Público
Público

'Caso Enredadera' El presidente de la Junta de Castilla y León mantiene al consejero implicado en el 'caso Enredadera' pese a la oposición de Cs

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, el ex juez Juan Carlos Suárez-Quiñones, fue grabado ofreciendo al empresario José Luis Ulibarri la adjudicación de una obra sin concurso. "La Administración soy yo", le llegó a decir al empresario.

El presidente de la Junta Alfonso Fernández Mañueco (derecha), y el vicepresidente, Francisco Igea (izquierda). (NACHO GALLEGO | EFE)

Público | efe

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha defendido este martes la permanencia en su Gobierno del consejero de Fomento y Medio Ambiente, el ex juez Juan Carlos Suárez-Quiñones, implicado el caso Enredaderael fraude en la adjudicación de contratos de gestión del tráfico y multas, en la que fueron detenidas decenas de personas, incluidos alcaldes, ediles, policías y empresarios en julio de 2018 y que aún sigue bajo investigación judicial. El nombramiento no ha gustado nada a Ciudadanos, socio de gobierno de Mañueco en la Junta de Castilla y León, formación que en días pasados mostró sus reparos al nombramiento de Suárez-Quiñones.

En la rueda de prensa en la que ha dado la lista de integrantes de su Gobierno, Mañueco ha dicho que no tenía conocimiento de que el líder autonómico de Cs y ahora vicepresidente y portavoz de su Gobierno, Francisco Igea, planteó como "imposible" que Suárez-Quiñones formara parte de un gobierno de cambio respaldado por su partido. 

Igea pronunció estas palabras en una entrevista con la Agencia EFE, en la que vinculó esta imposibilidad al "sentido común", por su aparición en las grabaciones policiales del caso Enredadera de supuesta corrupción, en las que hablaba con un empresario investigado, José Luis Ulibarri, para ofrecerle hacerse cargo de una obra cuyo adjudicatario original había quebrado.

En esa grabación, ante las dudas del propio empresario, que planteó que debía ser la Administración la que se dirigiese a su empresa para realizar este trámite, Suárez-Quiñones le respondió: "La Administración soy yo".

"Lo que ha dicho el partido Ciudadanos es público", ha respondido Mañueco al ser preguntado por esta circunstancia, pero ha añadido que las personas que están en este Gobierno "están porque quiere el presidente de la Junta", pero a propuesta del PP y de Ciudadanos.

Sobre el modo en que ha conseguido superar las reticencias del dirigente de Ciudadanos sobre la persona de Suárez-Quiñones, Mañueco ha dicho que lo han solventado "con moderación, diálogo y entendimiento".

Sólo Suárez-Quiñones y el nuevo consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, se mantienen en el Gobierno nombrado este martes por Mañueco respecto al anterior Ejecutivo de Juan Vicente Herrera.

Igea encabeza, como titular de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, un grupo de cuatro consejeros de Ciudadanos: Verónica Casado (Sanidad) –considerada en 2018 como la mejor médica de familia del mundo–, Germán Barrios (Empleo e Industria) y Javier Ortega (Cultura y Turismo).

Completan esta nómina y se estrenan en el Ejecutivo autonómico los propuestos por el PP: Ángel Ibáñez (Presidencia), Rocío Lucas (Educación), Isabel Blanco (Familia e Igualdad de Oportunidades) y Jesús Julio Carnero (Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural).

En palabras de Mañueco, se trata de un gobierno "lógico" y que nace diálogo con Ciudadanos para un periodo de "cuatro años", con un perfil "moderado, reformista y centrado en las personas", que practicará "políticas liberales y de centro" para acometer "los retos del futuro" de la Comunidad.

Son siete hombres y tres mujeres quienes integran el primer gobierno formado por Mañueco, quien de este modo ha acabado con la paridad del último gobierno formado inicialmente por su predecesor, Juan Vicente Herrera, quien nombró hasta a cinco: Rosa Valdeón –luego dimitió–, Pilar del Olmo, Milagros Marcos, Alicia García y Josefa García Cirac.

Preguntado sobre esta cuestión, Mañueco ha reconocido que la paridad entre hombres y mujeres era una de las "muchas circunstancias que se han tenido que tener en cuenta", pero ha mencionado también a los "territorios", en referencia a la representación de las provincias de la Comunidad.

Sin embargo, ha preferido no analizar en profundidad el hecho de que no haya el mismo número de hombres y mujeres en el Ejecutivo, sino en el hecho de que todos ellos estén "a la altura de las expectativas".

Más noticias