Público
Público

Catalunya Ultimátum de Torra a Sánchez: le retirará el apoyo en el Congreso si no plantea un referéndum en un mes

El presidente de la Generalitat defiende que el independentismo merece saber qué propuesta formulará el Gobierno para desencallar la situación de Catalunya: "No esperaremos eternamente".

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el pleno del Parlament de este martes. EFE/Quique García

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado este lunes que el independentismo "no podrá garantizar ningún tipo de estabilidad" en el Congreso al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, si antes de noviembre no formula una propuesta de referéndum de autodeterminación.

Lo ha dicho en la intervención inicial del Debate de Política General que se celebra en el Parlament, donde ha asegurado que quien pone en riesgo "la normalización" política en Catalunya no es el independentismo, sino el Gobierno central permitiendo que los presos soberanistas sigan en la cárcel.   

Ha pedido que la propuesta de Sánchez gire en torno a un "referéndum pactado, vinculante y reconocido internacionalmente" para que los catalanes puedan decidir el futuro político de Catalunya, una demanda que ya había formulado en el pasado, pero este martes ha puesto plazos por primera vez.

La moción de censura que aupó a Sánchez a la Presidencia fue posible, en parte, por los votos que le dieron el PDeCAT y ERC, y Torra plantea ahora que estos dos grupos retiren este apoyo si no llega esta oferta de referéndum.

Carta a Pedro Sánchez

"El presidente Sánchez tiene que tomar compromisos concretos y valientes. Basta de amenazas y vaguedades: ahora toca propuestas concretas", y ha precisado que este mismo martes le envía una carta exponiendo este planteamiento.

Torra ha admitido que con el actual Gobierno central ha existido al menos un diálogo que fue imposible durante el Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP), pero considera que este diálogo es estéril si por parte de Sánchez "no se concreta" con propuestas.

"Si no existe esta propuesta concreta sobre un referéndum pactado, vinculante y reconocido internacionalmente antes de noviembre, el independentismo no podrá garantizar ningún tipo de estabilidad en el Congreso de los Diputados a Pedro Sánchez", ha insistido.

"No esperaremos eternamente"

Torra ha defendido que el independentismo merece saber qué propuesta formulará el Gobierno para desencallar la situación de Catalunya: "No esperaremos eternamente", y ha asegurado que su planteamiento político sigue siendo avanzar hasta hacer efectiva una república catalana.

Según él, es el Estado y no el independentismo quien ha apostado hasta ahora por "la unilateralidad, la violencia y la amenaza", y considera que ofrecer un referéndum pactado sería la señal de que, a su juicio, el Gobierno central se reengancha a la democracia.

La experiencia canadiense

Torra ha apelado al reciente viaje oficial del presidente del Gobierno a Canadá, un país que avaló en el pasado la celebración de dos referéndums de independencia en Quebec, que los independentistas perdieron: "Sánchez tuvo la ocasión de conocerlo y de ver que los referéndums se pueden ganar y perder".

"No entendemos una mejor manera de resolver las dudas o la división de poderes que votando. Es triste ver partidos que consideran que la sociedad no está preparada para decidir su futuro, es triste porque no confían en la madurez" de la sociedad, ha añadido.

Torra considera que el resultado del 1-O está vigente y es vinculante, y que solo "un referéndum de autodeterminación vinculante" puede modificar la voluntad que la ciudadanía expresó aquel día en las urnas.

Reunión en otoño

Torra lanza este planteamiento antes de la reunión que tanto él como Sánchez plantearon hacer durante los meses de otoño en el Palau de la Generalitat, un encuentro que las dos partes han asegurado querer pero que nunca ha llegado a tener fecha.

Recientemente Sánchez ofreció que la situación se desencallara con una reforma del Estatut y un referéndum sobre él, no sobre la independencia, pero Torra lo ha rechazado: "Las solución no es un nuevo estatuto y no renunciaremos a un referéndum de autodeterminación".