Público
Público

Catalunya La división entre ERC y JxCAT impide al Parlament reprobar al rey y reivindicar la independencia de Catalunya

La pérdida de mayoría independentista en el Parlament, al no contarse los votos de los diputados suspendidos de JxCat, lleva al independentismo a perder votaciones simbólicas, y tampoco tiene garantizado ganar votaciones por mayoría simple

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente de la Generalitat, Quim Torra (derecha) ,el vicepresidente del Govern Pere Aragonès (centro) y La consellera de la Presidencia, Elsa Artadi (izquierda) observan el resultado de una de las votaciones del pleno del Parlament. (TONI ALBIR | EFE)

La pérdida de mayoría independentista en el Parlament, al no contarse los votos de los diputados suspendidos de JxCat, ha llevado a que el pleno del Parlament de Catalunya haya rechazado este martes varias propuestas del bloque soberanista como reivindicar la autodeterminación de Catalunya, reprobar al rey de España, Felipe VI, por su discurso del 3 de octubre de 2017, e incluso constatar la "persecución política y existencia de presos políticos y exiliados".

Las votaciones en el Debate de Política General han evidenciado que la decisión de la Mesa del Parlament y la fractura en el bloque soberanista —entre JxCat y ERC— tiene consecuencias prácticas: el independentismo pierde su mayoría y un para de votaciones simbólicas. 

Las fuerzas independentistas tenían hasta hoy 70 escaños en el Parlament (34 escaños de JxCat, 32 de ERC y 4 de la CUP), pero al no contar ahora con cuatro votos de JxCat ni tampoco el del exconseller Antoni Comín (ERC), pendiente del recorrido judicial de su causa en Bélgica, los soberanistas solo suman ahora 65 diputados, a tres de la mayoría absoluta de 68 diputados.

Además, al sumar también 65 escaños el resto de partidos de la oposición—Cs, PSC, comunes y PPC—, el independentismo tampoco puede garantizar imponerse en votaciones por mayoría simple, ya que en caso de producirse un empate, una propuesta parlamentaria acaba decayendo si se mantiene ese empate tras dos votaciones más. 

Eso es lo que ha ocurrido, por ejemplo, cuando se ha votado la propuesta de resolución de la CUP sobre autodeterminación y república. Los tres grupos independentistas la han apoyado sumando 65 votos, mientras el resto de grupos (Cs, PSC, Comuns y PP) la han votado en contra, sumando también 65, y, tras persistir el empate en tres votaciones, la propuesta ha sido rechazada.

Otra propuesta cupaire también pedía que la Cámara se solidarizara con los diputados "objeto de persecución policial y judicial" por facilitar el trámite y disposiciones parlamentarias, destacando a la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell. Y ha ocurrido lo mismo con una propuesta de JxCat y CUP para reprobar constatar la "persecución política y existencia de presos políticos y exiliados".

Otro punto que no ha salido adelante pedía al Parlament condenar las acciones del Estado para tratar de impedir "el referéndum del 1 de octubre de 2017, incluyendo la violencia policial" contra personas en los centros de votación.

Así el Parlament tampoco incluye el reconocimiento a la "realidad del conjunto de territorios que forman los Països Catalans, que forman Catalunya, País Valencià, Illes Balears, Catalunya Norte y las comarcas de la Franja de Ponent", ni expresa su apoyo a los movimientos que reclaman el derecho a decidir el estatus político propio en estos territorios, a través de esta resolución.

Tras el rechazo de esta propuesta, la diputada cupaire Maria Sirvent ha pedido la palabra para afirmar que para su grupo la propuesta "ha salido adelante, porque la CUP considera que los diputados no están suspendidos".

El Parlament tampoco ha reprobado, tal como pretendía una resolución de JxCat, "la actuación del rey Felipe VI y en particular su posicionamiento contra las instituciones catalanas y sus representantes legítimos en su discurso del día 3 de octubre de 2017". La iniciativa también reclamaba abolir la monarquía alegando que existe una "mayoría amplia de catalanas y catalanes contrarios" a ella, y se ha rechazado tras el previsible empate a 65 votos. Es muy posible que ocurra más veces a partir de ahora.