Público
Público

Casado y Ayuso se vuelven a evitar en la manifestación de policías y solo han coincidido una vez desde la Convención 

La última vez que se pudo ver conjuntamente al líder de los populares y la presidenta de la Comunidad de Madrid fue el 19 de octubre, en un acto empresarial. Este sábado estaba prevista una nueva imagen, en la manifestación de policías que, salvo sorpresa, tampoco va a producirse. La crisis en el partido sigue lejos de solucionarse.

(I-D) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el presidente del PP, Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.
(I-D) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el presidente del PP, Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida el pasado 19 de octubre. Alberto Ortega / Europa Press

Las calles de Madrid acogen este sábado una manifestación de las principales asociaciones de Policía y Guardia Civil. Protestan contra las intenciones del Gobierno de reformar la Ley de Seguridad Ciudadana, conocido por diferentes colectivos como "ley mordaza". La derecha y extrema derecha política apoyan estas reivindicaciones. PP, Vox y Cs reeditarán mañana una especie de "foto de Colón", que ya tuvo su preludio este pasado miércoles frente a la Delegación de Gobierno en Madrid. Quienes, salvo sorpresa mayúscula de última hora tampoco se fotografiarán juntos serán el presidente nacional del PP, Pablo Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Ambos se han evitado en los últimos tiempos y solo han coincidido una vez desde la sonada Convención Nacional del partido. 

Ayuso había sido la primera en anunciar su presencia en dicha convocatoria tras una reunión mantenida el viernes 12 de noviembre con diferentes asociaciones policiales. Días después, el PP se sumaba al respaldo oficial de su partido "al más alto nivel". La presencia de Casado, que sí estuvo el miércoles, se esperaba para este sábado. Pero el líder de los populares ha cambiado su agenda en los últimos días. La excusa es la celebración de un encuentro de presidentes provinciales del PP que se celebra en León desde este mismo viernes. 

El secretario general del PP, Teo García Egea, inaugura esta mañana el encuentro. Pero Casado quiere estar mañana sábado, a primera hora, junto al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. Desde Génova, según confirman a Público fuentes de la dirección nacional, la intención es que al presidente del PP le dé tiempo a llegar al final de la convocatoria, cerca de las 14.00, tras su acto en León. 

Una agenda que el propio Casado ha confirmado ante los medios este viernes en una bodega riojana. Preguntado expresamente por el "juego del gato y el ratón" con Ayuso, el líder del PP ha lanzado un pequeño dardo. "Yo ayer tenía cuatro actos públicos, a tres de ellos habían sido invitados Ayuso y Almeida...cada uno llega donde puede", ha dicho.

Por su parte, Ayuso, que comparecía casi a la misma hora en una quesería madrileña, ha disculpado a Casado. "Yo estaré siempre encantada de coincidir con el presidente y estar juntos", ha dicho. "No puede estar en todas partes a la vez", ha dicho además sobre su ausencia prevista también para el día 3 en un acto organizado por el Gobierno madrileño sobre la Constitución. 

De esta manera se evitaría presumiblemente un encuentro con Ayuso. También asistirá otro de los nombres propios en la disputa por el partido en Madrid, el alcalde y portavoz nacional José Luis Martínez-Almeida. El trío no coincide en un acto desde el pasado 19 de octubre, en un evento de inauguración del Campus IE Tower en Madrid. En esa fecha se produjo la última fotografía de los tres. Almeida sí ha coincidido con Casado o Ayuso desde entonces pero no así el máximo dirigente del PP y la mandataria madrileña. 

Sin foto conjunta en Puertollano y Granada

La crisis del partido, una guerra total, está lejos de solucionarse pese a los llamamientos en público y privado. La tensión sigue presente en el ambiente. Se vio especialmente en las declaraciones realizadas, por ejemplo, en el marco del Congreso del PP en Andalucía. Los recados cruzados entre Ayuso, Casado y García Egea marcaron el cónclave de reelección de Juanma Moreno. La agenda estuvo calculada para que la presidenta madrileña no coincidiera, ni siquiera en el día, con los dirigentes de Génova.

"Todo se malinterpreta", dijo el pasado lunes Ayuso, en la resaca de aquel congreso. Un intento de cordialidad y perfil bajo tras un fin de semana intenso en Granada. La presidenta madrileña no quiso contestar a Casado y dijo no sentirse aludida por su referencia a los "solistas" en el PP o que el partido no debe ser un "talent show". "

Una semana antes, también la programación evitó la coincidencia de los protagonistas de la disputa. En Puertollano, el Congreso de los populares castellanomanchegos pretendió simular una unidad interna que no existe. 

A toda esta situación en el PP de Madrid, que se extiende a todo el territorio, se le han sumado nuevos frentes de batalla en los últimos días. Uno de ellos, el libro de la exportavoz Cayetana Álvarez de Toledo, con durísimas críticas a Casado, García Egea y otros compañeros. Un posible adelanto electoral en Andalucía y la participación de Casado en una Misa en Honor a Franco han sido otras piedras en el zapato de los populares. 

Más noticias