Público
Público

Carolina Bescansa Bescansa aterriza en Galicia: ¿apuesta segura o error de cálculo?

Podemos Galicia recibe con dudas la candidatura de una de las fundadora del partido en una comunidad cuya dirección regional ha padecido un mandato plagado de incidentes. En la capital, también hay dirigentes que desconfían de las intenciones reales de la diputada en las primarias gallegas. 

Publicidad
Media: 3.10
Votos: 10

La diputada de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, antes de valorar ante los medios la propuesta de la ejecutiva de Podemos Galicia EFE/Lavandeira jr

La decisión de Carolina Bescansa de presentarse candidata a la secretaría general de Podemos en Galicia ha puesto patas arriba a una formación que se mueve desde hace años en la comunidad con muchas más dificultades de las que quisiera. Y mientras algunos militantes y simpatizantes consideran que la figura de la cofundadora y ex secretaria de Análisis Político y Social es una apuesta segura para ampliar la base social del partido de cara a las próximas municipales, otros sectores opinan que Bescansa ha errado el tiro en sus cálculos.

Por su enfrentamiento del pasado abril con Pablo Iglesias tras filtrarse un documento en el que detallaba un plan para arrebatarle la secretaría general, y por su cercanía a una cuestionada dirección nacional saliente en Galicia, los apoyos de la diputada gallega ahora podrían ser muchos menos de los que cabría en su tierra. De hecho, tanto militantes de Galicia como dirigentes de Podemos en Madrid temen que detrás del anuncio de presentarse a las primarias, Bescansa intente seguir haciendo política desde Madrid. 

Bescansa, profesora en la Universidad Complutense de Madrid, reside en la capital de España desde hace años, y aunque visita Galicia con frecuencia, algunos militantes aseguran que hasta ahora no se dejaba ver con frecuencia en los actos del partido en la comunidad. Además, Bescansa ha estado durante cuatro años y medio (desde la fundación de Podemos) como inscrita del partido en Madrid, hasta que este verano cambió su afiliación a Galicia, justo después de hacerse público el citado documento para arrebatar el control del partido morado a Iglesias.

En Galicia, Podemos cuenta con un notable respaldo social. Aunque su marca está diluida su bajo la etiqueta de En Marea, el partido instrumental creado junto a Anova, Esquerda Unida y otras formaciones, y que se convirtió en la segunda fuerza política de la comunidad tras adelantar en votos al PSOE en las autonómicas del 2016. También se ha dejado solapar bajo las de las candidaturas de las mareas locales de unidad popular, en las que Podemos se integró en el 2015 para hacer frente al PP en las principales villas y ciudades.

Podemos Galicia sufre desde hace años un enfrentamiento interno por la actual dirección autonómica

El partido, además, sufre desde hace años un larvado enfrentamiento interno entre los partidarios y detractores de la actual dirección autonómica, que ha tenido un mandato plagado de obstáculos y contratiempos desde que la dirección nacional destituyera al anterior secretario general, Breogán Riobóo.

Una asamblea alumbró a una nueva Ejecutiva liderada por Carmen Santos, a quien se etiquetó como "crítica" con Madrid y quien el pasado abril, en plena crisis por el máster de Cristina Cifuentes, tuvo que aceptar la dimisión de su secretario de Organización, Juan Merlo, cuando trascendió que no había terminado los estudios de Ingeniería Industrial, como se deducía erróneamente de la redacción de su currículum.

Casi al mismo tiempo, Santos se enfrentaba a sus aliados de En Marea por un incidente con otra de las diputadas autonómicas violetas, Paula Quinteiro, cofundadora de Podemos Vigo y a quien la policía de Santiago acusó de interferir en su labor cuando esgrimió su credencial de parlamentaria autonómica durante un altercado nocturno. En Marea convocó a sus bases a una consulta en la que el 85% de los participantes reclamaron que renunciara a su acta. Pero Quinteiro se negó, y Santos la apoyó.

La irrupción de Bescansa en Podemos Galicia

La idea de Podemos Galicia era relanzarse de cara a las municipales en la asamblea para renovar a su dirección que se celebrará del 18 al 21 de octubre de este mes. Y, si bien es verdad que la irrupción de Bescansa ha devuelto al partido a las portadas de los periódicos, también lo es que la imagen de división que ha transmitido se contrapone a sus intereses electorales.

Varios dirigentes de Podemos creen que Bescansa se ha dejado convencer por creer que puede conservar su escaño en Madrid

"Carolina siempre estuvo en las quinielas para liderar el partido en Galicia. Eso no es nuevo, y menos aún desde que se filtrara el documento del plan contra Pablo Iglesias y de que , justo después, ella se anotara en el registro de inscritos en Galicia. Pero que lo haya anunciado justo ahora y de la mano de Carmen Santos sí ha sido una sorpresa", confiesa un veterano militante que ha ocupado cargos de representación institucional en Madrid.

También defiende que Bescansa se ha dejado convencer por la promesa de una victoria casi segura que le garantizaría seguir teniendo la influencia suficiente como para conservar su escaño en Madrid. Una promesa demasiado arriesgada. Según asegura la citada fuente, la fundadora de Podemos habría estado llamando estos días a varios líderes locales y representantes institucionales para sondearles sobre su disposición a apoyarla como secretaria general en Galicia, y sólo habría recibido "respuestas negativas". Dirigentes de Podemos en Madrid consultados por Público tienen las mismas dudas y creen que Bescansa puede utilizar las primarias para seguir haciendo política desde la capital. 

Este diario ha tratado, sin éxito, de contrastar ese extremo con Santos y con Bescansa, y de obtener su versión sobre el asunto más allá de la rueda de prensa que la diputada ofreció en Santiago y en la que aseguró que su única intención era "ayudar a Galicia y echar a Feijóo".

En días previos, mantuvo un amago de rifirrafe con Iglesias, cuando éste, durante una entrevista en El Objetivo de La Sexta, explicó que no se habla con ella desde que conoció el plan para derrocarle, y mostró su extrañeza porque Bescansa se mostrara interesada en Galicia después de veinte años viviendo en Madrid. "Los gallegos no dejamos de serlo cuando emigramos", contestó ella en Twitter.

"No conozco sus inquietudes ni sus aspiraciones, porque, entre otras cosas, nunca he coincidido con ella en un acto de Podemos Galicia, Pero si es así y cree que iba a contar con un apoyo mayoritario, yo creo que se ha equivocado", sostiene otra militante crítica con la actual ejecutiva y quien asegura que la lista que presentará de Bescansa en la asamblea de dentro de dos semanas “será la de Carmen Santos, sólo que sin Carmen Santos".

Santos niega que Bescansa se haya alejado de Galicia

Por su parte, Carmen Santos niega que Bescansa haya dejado de tener contacto con las bases gallegas. Todo lo contrario. "Puedo asegurarle que el 80% del partido apoya a Carolina, que siempre se ha sentido la protectora de nuestro proyecto y siempre se ha preocupado por él. Al contrario que Tone [Gómez-Reino], que sobre todo se ha rodeado de la gente de las Mareas, pero no de la de Podemos", apunta la todavía secretaria general.

Santos también subraya que, al margen del enfrentamiento personal entre Bescansa e Iglesias, no puede trazarse entre ellos una línea roja que sirva a al vez para ubicar los cimientos de los candidatos en Galicia: "La mayoría de quienes apoyan a Carolina están también con Pablo Iglesias. Gómez-Reino sólo tiene de su lado a las Mareas, a los anticapitalistas y a los errejonistas",

Bescansa se enfrentará a Gómez-Reino y José M. Pérez

Esa candidatura se enfrentará previsiblemente a otras dos: la del lucense José Manuel Pérez Afonso, Josito, cuyo entorno también mantiene posturas alejadas de las de la actual ejecutiva, y la del coruñés Antón Gómez-Reino, compañero de Bescansa en el Grupo Parlamentario en Madrid y quien, según las fuentes consultadas, cuenta con el pleno apoyo de Pablo Iglesias.

Gómez-Reino, que ha estado negociando el apoyo de los círculos próximos a Iñigo Errejón, también cuenta con numerosos sostenes en Galicia, entre ellos el del ex senador José García Buitrón y el de la ex secretaria local de A Coruña, Isabel Faraldo quien subraya que el diputado “ha trabajado desde el minuto uno” en la construcción de Podemos en Galicia y es “el mejor puente entre Galicia y Madrid”.

Por su parte, Gómez Reino celebra que Bescansa presente su candidatura a la asamblea, pero advierte que no debe hacerlo para encontrar refugio a sus aspiraciones personales: “Galicia no puede ser el segundo plato ni el retiro dorado de nadie. Podemos Galicia estuvimos en la vanguardia del movimiento social que alumbró el 15-M, y tenemos que seguir siéndolo. Pero para eso hay que conocer el país”, señaló.