Público
Público

Catalunya Calviño reclama una investidura rápida de Sánchez para impulsar el tejido productivo de la economía catalana

Lo ha hecho en un acto de Foment del Treball, en el que la consellera de Empresa, Àngels Chacón, suplica al Ejecutivo central que "no nos hagan escoger entre nuestros derechos y libertades y nuestra economía productiva". La patronal, por su parte, coincide con el Círculo de Economía en pedir una bajada de impuestos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño en la presentación del informe de la consultora PwC "Temas candentes de la economía catalana". / EFE - ANDREU DALMAU

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, se ha comprometido ante los empresarios catalanes a impulsar las reformas necesarias para impulsar el tejido productivo para "Catalunya siga siendo uno de los motores económicos de España". Para hacerlo posible, ha pedido la complicidad del tejido empresarial y el apoyo del Govern para facilitar "una investidura rápida" de Pedro Sánchez que permita afrontar los retos pendientes. Calviño, que ha asistido en Barcelona a la presentación del informe Temas candentes de la economía catalana, realizado por la consultora PwC, ha tomado nota de las inquietudes de los empresarios, que han demandado estabilidad política y mejoras en las infraestructuras para reactivar la economía.

Calviño ha aceptado el diagnóstico de los empresarios, pero no algunas de las vías para hacer frente a las necesidades de las economías catalana y española. "Para impulsar reformas de mayor alcance, necesitamos que el contexto político nos acompañe, ya que este nos permitirá un buen clima de negocio y atraer inversiones". Para la ministra, la inestabilidad, con un Gobierno español en funciones y sin presupuestos, impide que tengan lugar "proyectos ambiciosos de reformas". Por ello, ha insistido en la necesidad de formar un gobierno lo antes posible.

El compromiso del Gobierno del Estado con Catalunya se ejemplifica, según Calviño, en las inversiones en el Corredor Mediterráneo, una de las medidas más exigidas por los empresarios en el informe de PwC, en el que ha destacado que el Ministerio de Fomento ya ha licitado 2.000 millones de euros del proyecto, lo que supone un 13% del importe total. Además, Calviño ha avanzado que aún se destinarán 4.000 millones más a la infraestructura.

Inestabilidad económica por la política

Calviño, los empresarios y el Govern de la Generalitat, representado por la consellera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, ha coincidido en los síntomas que sufre la economía catalana en el periodo actual de ralentización global, pero ha discrepado en las medidas necesarias para combatirla. Chacón ha remarcado que "más allá de las diferencias políticas se debe encontrar una vía de entendimiento", pero a la vez ha suplicado a Calviño que "no nos hagan escoger entre nuestros derechos y libertades, por los que ya hemos pagado un precio muy caro, y el desarrollo del tejido empresarial. Porque hacer empresa también es hacer país". Este mensaje de Chacón no ha recibido respuesta de Calviño en su intervención posterior. La ministra se ha limitado a reafirmar su compromiso con Catalunya, recordando que es la comunidad que más ha visitado desde que es ministra.

La consellera Chacón ha vinculado "una parte de la inestabilidad económica de Catalunya a un problema político que no se ha resuelto". En este sentido, ha planteado "soluciones políticas para problemas políticos". Tras repasar las cifras económicas positivas de la economía catalana en los últimos años, Chacón ha acusado al Gobierno del Estado de los "incumplimientos crónicos" en ámbitos como el modelo de financiación, los costes energéticos, el Corredor Mediterráneo, que "acaban impactando en la competitividad ". La responsable de Empresa del Govern ha defendido que "la política social más efectiva es la que crea empleo de calidad, atrae el talento y comparte el conocimiento".

Otro de las medidas más reclamadas por los empresarios a la ministra ha sido una armonización fiscal que se traduzca en una bajada de los impuestos. En este aspecto, Calviño ha sido clara cuando ha asegurado que mantendrá la receta económica basada en "la disciplina impositiva de las cuentas saneadas, incrementando los recursos y la sensibilidad social".

Emergencia digital

En las conclusiones del informe Temas candentes de la economía catalana, los empresarios han vuelto a reclamar estabilidad política mediante un nuevo gobierno, en ningún momento se ha detallado cuál es la fórmula de ejecutivo preferida, que apueste por mejorar la productividad y rebaje la presión fiscal. Una de las peticiones más destacadas, realizadas a partir de los datos del informe, es la que ha planteado el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, que ha definido como "emergencia digital" el estado actual de las empresas catalanas para adaptarse al nuevo escenario productivo. Según ha añadido, "procesos como la robotización y la automatización serán imprescindibles para competir porque cada vez más, la distribución está perdiendo valor".

Faus ha reivindicado que "Barcelona debe aspirar a ser la co-capital de España, teniendo en cuenta que ya es capital en sectores como el olimpismo, el editorial o el tecnológico". Rememorando un artículo de 2001 del expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall ha instado a "poner las luces largas para evitar que Madrid se vaya de España y que se repartan los beneficios de la territorialidad, tal como hace el modelo alemán, porque beneficiará en Catalunya y en todo el Estado".

"El resultado inversor en Catalunya en infraestructuras es desolador y decepcionante". Así ha iniciado su intervención el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, que era el anfitrión del acto. El presidente de Foment ha pedido a la ministra que "la presión fiscal no recaiga exclusivamente en empresarios y autónomos" y ha reclamado un plan estratégico para luchar contra la economía sumergida que podría aportar 20.000 millones de euros más de recaudación anual en el estado. Para defenderse, Calviño le ha recordado que este plan ya está en marcha y que la apuesta por las infraestructuras en Catalunya se está consolidando.

La gestión de los impuestos y la resolución del déficit de las infraestructuras han sido los dos protagonistas durante la presentación del informe. Tal como ha comentado Sánchez Llibre, a pesar de las diferentes visiones políticas, la sesión ha servido para patronales, consultores empresariales y representantes de la Generalitat y del Gobierno aborden conjuntamente cuáles son los retos para impulsar la economía catalana.

Más noticias en Política y Sociedad