Público
Público

Casa Real vuelve a utilizar sus reservas para incrementar su presupuesto por encima de los 8 millones de euros

La Zarzuela recurre por segundo año consecutivo al "remanente de tesorería no afectado" para hacer frente a parte del contrato suscrito con Telefónica para la renovación de su plataforma de comunicaciones. La Familia Real en concreto ha supuesto un gasto de 295.873 euros en lo que va de año.

Reyes en Benidorm
Los reyes durante la visita realizada a Benidorm el pasado 3 de julio. EFE

Los gastos de la monarquía española vuelven a engordar en 2020, y lo hacen recurriendo a los recursos que la Casa Real ya tenía guardados para ello. Según consta en el documento de liquidación presupuestaria del segundo trimestre del año que acaba de publicar La Zarzuela, el presupuesto definitivo contará con otros 648.519 euros, por lo que la cifra anual sube hasta los 8.535.669 euros.

El incremento presupuestario de este año proviene de las arcas de la Casa Real, ya que se financia con cargo al denominado "remanente de tesorería no afectado", unas reservas que le permiten pagar aquellos gastos que no puedan ser oficialmente cubiertos con lo presupuestado para la monarquía en los Presupuestos Generales del Estado.

"Hay que señalar que la Casa no dispone de asignación extrapresupuestaria alguna, constituyendo el 'remanente de tesorería no afectado' la liquidez necesaria y único recurso de financiación para hacer frente a los posibles proyectos cuya financiación exceda de los créditos asignados por los Presupuestos Generales del Estado y a los anticipos que la Institución realiza a lo largo del ejercicio presupuestario a otros Organismos o Instituciones, aunque dichos gastos sean finalmente asumidos por los mismos", explicaba La Zarzuela en el documento sobre las cuentas anuales de 2019.

Fue precisamente el año pasado cuando la monarquía rompió la tónica que mantenían sus cuentas desde 2013, cuando el Presupuesto anual se situó en los 7.933.710 euros. Durante los cinco años siguientes se mantuvo en cifras similares, mientras que en 2019 se produjo una "modificación presupuestaria" con cargo al remanente de tesorería no afectado que le permitió pasar de los 7.887.150 euros inicialmente previstos hasta los 9.339.150 euros que finalmente se asignaron.

Aquel incremento tenía como objetivo "la financiación de la inversión necesaria para evolucionar la plataforma de comunicaciones". Se refería en concreto a un contrato que se había suscrito a finales de 2018 con Telefónica para la renovación tecnológica de la Casa Real, lo que incluía la "prestación de servicios seguros de comunicaciones y tecnologías de la información, evolución y mantenimiento de las infraestructuras necesarias para la correcta prestación de los mismos".

El coste total de ese contrato con Telefónica, que tiene como fecha de finalización el 31 de diciembre de 2023, alcanza los 4.658.500 euros, de los cuales 1.936.000 euros serán cubiertos recurriendo al remanente de tesorería no afectado.

"Este incremento del presupuesto para el ejercicio 2019 no se ha realizado con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, siendo asumido en exclusiva por la Casa de S.M. el Rey con cargo a las reservas generadas en los ejercicios precedentes", destacaba en el documento sobre las cuentas anuales. Allí se establecía además que "1.452.000 euros tendrán reflejo en el capítulo de inversiones en ejercicio 2019 y el resto, 484.000 euros, se aplicarán en el 2020".

En ese contexto, las cuentas de este año se verán finalmente incrementadas en 648.519 euros. "De este importe total, 164.519,66 euros corresponden a parte de los 1.452.0000 euros de inversiones cuya ejecución estaba prevista en el ejercicio anterior, pero que se llevarán a cabo en este ejercicio, y 484.000 euros corresponden a la parte prevista para este ejercicio", detalla La Zarzuela en su documento.

El gasto de la Familia Real

El informe sobre el estado de ejecución del presupuesto también permite conocer lo que ha costado la Familia Real hasta el 30 de junio: 295.873 euros, lo que supone el 53% de lo previsto para todo el ejercicio. De ese monto se ha caído la asignación que hasta marzo pasado cobraba Juan Carlos I y que le fue retirada por decisión de su hijo.

"Esta decisión implica, en términos presupuestarios, un decremento de las cantidades a satisfacer por este concepto de 161.036,34 euros sobre el importe anual previsto", explica el documento. Se recuerda además que este importe se ha detraído del apartado denominado "Familia Real" para incrementar el denominado "Fondo de Contingencia", "destinado a hacer frente a necesidades de carácter no discrecional". Actualmente, dicho fondo cuenta con 172.998 euros íntegramente disponibles.

Más noticias de Política y Sociedad