Público
Público

El cardenal Cañizares, a Oltra:"Me recuerdan a los tiempos de Franco cuando se censuraban homilías"

El cardenal y arzobispo de Valencia afea en sendas cartas al presidente Puig y a la vicepresidenta Oltra que critiquen sus declaraciones sobre el "imperio gay". Remite otra carta abierta a la diócesis en la que dice que "ni es homófobo, ni xenófobo, ni sexista"

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 6

El Cardenal Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares. EFE

MADRID.- El cardenal y arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha remitido dos cartas privadas al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y a la vicepresidenta, Mónica Oltra, en las que tacha de "indecente" la actitud del presidente y espeta a la vicepresidenta la siguiente frase: "Me recuerdan ustedes a los tiempos de Franco, cuando se censuraban homilías", según ha adelantado el diario valenciano Levante-EMV.

Asimismo, Cañizares ha remitido este jueves otra carta, esta vez abierta, a la diócesis en la que dice que "ni es homófobo, ni xenófobo, ni sexista" y que en Les Corts Valencianes se le ha condenado por "prejuicios" y lecturas "sesgadas" de su homilía en la que hablaba del "imperio gay".

En la carta a Mónica Oltra, Cañizares pide que la líder de Compromís rectifique sus declaraciones del 20 de mayo, cuando la vicepresidenta de la Generalitat señaló que el arzobispo había favorecido "un sentimiento de odio" y le reprochó haber pronunciado "mensajes misóginos que humillas a las mujeres". El cargo eclesiástico sostiene, en cambio, en su misiva que tiene un "máximo y exquisito respeto" hacia las personas homosexuales.

"Ni homófobo, ni sexista"

Antonio Cañizares también ha remitido una carta abierta a la diócesis en la que dice que "ni es homófobo, ni xenófobo, ni sexista" y que en Les Corts Valencianes se le ha condenado por "prejuicios" y lecturas "sesgadas" de su homilía en la que hablaba del "imperio gay".

Cañizares recuerda que en el debate parlamentario del pasado jueves se preguntó al president de la Generalitat sobre esa homilía y asegura al respecto que, "faltando al derecho fundamental de libertad religiosa y sin tener en cuenta el principio de una sana laicidad en una democracia plural", se le "sometió, de hecho, a un juicio", sin haberle escuchado y sin defensa por su parte.

Añade que se le condenó en su ausencia "conculcando todo derecho en una sociedad democrática basada en el derecho" y "llevados de prejuicios y de lecturas sesgadas sacadas de algunos medios de comunicación social y de sus interpretaciones".

Cañizares afirma que la homilía en cuestión no había sido leída íntegramente en su conjunto por sus "acusadores y, por tanto, se vertieron juicios" sobre su persona y "sobre un texto que no conocían" y sin darle la oportunidad de defenderse, a lo que añade: "Convirtieron las Cortes en un Tribunal popular, de tan malos recuerdos históricos".

Más noticias en Política y Sociedad