Público
Público

Catalunya El independentismo catalán intenta recuperar la iniciativa en la calle

Juicio a la democracia, farsa, pesadilla, ataque a la política... No han faltado todo tipo de adjetivos en la protesta que ha tenido lugar a Barcelona y en decenas de municipios catalanes. En la capital catalana se concentran  5.000 personas

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

Aspecto de la manifestación en Barcelona. (REUTERS)

Después de meses de expectativas, este mismo martes se ha abierto el telón y ha arrancado la primera función del juicio al procés. Y no ha faltado que ni que llegara al entreacto para que salgan las primeras reseñas: "Aquí se ve the real Spain", asegura la consejera de presidencia Elsa Artadi.

Juicio a la democracia, farsa, pesadilla, ataque a la política... No han faltado todo tipo de adjetivaciones en la protesta que ha tenido lugar a Barcelona y en decenas de municipios en toda Catalunya. En la capital se han reunido los principales representantes políticos (la portavoz del gobierno catalán, Elsa Artadi, el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, el diputado de la CUP Carles Riera) y sociales (la presidenta de l’ANC Elisenda Paluzie o el vicepresidente de Òmnium Cultural Marcel Mauri), en un mitin conjunto en la plaza Catalunya. La asistencia ha bordeado los 5.000 asistentes, a pesar de que en el caso de hoy el éxito de la convocatoria no radicaba en la cifra de manifestantes —como en cierto modo sí que pasaba domingo a Madrid—. Catalunya Colón. Dos plazas, dos ciudades y dos protestas antagónicas.

Muchos son los que han querido quitarle peso a los 47.000 asistentes oficiales en Madrid —un medio nada susceptible de simpatizar con la manifestación elevaba la multitud hasta los 300.000 manifestantes—. Sobre todo, en comparación con el millón (largo) que se congrega por el 11 de Septiembre. Pero tampoco se puede decir que las últimas protestas por los presos hayan destacado por su capacidad de convocatoria. Por eso, la prueba de fuego del in crescendo independentista llega a partir de ahora.

Así lo ha destacado el cupaire David Fernàndez, quien también ha intervenido en el mitin, haciendo un llamamiento a la manifestación de este sábado a Barcelona y la huelga general del próximo jueves 21: "Ahora toca organizarse en todos los centros de trabajo, en todas las vegueries, en todo el territorio". La tercera convocatoria del in crescendo independentista es la manifestación en Madrid prevista para el 16 de marzo próximo, convocada por entidades estatales sensibles con el derecho a decidir y la causa de los presos. Dos manifestaciones y una huelga. Los cánticos unitarios a favor de la huelga general se han escuchado durante la concentración, a pesar de que no han sido los más coreados de la velada. Una vez más en una protesta con fuerte matriz de la ANC, han destacado los gritos favorables a la unidad entre los partidos independentistas.

Independentistas y no independentistas, de la mano

Aun así, hoy también estaban presentes los comunes, encabezados por Gerardo Pisarello, quien ha asegurado que “hoy era el día de juntarse independentistas y no independentistas”. Junto con él, el resto de formaciones independentistas, con la particularidad que hoy el espacio postconvergente ha hablado por partida doble: en boca de Elsa Artadi y de Neus Munter, por separado, sin quedar demasiado claro si representaban el Gobierno y el PDeCAT, respectivamente... O la Crida versus el PDeCAT.

La consellera Artadi ha manifestado: "Todo el mundo está viendo este juicio de carácter anti-político", mientras que la ex consellera Munté ha destacado que se está juzgando “la democracia”. Sergi Sabrià, portavoz de ERC, se ha mostrado muy contundente revelando que llevarán el caso de los presos hasta la última instancia judicial. "No se quedará en el Tribunal Supremo". Así mismo, el diputado y portavoz de los cupaires en el Parlamento catalán, Carles Riera, ha apostado por dar dar una respuesta ciudadana excepcional: "Tenemos que impulsar un proceso ascendente, creciendo, que tenga como gran palanca la huelga general de la semana próxima", ha asegurado Riera, quien esta mañana ha protagonizado una de las imágenes del día cuando efectivos de los Mossos d'Esquadra lo ha desalojado de la protesta de los CDR ante la sede de la Fiscalía en Barcelona.

Un recuerdo por los exiliados

Por parte de las entidades sociales, Marcel Mauri ha considerado que la sesión de hoy forma parte de "un juicio que no tendría que empezar nunca". Mientras que la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha ido más allá de los encausados hoy en el Supremo y ha puesto en valor el sacrificio de los y las exiliadas, así como de Tamara Carrasco, la activista del CDR recluida en su pueblo, "que no puede salir de Viladecans ni para visitar su madre al hospital". Una respuesta, por vía indirecta, al ataque de la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, contra la forma de vida al exilio de Carles Puigdemont.

La concentración también ha contado con la participación de los CDR, que han salido en tres columnas diferentes (Universidad, Gran Vía y Urquinaona) para confluir en la plaza Cataluña. Sosteniendo al aire grandes letras amarillas que configuraban la palabra Freedom, las columnas han entrado a la plaza, generando una mezcla con los manifestantes de bufanda amarilla y los voluntarios de chaleco verde de l’ANC. Solo es el primer día de un largo juicio.

Protestas por toda Catalunya

Las concentraciones también se han visto en otros puntos del territorio catalán, como Tarragona, donde los manifestantes se han reunido en la plaza Imperial Tarraco organizada por entidades soberanistas. A Girona, la movilización la ha convocado Girona Vota en la plaza 1 de Octubre, donde la asociación Abogados Voluntarios —que atiende a ciudadanos que recibieron golpes por parte de la Policía Nacional el día del referéndum— ha intervenido ante los concentrados. Los CDR habían convocado media hora antes ante la sede de la subdelegación del gobierno español de la ciudad.

Otros cascos urbanos catalanes también han acogido concentraciones, como por ejemplo Vic, Manresa o Mataró. También se han solidarizado con la causa de los presos en Palma de Mallorca o a varias localidades del País Vasco.

Más noticias en Política y Sociedad