Público
Público

Castro autoriza la venta del palacete de la infanta Cristina y Urdangarín en Pedralbes

El juez levanta el embargo sobre la propiedad. Tendrán que abonar 2,3 millones de euros en el juzgado tras la venta

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin.

PALMA.- El juez del caso Nóos, José Castro, ha dado permiso hoy a la infanta Cristina y a Iñaki Urdangarin para vender por 6,95 millones de euros su palacete de Pedralbes, en Barcelona, con la condición de que se comprometan a pagar sus fianzas con los 2,3 millones que les reportará la operación.

El juez instructor ha aceptado las condiciones que plantearon la hermana del Rey y su esposo para vender su palacete en la urbanización de Pedralbes, que requiere de su autorización porque la mitad de la propiedad estaba embargada por la primera fianza impuesta a Urdangarin.

Los duques de Palma planteaban en la solicitud que presentó Urdangarin en el juzgado la semana pasada, a la que se adhirió la defensa de doña Cristina, que tras la venta dispondrían de 1,6 millones de euros para abonar parte de sus fianzas dado que tenían que destinar la gran mayoría del precio pactado con el comprador a pagar la hipoteca restante, otro préstamo bancario, gastos de la operación y una deuda fiscal.

Castro ha dictado un auto en el que levanta el embargo existente sobre la vivienda para que la operación pueda materializarse, siempre que los duques acepten consignar en el juzgado 2,3 millones de euros, pues considera que el préstamo y la deuda de Urdangarin con Hacienda, que suman 690.920 euros, no pueden tener preferencia sobre las fianzas.

En el auto, Castro considera "perfectamente congruente" levantar el embargo a cambio de obtener el dinero en efectivo para la fianza impuesta.

El juez considera que el precio de venta es ajustado al mercado aunque, dice, sea muy inferior al que se pagó por la casa y más teniendo en cuenta las reformas que se efectuaron en ella. Sin embargo, Castro considera que la crisis inmobiliaria y la "urgencia por vender" justifican la depreciación.

Sobre los duques de Palma, que serán juzgados por diversos delitos en el caso Nóos, pesan fianzas de responsabilidad civil de 13,6 millones de euros, en el caso de Urdangarin, y de 2,7 millones de euros para la infanta Cristina.

Más noticias en Política y Sociedad