y dejan a las personas en el camino”, opinó Susana Díaz, la secretaria general del PSOE. “[Bendodo] está más entretenido en juguetear con el logo de la Junta de Andalucía que en atender a quienes están en las puertas de los hospitales”. “Esa es la derecha”, proclamó, según recoge Europa Press.

Así, Díaz incidió en la inversión que supondrá el cambio de logotipo y su impresión en “batas del SAS, en todos los papeles, carpetas, edificios públicos, coches cuando tienen todos los centros hospitalarios en Andalucía en llamas con todos los sindicatos y profesionales en las puertas pidiendo que cubran las bajas, y no tienen dinero para las bajas”, manifestó Díaz.

El logo actual es una síntesis del escudo y de la bandera de Andaucía. Dos arcos definen la bandera, que a modo de paraguas cubren un triángulo que apunta al norte como una brújula ym que representa a Hércules. El logo data del año 1997, cuando la administración entonces dirigida por el socialista Manuel Chaves lo implantó en su primera versión.

La iconografía, aun antes de 1997, siempre ha jugado con el Escudo de Andalucía, que, según la Junta, “se inspira en el de la ciudad de Cádiz, está integrado por la figura de un Hércules que sujeta a dos leones entre columnas y a cuyos pies reza la leyenda Andalucía por sí, para España y la Humanidad”.

Más noticias en Política y Sociedad