Público
Público

Catalunya Borrell afronta su primera polémica europea por defender a Llarena

El ministro de Asuntos Exteriores solicitó al Ejecutivo belga que actuara "en defensa de la jurisdicción española" como parte del proceso y su homólogo belga le contestó: "Intentamos trabajar respetando la independencia de los jueces"

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5

Borrell, en Bruselas este lunes. EFE/ Stephanie Lecocq

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha respondido este martes a su homólogo belga, Didier Reynders, que la independencia de los jueces no está en cuestión, después de que éste aludiese a la independencia de sus magistrados en el caso de la demanda civil presentada en Bélgica por el expresidente de Catalunya Carles Puigdemont y cuatro exconsellers contra el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

"¿Quién está cuestionando la independencia de los jueces?", se ha preguntado Borrell a su llegada a la reunión ministerial entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). "No sé qué es lo que dijo, pero sería la frase ritual que se dice en estos casos", ha afirmado.

Después de que el tribunal belga admitiese a trámite la demanda de el presidente y los cuatro consellers de la Generalitat, Borrell solicitó al Ejecutivo belga que "actúe en defensa de la jurisdicción española" como parte del proceso.

Reynders respondió a la petición así: "Intentamos trabajar respetando la independencia de los jueces. Tenemos relación [entre ambos gobiernos] desde hace bastantes meses por la situación catalana. Intentamos dejar que la Justicia haga su faena de manera independiente, ya sea en España, en Bélgica o en Alemania".

Además, Reynders pidió al Ministerio de Justicia que le transmitiera el dossier completo para estudiarlo, según ha explicado el ministro español a los medios, "y es lo que debe estar haciendo ahora".

No obstante, el Gobierno de Bélgica recibió también una petición de los demandantes para que se presenten como parte acusatoria, tal y como informó al español su homólogo. "Me dijo que a él le habían pedido también que se personasen contra España, cosa que obviamente produjo risa", ha explicado.

Ambos ministros han coincidido en Bruselas en el Consejo de Exteriores que tuvo lugar el lunes y en la reunión ministerial UE-CELAC que se desarrolla durante el lunes y el martes, donde han tenido ocasión de abordar esta cuestión.