Público
Público

Ceuta El PP sale en defensa del uso de concertinas tras los últimos saltos a la valla de Ceuta:  retirarlas sería "una gran irresponsabilidad"

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, considera que este tipo de "gestos" dan a entender que en España existe una "política de puertas abiertas".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Alrededor de 200 inmigrantes subsaharianos han logrado saltar la valla fronteriza este miércoles. EFE/José M. Rincón

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, ha advertido al Gobierno de que los últimos saltos a la valla de Ceuta demuestran que sería "una gran irresponsabilidad" retirar las concertinas situadas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla con Marruecos, al tiempo que ha avisado de las consecuencias que, a su juicio, tienen este tipo de "gestos" que dan a entender que en España existe una "política de puertas abiertas".

"Si eliminamos determinados elementos que fundamentalmente ejercen una función para garantizar la seguridad también de policías y guardias civiles y hacemos además gestos que dan a entender que estamos en una política de puertas abiertas, con una situación además como la que lamentablemente se vive en África, estamos generando un problema de grandes dimensiones", ha manifestado en una entrevista con Europa Press.

Cosidó, que fue director de la Policía con el Gobierno de Mariano Rajoy, se ha pronunciado así tras ser preguntado sobre la intención del ministro Fernando Garde Marlaska de retirar las concertinas. De momento, Interior ha pedido un informe para estudiar si existen "medios menos cruentos" pero garanticen la seguridad en las fronteras, pero si finalmente se cambia el método, el PP avisa de que el Ejecutivo deberá "explicarlo".

Las concertinas son unos alambres equipados con cuchillas cortantes que se instalaron coronando las vallas fronterizas de las ciudades autónomas en el año 2005 por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque dos años después, el mismo Ejecutivo ordenó retirarlas de una parte del vallado melillense por las heridas que causaban en quienes intentaban rebasar el perímetro.

El Gobierno de Mariano Rajoy decidió colocar más concertinas en las vallas fronterizas en 2013 -año en el que Cosidó estaba al frente de la Dirección de la Policía Nacional-, una acción que provocó numerosas críticas. De hecho, en 2014, el ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a retirarlas en caso de que llegase a La Moncloa.

"Yo sinceramente creo que si tenemos unos medios de defensa de las fronteras en una situación de tanta presión como la que tenemos ahora, desmantelarlos es una gran irresponsabilidad con consecuencias como las que hemos visto en Ceuta", ha dicho, destacando la "agresividad" de los 602 migrantes que lograron saltar la valla de la ciudad el pasado 26 de julio, lanzando a los agentes cal viva, excrementos, piedras, entre otras cosas. Esta es la misma fórmula que han utilizado los más de 100 migrantes que este miércoles 22 de agosto ha logrado acceder a Ceuta tras saltar la valla.

El portavoz del PP cree que "sin duda" hay que preocuparse "por la integridad, seguridad y derechos de las personas que, a veces, en situación muy desesperada" intentan acceder España, pero considera que también hay poner el foco en la seguridad de los agentes encargados del control de las fronteras.

"La primera obligación del Gobierno es garantizar la seguridad de las fronteras pero también de las personas que están garantizando en nombre de todos los ciudadanos la integridad de esas fronteras. Lo que vaya en la otra dirección me parece un profundo error", ha remarcado el 'popular'.

Para el senador, "España ha pasado de ser un referente y modelo en el control de los flujos migratoros" a ser "la principal puerta de entrada de la inmigración ilegal en Europa". A su juicio, esto se debe a la "política improvisada y llena de contradicciones" así como a la "ausencia" de una política migratoria por parte del Ejecutivo socialista.