Público
Público

Catalunya La justicia belga aplaza la vista sobre la detención de Puigdemont hasta el 16 de diciembre

El juez de primera instancia de la capital belga ha aceptado la petición de la defensa para tener más tiempo para estudiar el caso y preparar sus argumentos.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont entrando a los juzgados junto a su abogado, Paul Bekaert. / Reuters

Carles Puigdemont seguirá en libertad, de momento. El juez de la Cámara del Consejo (tribunal de primera instancia) de Bruselas ha accedido esta mañana a dar más tiempo a la defensa para preparar sus argumentos, y ha convocado al expresident para que vuelva al juzgado el 16 de diciembre por la tarde.

Puigdemont ha acudido esta mañana al tribunal de la capital belga para prestar declaración, tras la reactivación de la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE), más conocida como euroorden, emitida por el juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena la semana pasada. En esta ocasión, el juez español ha eliminado de su demanda el delito de rebelión, y solo incluye los delitos de sedición y malversación.

Según ha declarado el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, a la salida de la vista, que ha durado menos de una hora, la Fiscalía belga está a favor de la petición de extradición, mientras que la defensa presentará argumentos en contra. Ahora se abre un proceso de alegaciones escritas que culminará con una vista presencial el día 16 de diciembre. Ese día, no se espera que el juez dé su veredicto final, sino que anunciará cuándo lo emitirá, algo que se espera una o dos semanas más tarde, pero que se podría retrasar debido al periodo de Navidades.

Mientras tanto, Puigdemont seguirá en libertad sin fianza en Bélgica, pero no puede salir del país sin la autorización de un juez a la espera de la resolución del caso.

Gonzalo Boye ha asegurado que la defensa del expresident buscará reunir argumentos para denunciar la “violación de los derechos fundamentales en España”, entre los que incluirán la sentencia al ‘procés’ del pasado 15 de octubre.

En este sentido, Boye ha “agradecido” las declaraciones de la vicepresidencia Carmen Calvo de esta mañana en Onda Cero, donde ha dicho que no entendería que Bélgica no extraditara a Puigdemont. Para Boye eso es una prueba de una falta de separación de poderes en España: “estamos hablando de un tema estrictamente judicial o eso creíamos nosotros”, ha declarado en las escaleras de la entrada del palacio de Justicia de Bruselas.

Además, también estudiarán defender que Puigdemont es inmune por su condición de eurodiputado electo, un recurso que el abogado del condenado Oriol Junqueras empleó también, al haber sido elegido también eurodiputado, y sobre cuya inmunidad hay pendiente una resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La defensa de Puigdemont estudia apelar a la inmunidad del expresident por ser eurodiputado como ya hizo Junqueras

No es la primera vez que Puigdemont presta declaración en Bélgica tras la reactivación de la euroorden. Ya el jueves pasado, el expresident se entregó de manera voluntaria a la Policía belga para prestar declaración. Entonces tuvo que pasar la noche en dependencias judiciales, pero quedó en libertad sin fianza tras declarar.

En cualquier caso, el asunto no terminará con la sentencia del juez. Una vez se conozca el resultado, tanto la Fiscalía belga como la defensa tendrán 24 horas para presentar un recurso contra la decisión a la Corte de Apelación belga y aún quedaría otra instancia de apelación más: el Tribunal de Casación.

Boye advertía hace unas semanas que esto se puede convertir en un bucle con varias apelaciones ante ambas instancias y la resolución podría llevar aún varios meses. Esto, aunque en principio la normativa de la euroorden establece un máximo de 60 días para su resolución, ampliables a 90.

Más noticias de Política y Sociedad