Público
Público

Caso Bandenia Conde Pumpido hijo niega cualquier relación con delitos de blanqueo en clubes de alterne

El abogado se ha defendido alegando que la única relación con los investigados es que le dejaron un dinero a deber por la venta de unos cuadros y muebles familiares que no llegaron a pagarle.

Cándido Conde-Pumpido, con Elpidio Silva. EFE

europa press

El abogado Cándido Conde-Pumpido, hijo del magistrado homónimo, ha negado este martes ante el titular del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional José de la Mata, haber participado en los delitos de blanqueo de capitales procedentes de dueños de prostíbulos por los que está siendo investigado en relación al caso Bandenia.

Según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio, Conde-Pumpido ha reconocido haber sido el letrado de los investigados y ha explicado que le dejaron un dinero a deber por la venta de unos cuadros y muebles familiares que no llegaron a pagarle. Esa es toda la relación que según ha afirmado, tenía con esas personas.

Conde-Pumpido ha contestado a las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción y a su propio letrado, no así a las defensas de otros investigados, como la de José Miguel Artiles Ceballos que se encuentra en prisión provisional como responsable de Bandenia, el supuesto 'chiringuito financiero' que habría proporcionado al abogado un crédito ficticio para 'tapar' ingresos irregulares.

Durante el interrogatorio, Fiscalía ha solicitado preguntar también por otra de las líneas de investigación, según la cual el abogado habría puesto una empresa a disposición de sus clientes para que pudieran seguir facturando de negocios como prostíbulos cuando tenían las cuentas intervenidas tras un golpe policial contra blanqueo en clubes de este tipo (Operación Pompeya).

El magistrado, según las mismas fuentes, habría pedido tratar en otro momento este asunto, que podría derivar en una imputación por un delito de alzamiento de bienes u otro de blanqueo contra Conde-Pumpido hijo.

El juez De la Mata imputó al abogado a instancias de Anticorrupción para investigar si el letrado utilizó una línea de crédito del citado chiringuito financiero para lavar el dinero de origen ilícito de unos clientes que regentan el club de alterne "Vive Madrid".

Estos empresarios fueron detenidos a raíz de la denominada Operación Pompeya, que se desarrolló en 2015 y que afectó a más de medio centenar de personas a las que relacionó con actividades de blanqueo de dinero procedente de la explotación sexual de mujeres.