Público
Público

Caso Palau CDC recurrirá la sentencia del 'caso Palau' y el PDeCAT se desentiende

El expresidente de la Generalitat y hasta hace unos días presidente del PDeCAT, Artur Mas, ha admitido que no esperaba una sentencia del caso Palau tan "dura" y ha recalcado que Convergència ya pagó "un precio muy alto".

De izquierda a derecha: Jordi Montull, Félix Millet y Daniel Osàcar. /EFE

AGENCIAS

El representante legal de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Francesc Sánchez, ha anunciado que recurrirá la sentencia por el caso Palau y se ha mostrado convencido de que el extesorero del partido Daniel Osàcar no entrará en prisión.

La Audiencia de Barcelona ha condenado este lunes a 4 años y cinco meses de cárcel a Osàcar y ha ordenado el decomiso de 6,6 millones de euros al partido por el cobro de "comisiones ilegales" de Ferrovial a cambio de la adjudicación de obra pública en la etapa de gobierno de Jordi Pujol.

En declaraciones a los periodistas tras conocer el fallo, Sánchez ha considerado que la juez "ha comprado la idea de Fiscalía", por lo que tanto él como Osàcar "no están de acuerdo" con la decisión y la recurrirán.

"Estamos seguros de que Daniel Osàcar no entrará en prisión", ha afirmado Sánchez, que ha remarcado que CDC ya ha pagado a nivel político la sentencia del caso Palau porque "ha desaparecido de la órbita de los partidos que se presentan a las elecciones".

Sánchez ha aseverado que la sentencia no acusa a CDC de haberse financiado irregularmente sino que ordena el decomiso de unos fondos obtenidos como consecuencia de un delito de tráfico de influencias.

Sobre eventuales responsabilidades para el PDeCAT, formación heredera de CDC, Sànchez ha zanjado que la formación demócrata no tiene ninguna relación con el anterior partido. "Ningún partido ha actuado como CDC en esta materia", ha enfatizado, y se ha referido a Convergència como "un partido que está desapareciendo". Actualmente los exconvergentes hacen política bajo las siglas del PDeCAT y en el Parlament bajo el paraguas del grupo de Junts per Catalunya.

El PDeCAT, por su parte, se ha desvinculado por completo de la sentencia. Tan solo ha manifestado su respeto por la misma pero ha subrayado que es una "formación nueva" distinta a Convergència, que "ya ha asumido las responsabilidades políticas" sobre este caso. El PDeCAT manifiesta "respeto para la presunción de inocencia de las personas afectadas en este tipo de procesos hasta que no haya una sentencia definitiva", pues cabe aún recurso.

Mas no esperaba una sentencia "tan dura"

El expresidente de la Generalitat y hasta hace unos días presidente del PDeCAT, Artur Mas, ha admitido hoy que no esperaba una sentencia del caso Palau tan "dura" y ha recalcado que Convergència ya pagó, con su disolución en 2016, "un precio muy alto" por las irregularidades investigadas.

En un comunicado, Mas ha calificado de "muy negativa" la sentencia, que será recurrida por CDC, y ha subrayado que "nunca se han demostrado irregularidades en la manera de adjudicar la obra pública", por lo que ha protestado: "¿Cómo puede ser que se acuse a Osàcar de tráfico de influencias, cuando resulta que no se ha investigado la adjudicación de obra pública a través del Palau de la Música?".

"¿Qué responsabilidades políticas puede haber más, cuando el propio partido ha desaparecido?", se ha preguntado, para justificar que de la sentencia de hoy no se deriven nuevas responsabilidades, ya que de hecho en este juicio, sentado en el banquillo de los acusados, por parte de CDC "no había nadie más que Osàcar".

Sobre la sentencia, ha reconocido que no la esperaba "con esta dureza, en absoluto", pero ha puntualizado que no es la "sentencia definitiva" porque "los abogados dejan claro que hay que recurrir" al Tribunal Supremo. Según Mas, al PDeCAT la sentencia "no le perjudica económicamente, porque la desvinculación económica entre un partido y otro es absoluta".

Gemma Montull: "No he hecho nada"

Mientras, la exdirectora financiera del Palau de la Música Gemma Montull, hija de Jordi Montull, se ha mostrado "triste" por la condena por el caso Palau, que considera "muy injusta", y ha afirmado: "No he hecho nada".

La Audiencia de Barcelona le ha condenado a cuatro años, seis meses y 22 días de prisión por delito continuado de malversación de caudales públicos y apropiación indebida, falsedad contable, tráfico de influencias y blanqueo de capitales.

En declaraciones a los medios tras conocer la sentencia, Gemma Montull ha reconocido estar "triste" por el fallo, ya que no ha sido en el "sentido" que esperaba. Gemma Montull también ha afirmado que sus abogados estudiarán la sentencia para recurrirla y hará "todo lo posible" para no entrar en prisión.

Ciudadanos: Convergencia "era una trama delictiva"

También han reaccionado a la sentencia diferentes partidos políticos. El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, ha asegurado que la sentencia sobre el expolio del Palau confirma que Convergencia era una "organización delictiva" cuyo fin era "saquear a los catalanes" en beneficio propio, y ha cargado contra Carles Puigdemont por no levantar "el dedo" para denunciarlo. 

El PSC ve a Mas y Puigdemont "responsables"

El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, ha considerado que los expresidentes catalanes Artur Mas y Carles Puigdemont deben "dar explicaciones" sobre la sentencia del caso Palau, ya que son "responsables" del "expolio" y, por ello, deben pedir disculpas y que su partido "devuelva el dinero". Y el secretario general del PPC, Santi Rodríguez, ha afirmado que "el 3 % deja de ser un mito y pasa a ser una realidad constatada judicialmente".

ERC pide que se asuman responsabilidades

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha pedido que considera probado que hubo desvío de fondos a CDC, que "quien tenga que asumir responsabilidades que las asuma", y ha advertido de que Esquerra lo que no hará "es mirar hacia el otro lado" en asuntos de corrupción.

Sabrià ha reclamado la necesidad de "desterrar de la política los comportamientos vinculados con la corrupción", y ha recordado que en 86 años de historia, su partido no ha tenido ni un solo caso de corrupción. "Hay que actuar de forma preventiva, y una vez ya se ha probado que hay corrupción -ha indicado el portavoz republicano-, hay que ir hasta el fondo y que recaiga todo el peso de la justicia sobre los responsables".

Domènech atribuye la dimisión de Mas a la sentencia

El líder de los 'comunes', Xavier Domènech, ha atribuido la dimisión de Artur Mas como presidente del PDeCAT a la sentencia del caso Palau , que ha definido como la "Gúrtel de CDC", y ha pedido explicaciones "públicas" a los exdirigentes convergentes pero, también, a Junts per Catalunya.

En rueda de prensa, Domènech ha afirmado que la sentencia del caso Palau certifica "claramente" que estamos ante la "Gúrtel de CDC", con una "corrupción", un "saqueo sistemático" de los recursos públicos de Catalunya durante años y con una financiación ilegal de la antigua Convergència.

Según el líder de Catalunya en Comú, es "evidente" que Mas dimitió al frente del PDeCAT la semana pasada para "no tener que dar explicaciones" sobre este caso de corrupción que "acusa directamente a CDC", por "muchos cambios de nombre" que haya en el partido tras el que "no pueden esconderse" los que fueron responsables de esta fuerza política.

Colau cree que Puigdemont debe apartarse

La alcaldesa de Barcelona y líder de Barcelona en Comú, Ada Colau, ha pedido "responsabilidades políticas más allá de las judiciales". La alcadesa ha escrito en un tuit: "Confirmado: CDC se ha financiado ilegalmente durante años". Y ha considerado que Carles Puigdemont y los exconsellers Josep Rull y Jordi Turull deben "considerar apartarse de la función pública" después la sentencia.

La alcaldesa ha reclamado específicamente a Puigdemont que se posicione "hoy mismo" sobre la sentencia y explique si conocía los "graves hechos probados" en la misma, y que pida también disculpas a la ciudadanía por el hecho de que CDC estuviera años "gobernando Catalunya engañando y estafando a los catalanes".

Por parte de la CUP, su concejal en el Ayuntamiento de Barcelona Eulàlia Reguant ha afirmado hoy que "las sombras sobre el PDeCAT continúan" después de que en la sentencia del caso Palau "quede probada judicialmente la corrupción en Convergència".

Más noticias de Política y Sociedad