Público
Público
Únete a nosotros

Caos absoluto en Interior: policías y guardias civiles se cruzan graves insultos

Los sindicatos policiales denuncian que algunos mandos de la Guardia Civil invaden sus competencias en fronteras como la de Ceuta, una actuación que comparan con el golpe de Estado del 23 de febrero.

Publicidad
Media: 3.11
Votos: 18

El teniente coronel intentó desplazar de la foto ante la prensa a la responsable del operativo del Frontex en Ceuta, ante lo que se abortaron las fotos por parte del Jefe Superior: "En mi despacho mando yo".

MADRID.- Que el ministerio de Interior es un caos absoluto no ha sido ninguna novedad durante esta corta legislatura y durante la pasada, y el ministro en funciones, Jorge Fernández Díaz, parece estar ocupado en demasiados asuntos como para ponerle solución a los múltiples fuegos que se le acumulan.

A las grabaciones en su despacho, desveladas por este diario, en las que conspiraba para montar escándalos contra los partidos independentistas en Catalunya, se suman la guerra abierta entre los comisarios Marcelino Martín-Blas y el oscuro José Villarejo, relacionado con caso del pequeño Nicolás , escuchas ilegales y otras conspraciones. Entre tanto desorden, la descoordinación entre los mandos de la Guardia Civil y la Policía avanza a buen ritmo desde que Mariano Rajoy decidiera volver a separar el mando unificado que instauró Zapatero.

El último episodio de esta descoordinación sin visos de solución ha sucedido en la comisaría de Ceuta. Mientras la Policía denuncia que algunos mandos de la Guardia Civil invaden sus competencias, éstos reprochan al Cuerpo y a los sindicatos policiales sus constantes ataques y "faltas de respeto" a la institución.

La controversia también ha salpicado al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, al que la Policía ve "más preocupado de librarse de los escándalos políticos que le acechan que de poner orden en su Ministerio y de velar por el cumplimiento de la ley". La Asociación Pro Guardia Civil, por otra parte, exige a los responsables de Interior que "ejerzan la coordinación que les corresponde".

En un comunicado, la Unión Federal de Policía relata un incidente ocurrido el pasado jueves con motivo de una visita a Ceuta de una delegación de Frontex relacionada con la operación Minerva, puesta en marcha en los puertos de Algeciras, Tarifa y Ceuta para detectar la inmigración ilegal y la delincuencia transfronteriza.

Según el sindicato, varios guardias civiles liderados por un teniente coronel entraron al despacho del jefe superior de Policía de Ceuta para unirse a la reunión y a una rueda de prensa que se iba a ofrecer.

El jefe policial no permitió que se tomasen imágenes debido a que los guardias no estaban invitados y a su "mala educación", pero estos insistieron en llevar a los miembros de Frontex a ver las instalaciones del instituto armado.

El teniente coronel intentó desplazar de la foto ante la prensa a la responsable del operativo del Frontex en Ceuta, ante lo que se abortaron las fotos por parte del Jefe Superior: "En mi despacho mando yo". Finalmente, la Policía accedió a esa visita para evitar que los invitados se incomodasen más.

Tras este episodio, los sindicatos policiales UFP, SUP y SPP han denunciado este lunes la invasión de competencias por parte de algunos mandos de la Guardia Civil en fronteras como la de Ceuta, saltándose la legislación vigente sin que el Ministerio del Interior haga algo al respecto. "Esa invasión de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta nos recuerda mucho a la que se produjo el 23 de febrero en el Congreso de los Diputados", han asegurado los sindicatos, algo que ha irritado a la Guardia Civil.

"Queremos denunciar el permanente acoso, hostigamiento e invasión de competencias de la Guardia Civil y queremos denunciar que todo esto se hace con la complicidad de un ministro del Interior más preocupado de librarse de los escándalos políticos que le acechan que de poner orden en su Ministerio y de velar por el cumplimiento de la ley", sostiene el sindicato.

Además, la UFP denuncia que algunos mandos del instituto armado "siguen campando a sus anchas con la total anuencia del ministro del Interior".

El Sindicato Unificado de Policía, mayoritario en el Cuerpo, ha denunciado "la invasión sistemática de competencias y funciones propias de la Policía por parte de algunos responsables de la Guardia Civil". 

El portavoz del SUP, Ramón Cosío, ha explicado  que esto ocurre "sin que desde la Dirección General de la Policía ni el Ministerio del Interior se tomen medidas para que se corrijan en el futuro este tipo de inercias".

El Sindicato Profesional de Policía ha exigido una vez más "un escrupuloso respeto del marco competencial" para acabar con estos "ataques" por parte de algunos mandos del instituto armado, que ya son "demasiados", según un comunicado publicado en su web.

El SPP denuncia la "profunda deslealtad" de algunos guardias civiles que "desde hace meses protagonizan una lucha por desacreditar y desprestigiar la labor de la Policía Nacional en el marco de Frontex" y que argumentan un conflicto de competencias para esconder "una actitud desleal de empeño en incrementar su despliegue sin tener en cuenta el marco competencial legalmente establecido".

En respuesta a las acusaciones, la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) ha reprochado a los sindicatos policiales sus ataques al instituto armado y sus acusaciones de invasión de competencias, y ha pedido a los responsables del Ministerio del Interior que ejerzan la coordinación que les corresponde.

En concreto, esta asociación responde, en un comunicado, al otro que ha publicado la Unión Federal de Policía (UFP), que relata un incidente ocurrido el jueves con motivo de una visita a Ceuta de una delegación de la agencia europea Frontex.

Pero lo que ha molestado sobre todo a APROGC es un párrafo del comunicado de la UFP que dice textualmente: "Esa invasión de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta nos recuerda mucho a la que se produjo el 23 de febrero en el Congreso de los Diputados".

Según APROGC, se trata de una "absoluta falta de respeto", porque los insultos a los guardias civiles "reafirman un ánimo soberbio y revanchista que nada tiene que ver con el verdadero espíritu del Cuerpo hermano".

No quiere entrar APROGC en las actuaciones de algunos miembros de la Policía Nacional en la frontera, especialmente Ceuta, Melilla y Algeciras, que "pretenden ejercer competencias que no les corresponden", pero exige a los responsables de Interior que "ejerzan la coordinación que les corresponde".

Más noticias en Política y Sociedad