Público
Público

El nuevo líder del PP Casado ya se ha reunido con Rajoy y no se verá con Santamaría hasta el miércoles

El nuevo presidente del PP anuncia que su primer Comité Ejecutivo tendrá lugar el jueves, en Barcelona y no en Madrid, para dejar clara cuál es la "prioridad" de su proyecto. Ahí desvelará quiénes obtienen cargo en el nuevo PP

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente del PP, Pablo Casado, y su predecesor, Mariano Rajoy, en la reunión mantenida el lunes 23 de julio en la sede de la calle Génova. PP

Pablo Casado asegura que todavía no tiene claro cómo repartir los cargos en la nueva dirección del partido. Con la lista al Comité Ejecutivo Nacional y a la Junta Directiva Nacional ya aprobadas por los compromisarios este fin de semana, y con apenas dos sillones libres en el primer órgano, el flamante presidente del PP se reunirá el miércoles con la perdedora del XIX Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, para ver "la disponibilidad de su equipo para integrarse".

No ha detallado qué ofrecerá a Santamaría, a la que asegura que no verá antes porque "va a estar fuera de Madrid hasta entonces". Este lunes, Casado ya se ha reunido con su predecesor, Mariano Rajoy, en la sede de la calle Génova. El partido ha remitido un sucinto comunicado e imágenes del encuentro, sin explicitar por el momento ninguna de las conclusiones alcanzadas en esta cita. Fuentes de la formación conservadora aseguran que la reunión comenzó a las 9.15 horas y que ha durado 90 minutos. 

Casado confirma que Juan Manuel Moreno Bonilla seguirá siendo candidato a la Junta de Andalucía, pese a que apoyó a su rival

Es el primer encuentro entre ambos desde el Congreso extraordinario celebrado este fin de semana. Sin criticar directamente a su predecesor, Casado elevó la impugnación de la gestión de Rajoy a pilar fundamental de su propuesta; el expresidente del PP sacó pecho en su discurso del viernes por los resultados de su Gobierno, en lo que se interpretó como un guiño a Santamaría.  El nuevo líder del PP quiere volver a los viejos "valores", y por tanto corregir el rumbo marcado por el marianismo. 

En otro orden de cosas, Casado ha avanzado que no reunirá al Comité Ejecutivo Nacional del partido hasta el jueves, y que en lugar de hacerlo en Madrid, como es costumbre, este órgano se reunirá en Barcelona, para dejar clara cuál es la "prioridad" del nuevo PP -o retornado, según Casado, que hoy repetía la que ya es su nueva consigna, "el PP ha vuelto"-. 

Será en este Comité Ejecutivo cuando se conozca el nuevo organigrama del PP, sobre el que tampoco ha querido soltar prenda. Sólo ha recordado que la secretaria o secretario general no pueden ser del equipo de Santamaría, ya que según los Estatutos del partido este cargo es el único que necesariamente debe salir de su lista, que fue la más votada. Los organigramas "ya no son tan importantes" según el líder del PP, que insiste en que lo fundamental es que haya "un discurso claro y nítido".

En su primera semana como presidente de la formación conservadora, Casado ha concedido este lunes entrevistas a COPE, EsRadio y Onda Cero para repetir los mismos argumentos: que no está haciendo virar el partido hacia posiciones más a la derecha; que hará lo posible por integrar "al máximo nivel"; que la formación sale "fortalecida" del Congreso" y que mantendrá la estructura orgánica elegida en los congresos regionales y provinciales. 

Sobre esto último, Casado ha asegurado que el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, seguirá siendo candidato a las elecciones en esta región, pese a que apoyó a Santamaría en el Congreso. 

Además, ha presumido de que el PP tiene un proyecto "más definido" que Ciudadanos, a quienes aspira a arrebatar los votantes que antes respaldaban al PP. En última instancia, en este caso en EsRadio, Casado ha vuelto a amenazar con elevar la tensión en Catalunya: sin concretar, ha asegurado que si la agenda de los independentistas sigue adelante él reclamará una nueva aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya, recordando que el PP tiene la mayoría absoluta en el Senado, y obviando que este artículo sólo puede ser activado por el Gobierno, como precisamente establece la Carta Magna.