Público
Público

Caso Púnica La Audiencia de Madrid archiva la denuncia de Granados contra la Guardia Civil

Granados señalaba en su denuncia que los agentes que participaron en la transcripción de esas intervenciones telefónicas admitieron que por falta de medios no investigaron la relación de Marjaliza con traficantes de droga. No obstante, la Audiencia Provincial no ve que sean suficientes para incriminar unas "meras hipótesis o conjeturas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francisco Granados, a su llegada a la sede del tribunal, en una imagen de archivo. (EFE)

La Audiencia de Madrid ha archivado la denuncia que el exconsejero madrileño y exdirigente del PP regional Francisco Granados interpuso contra agentes de la Guardia Civil al considerar que no habían investigado al cerebro de la trama Púnica David Marjaliza por un presunto delito contra la salud pública.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, la Audiencia desestima el recurso de apelación que interpuso Granados, cabecilla de esa trama de corrupción, contra la decisión del juzgado de Instrucción número 29 de Madrid que acordó el sobreseimiento de la causa que se inició por la denuncia del exdirigente popular. De este modo, la Audiencia hace suya la decisión del juzgado, la confirma "íntegramente" y archiva el caso, toda vez que ya no cabe recurso alguno.

Granados interpuso la denuncia porque entendía que en las intervenciones telefónicas del caso Púnica podrían apreciarse "serios indicios" de la comisión por parte de Marjaliza de un delito de drogas.

En su denuncia, Granados señalaba que los agentes que participaron en la transcripción de esas intervenciones telefónicas admitieron que por falta de medios no investigaron la relación de Marjaliza con traficantes de droga, ya que entendían que era más importante esclarecer su implicación en la trama Púnica.

Granados se apoyaba en el artículo 408 del Código Penal

Granados se remitía al artículo 408 del Código Penal, que castiga a autoridades o funcionarios que intencionadamente no persigan un delito del que tengan conocimiento. Sin embargo, tanto el juzgado de Instrucción que vio el asunto como la Audiencia Provincial no ven motivos suficientes para castigar a los guardias civiles.

Y es que "del examen de las diligencias remitidas y de lo expuesto por el propio Granados -dice el auto- solo se desprende la supuesta amistad entre el señor Marjaliza y un individuo al que llama 'El Cojo' que, al parecer, tiene un hermano que fue condenado por cometer un delito contra la salud pública".

"La sospecha que fundamenta el recurso carece de respaldo indiciario alguno"

"Nada más puede extraerse de las expresadas intervenciones telefónicas", subraya el auto de la Audiencia. Y continúa: "Resulta patente la falta absoluta de indicios que relacionen a dicha persona (Marjaliza) con un supuesto delito contra la salud pública".

La Audiencia Provincial no ve que sean suficientes para incriminar unas "meras hipótesis o conjeturas, por mas que puedan resultar verosímiles o factibles".

Para la Audiencia, de las actuaciones remitidas solo se desprende que había "un frecuente contacto telefónico" entre Marjaliza y "El Cojo" relacionado con "supuestos negocios comunes". "La sospecha que fundamenta el recurso (de Granados) carece de respaldo indiciario alguno", por lo que lo desestima, a la vez que confirma la resolución del juzgado de Instrucción número 29.

Más noticias en Política y Sociedad