Público
Público

Caso ERE Susana Díaz, tras los ERE, pide "perdón a los andaluces" y defiende que "ni Chaves ni Griñán ni el PSOE se han llevado un duro"

La expresidenta asegura que su Gobierno sí persiguió el dinero defraudado 

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en una imagen de archivo. - EFE

raúl bocanegra

Susana Díaz rompió este jueves su silencio tras la demoledora sentencia del caso de los ERE, que ha puesto al PSOE en Andalucía contra las cuerdas. La expresidenta de la Junta, hoy secretaria general del PSOE de Andalucía, pidió perdón a los andaluces, defendió que ni los expresidentes ni el PSOE se ha llevado ni un duro y aseguró que su Gobierno, al contrario de lo que defienden PP, Ciudadanos y Podemos, sí persiguió la devolución del dinero público defraudado. “Ha sido duro en lo humano. Claro que te duele”, dijo.

Díaz, en una entrevista en La Sexta, recordó que ya pidió disculpas por el caso en 2011 cuando era secretaria de Organización y que lo hará todas las veces que haga falta. Habló de “bochorno”, de tristeza. Dijo: “Han sido diez años durísimos”. “No quiero que mi tierra esté en los papeles de esa forma".

Al mismo tiempo, trató de desmarcar al PSOE actual y a ella misma de aquellos hechos que se produjeron en “un tiempo antiguo” en el que ella “no estaba”. “Cuando llegamos al Gobierno, habíamos aprendido esas dos lecciones, comportamiento ejemplar, y además poner todos los controles. Desde ese momento, eso no vuelve a pasar”, afirmó la expresidenta.

“Se han aprovechado [en referencia a la consejería de Empleo] de un gobierno para llevarse un dinero tan duro, como el dinero destinado a la reconversión de miles de familias. Claro que me duele. Me entristece que eso haya pasado bajo un gobierno socialista. Es imposible que a un socialista esto no le duela. Sí sé que no ha habido enriquecimiento. El dinero no está en Panamá ni en Suiza, ni en el bolsillo de Manolo [Chaves] ni en el de Pepe [Griñán]”, dijo. Luego, agregó: “Si uno lee durante los 1800 folios de la sentencia, el PSOE como organización política no aparece en ningún sitio, ni una sola vez. No hay financiación ilegal del PSOE”.

Sobre Chaves y Griñán, Díaz dijo: “No lo esperaban. Ellos saben que no se han llevado ni un duro, uno está más en el desconcierto de no esperarlo, y en el caso de Pepe, muy mal. Asumieron su responsabilidad. Dimitieron. Pepe Griñán se va porque no quiere que este caso haga daño a Andalucía. Están fuera del PSOE después de haber sido todo. Pepe y Manolo civilmente lo llegan pagando diez años. Pepe no salía ni a la calle”.

Red clientelar y recuperación del dinero

Díaz trató de combatir lo que llamó “trazo grueso” y “mentiras” y negó que existiera una red clientelar y que existiera dopaje del PSOE. Díaz defendió que el dinero, los 680 millones, no fue malversado en su integridad, sino que el grueso fue a parar a donde debía, a 7.000 trabajadores despedidos de sus empresas, que cobraron su prestación durante la etapa socialista, y, también, en la actual, la del Gobierno de PP y Ciudadanos.

Díaz también salió al paso de la acusación de que no reclamó el dinero de los ERE cuando era la presidenta de la Junta, que ha servido a PP, Ciudadanos y Podemos para pedirle la dimisión. La expresidenta leyó el escrito del gabinete jurídico de la Junta de Andalucía en el que se dice, entre otras cosas, que se pedirá lo defraudado en las causas en las que se juzga, caso a caso, las ayudas de los ERE. “Hasta el último día estuvimos reclamando en los juzgados el dinero. Se puede recuperar. [Las ayudas] a Surcolor y Acyco son las primeras que nos ha dado la razón”, afirmó la expresidenta. “Es decir, los 7000 que están cobrando, ¿son responsables? Si hay casos delictivos hay, tienen que pagarlo”, dijo Díaz. 

Díaz arremetió contra Juanma Moreno, el presidente de la Junta de Andalucía. “La sentencia son 1800 folios. A la media hora ya había quien hablaba. No me parece legítimo que Moreno dijera que nos habíamos retirado de la causa. No es cierto. No aceptamos lecciones de nadie”.

El futuro de la expresidenta

Díaz también fue preguntada por su futuro, por si seguirá al frente del PSOE en Andalucía y será candidata a la Junta de Andalucía, ahora que han surgido voces, tras la sentencia, que tratan de acabar con su etapa. Ella manifestó que quiere presentarse a las primarias, que se ve con ilusión y con ganas, y que la decisión dependerá finalmente de los militantes. “Esto es el PSOE. Nosotros, los militantes, elegimos. A veces, se gana, y otras veces, no se gana”, dijo. “Los partidos no se heredan. Son de sus militantes y de quienes se identifican con él”, agregó, al respecto de quienes dicen que ella es heredera de Chaves y Griñán. “Heredera soy de mis padres y heredaré poco”, agregó.

La expresidenta quiso dejar claro que es “irracional” que a ella y a Pedro les quieran meter en los ERE. “Yo llegué años después de los ERE al Gobierno. En mi gobierno no quedó nadie. No hay un consejero imputado por esto, ni por nada".

“Regeneramos el PSOE de Andalucía en ese momento –cuando dimitió Griñán–. Algunos me achacaron que era ingrata… injusta porque puse punto y final a una época”, añadió. “Hay gente que ha escrito muchos epitafios, sé que hay gente que le molesta, sobre todo en la derecha, que Pedro y yo rememos en la misma dirección”, remachó.

Después, añadió: “Hay mucha gente que quiere perderme de vista, sobre todo quien no logra ganarnos las elecciones. Si fuera por ellos, no quedaríamos ninguno en el PSOE. Hemos ganado todas las elecciones con este juicio abierto. La gente sabe distinguir, lo que ha pasado te abochorna, te duele, pero…”

Díaz tuvo palabras amables para la ministra María Jesús Montero, que fue consejera suya, y a quien se coloca en la carrera por la secretaría general del PSOE: “Tenemos buena relación. Le reconozco su valía. Tiene mucho que aportar siempre”. También apoyó a Pedro Sánchez, con quien mantiene ahora relaciones fluidas, en su intento de formar un gobierno con Unidas Podemos.

Y cerró asegurando que la oposición en Andalucía le está enseñando muchas cosas: “Es una etapa de aprendizaje. La oposición con humildad te permite aprender”.