Público
Público

Catalunya JxCat avisa a ERC del riesgo de unas nuevas elecciones y de que no darán "gratis" sus votos

El secretario general de Junts, Jordi Sànchez, deja claro que no facilitará un Govern de ERC y Comuns que cree que no será independentista.

El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, durante una rueda de prensa en la sede de JxCat en Barcelona-
El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, durante una rueda de prensa en la sede de JxCat en Barcelona. EFE

El secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha avisado este lunes a ERC del riesgo de situar las negociaciones en un punto que puede llevar a una repetición electoral, y deja claro que no darán "gratis" sus votos para facilitar un Govern de ERC y Comuns que cree que no será independentista.

"Pretender que haya una investidura de trámite con el argumento de que no nos hemos puesto de acuerdo es llevar al límite una voluntad negociadora y situarse, si no hay rectificación, a los pies de un abismo que nos puede llevar a un accidente autoprovocado y a unas nuevas elecciones", ha sostenido en una entrevista en Catalunya Ràdio.

Tras asegurar que desde el viernes ha hablado con el candidato de ERC, Pere Aragonès, ha insistido en que se pueden reconducir las negociaciones, pero considera que no es razonable "pretender una investidura con 33 escaños con la promesa de que ya se llegará a un acuerdo más adelante".

Aragonès "no puede tener más tolerancia con el Gobierno de Pedro Sánchez que con los compañeros independentista", apunta Sànchez

"En política debe haber generosidad, capacidad de acuerdo, y no giros repentinos que nos dejen a todos descolocados con la amenaza de riesgo de nuevas elecciones y de intentar lograr un apoyo que las urnas no les han dado", ha apuntado Sànchez, que ve inaudito que Aragonès quiere seguir negociando con Junts sólo para facilitar su investidura y no para cerrar ahora un acuerdo de coalición.

A su juicio, Aragonès "no puede tener más tolerancia con el Gobierno de Pedro Sánchez que con los compañeros independentista", por lo que ha apostando por seguir negociando y por superar las diferencias y desconfianzas.

Sànchez ha advertido de que probablemente Aragonès se ha visto "tutelado" por una parte de su partido que se opone a un Govern con Junts, citando nombres como los de Joan Tardà y Gabriel Rufián, y ha emplazado al candidato republicano a imponer su autoridad en ERC y decidir si quiere un acuerdo con Junts o con los comuns.

¿Repetición electoral en julio?

Tanto ERC como JxCat aseguran que lo último que desean son unas nuevas elecciones, pero ahora mismo sus posiciones están tan enrocadas que, si nada cambia en los próximos 16 días, el 26 de mayo expirará el plazo límite para investir a un nuevo president y habrá repetición electoral, hipótesis de la que ya se culpan mutuamente.

La baraja se rompió este pasado sábado, cuando el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, anunció que ya no seguiría negociando un gobierno de coalición con JxCat, casi tres meses después de las elecciones del 14F, y que a partir de ahora solo contemplaría gobernar en solitario.

Uno de los escollos del acuerdo ha sido el Consejo por la República, espacio parainstitucional que JxCat quería ver liderado por Puigdemont

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha explicado que su partido se siente "decepcionado y estafado" por JxCat y, para no seguir dilatando una negociación que no conducía más que a un bloqueo perpetuo, Esquerra solo negociará a partir de ahora un Govern en solitario, con el apoyo externo de JxCat, la CUP y los comunes. "Es un paso firme, no una jugada táctica", ha recalcado Vilalta, para dejar claro que en los días que quedan hasta el 26 de mayo ya no contempla negociar un Govern con JxCat, partido en el que ve "división interna".

Uno de los escollos que han impedido el acuerdo entre ERC y JxCat es el papel del Consejo por la República, espacio parainstitucional liderado desde Bélgica por Carles Puigdemont, que ha negado que pretenda "tutelar" a Aragonès y ha pedido "responsabilidad" para evitar "guerras internas" en el seno del independentismo

El PSC podría entrar en el tablero

La portavoz parlamentaria de los socialistas catalanes, Alícia Romero, ha descartado, en declaraciones a La 2 y Ràdio 4, que su grupo vaya a facilitar la investidura de Aragonès sin haber negociado previamente para evitar elecciones: "Si ERC quiere nuestros votos, que nos llame y hablaremos", ha dicho.

Por su parte, ERC ya ha iniciado contactos con los comunes, que han marcado sus objetivos programáticos en unas negociaciones que esperan que terminen en un "Govern progresista" y una investidura de Aragonès que sea facilitada, a poder ser, por el PSC, ha explicado el portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena.




Más noticias