Público
Público

CASO ALTSASU Los presos de Altsasu cumplen mil días en prisión con la vista puesta en el Supremo

Los familiares de los condenados por la pelea de bar vuelven a movilizarse este sábado para pedir justicia. La próxima fecha clave será el 18 de septiembre: ese día se revisarán los recursos formulados por la defensa.

Publicidad
Media: 3.87
Votos: 15

Imagen de una de las movilizaciones realizadas para pedir la libertad de los jóvenes de Altsasu. EFE/Jesús Diges

La altsasuarra Edurne Goikoetxea ya está acostumbrada a hablar con periodistas. O mejor dicho, tuvo que acostumbrarse a la fuerza. Como a la fuerza le tocó hacerse a la idea de que su hija y otros chicos de su pueblo eran acusados de “terroristas” por la pelea de bar en la que se vieron involucrados dos guardias civiles fuera de servicio. Tres de esos jóvenes cumplen este año un aniversario que nunca hubiesen deseado: llevan mil días en la cárcel.

“Hace mil días casi nadie conocía a Altsasu. Ahora todo el mundo ha oído hablar de este pueblo por algo malo”, afirma esta mujer. No obstante, a lo largo de este tiempo también han descubierto la solidaridad y el apoyo de miles de personas que han participado en las distintas movilizaciones realizadas tras aquel 15 de octubre de 2016 en el que este municipio navarro, a la fuerza, comenzó a salir en los medios.

Al mes siguiente, tras una intensa campaña mediática, ocho jóvenes de esa localidad fueron detenidos. Tres de ellos –Adur Martínez de Alda, Jokin Unamuno y Oihan Arnanz- llevan presos desde entonces. Otros cuatro fueron encarcelados en junio de 2018 tras conocerse la sentencia, incluso aunque aún no fuese firme. Todos ellos recibieron penas de entre 9 y 13 años de cárcel por delitos de atentado a la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. Ainara Urquijo, la octava imputada, fue condenada a dos años de cárcel, por lo que no fue detenida.

Los jóvenes presos están hoy en la cárcel alavesa de Zaballa, situada a unos sesenta kilómetros de Altsasu. Allí dentro aguardan que llegue el día 18 de septiembre, fecha señalada para la vista que se celebrará en el Tribunal Supremo, que deberá pronunciarse sobre los recursos formulados por la defensa. “Queremos tener la esperanza de que algo se mejorará. Sabemos que lo que se está padeciendo ya no lo quita nadie, pero al menos se puede parar esta aberración”, afirma Goikoetxea.

En el horizonte de los familiares sigue estando el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH), al que no descartan acudir una vez acabado el recorrido judicial en España. “Nosotras no estábamos preparadas para nada de esto. El camino nos lo han impuesto y hemos aprendido a andarlo: hasta que no estén en casa no vamos a parar”, añade la portavoz del grupo de madres y padres.

"Mil mensajes, mil besos"

Los mil días en prisión no pasarán desapercibidos en Altsasu, donde habrá distintos actos de apoyo a los jóvenes encarcelados. La mezcla de denuncia y solidaridad también se dejará sentir en las redes sociales –el grupo de madres y padres ha llamado a enviar fotos con el emblema "mil días, mil mensajes, mil besos"– y en el monte Beriain, donde a la mañana "se presentará un libro que recorrerá diferentes pueblos y ciudades recogiendo mensajes de apoyo que posteriormente se les hará llegar a nuestro hijos", adelantaron desde el grupo de familiares.

"En esta primera etapa, el libro viajará mediante diferentes relevos (bicicleta de montaña, parapente, patines, a pie…) hasta la concentración que se celebrará a las 20:00 en la Plaza de los Fueros de Altsasu", señalaron. Será precisamente en ese lugar donde se realizará "un mural colectivo para exigir la libertad inmediata" de los siete presos.

Más noticias en Política y Sociedad