Público
Público

Catalunya, Valencia y Baleares crean un "comité de coordinación" para luchar contra el fraude 

"Pretendemos establecer unas dinámicas diferentes, que rompan con esta desconfianza con las administraciones", asegura Raül Romeva, conseller de la Generalitat

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

BARCELONA.- Los gobiernos catalán, valenciano y balear han acordado este lunes crear un "comité de coordinación" para cooperar en políticas de transparencia y lucha contra el fraude.

La decisión se ha tomado en la primera reunión celebrada entre los tres consellers con competencias en materia de transparencia, celebrada en Barcelona.

El conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat de Catalunya, Raül Romeva, ha hecho de anfitrión en un encuentro al que han asistido el conseller de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación del gobierno valenciano, Manuel Alcaraz, y la consellera balear de Transparencia, Cultura y Deportes, Ruth Mateu.

Al finalizar el encuentro, Romeva ha explicado la voluntad de las tres partes de "intercambiar experiencias, dinámicas, problemas y establecer las conexiones y comunicaciones entre estos ámbitos", con voluntad de introducir un "cambio de cultura" en este terreno.

"Pretendemos establecer unas dinámicas diferentes, que rompan con esta desconfianza en relación con las administraciones, y avanzar hacia una cultura del cumplimiento, de la responsabilidad pública y del buen gobierno", ha resumido el conseller catalán.

Para ello, los tres ejecutivos han acordado crear un "comité de coordinación", para colaborar con mayor eficacia a la hora de introducir estas nuevas dinámicas a nivel autonómico y local.

Los tres gobiernos, por ejemplo, prevén "intercambiar información sobre grupos de interés" o sobre cuestiones relativas a la "lucha contra el fraude".

"Cortafuegos contra la corrupción"

"La transparencia debe ser un instrumento para generar confianza y para combatir las malas prácticas y el fraude", ha subrayado Romeva, partidario de profundizar en las políticas de "open data", que permitan "publicar de manera accesible y utilizable la información pública".

Alcaraz, por su parte, ha puesto de relieve la necesidad de instaurar un "cortafuegos contra la corrupción", a través de "medidas concretas de colaboración" en este ámbito.

Lo ideal, a su juicio, sería crear una "red de comunidades" sensibles a los temas de transparencia que pongan en común sus "problemas del día a día", porque "son muy parecidos".

Alcaraz ha lamentado que "el Estado no tenga un Ministerio ni una dirección general sobre esta materia", lo que genera, ha dicho, "problemas de cooperación".

La salida del PP de los gobiernos valenciano y balear ha permitido en los últimos meses normalizar las relaciones con la Generalitat de Catalunya, una cooperación de la que se ha felicitado Alcaraz.

"Se está rompiendo un silencio muy largo y muy extraño", ha celebrado Alcaraz, para quien "no tenía sentido que comunidades que están llamadas a entenderse por muchísimas razones" siguiesen dándose la espalda en lugar de "mantener unas relaciones privilegiadas".

Mateu también ha recalcado que las tres comunidades tienen "muchas cosas en común", por lo que deben fomentar los "puentes" de diálogo y coordinación, particularmente en transparencia, ya que algunas de estas comunidades se han visto "muy machacadas por temas de corrupción".

Más noticias en Política y Sociedad