Público
Público

CGPJ Casado defiende cambiar el sistema de elección del CGPJ y no se pronuncia sobre si respalda a Cosidó

El líder del PP aboga por volver al sistema de elección del CGPJ de 1985, año en el que lo modificó el PSOE. Además, dice que Manuel Marchena es la persona "más prestigiosa, más respetada y más independiente" de toda la carrera judicial.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ignacio Cosidó, portavoz del PP en la Cámara Alta/EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha defendido este martes cambiar el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) volviendo al "modelo original" que fue "modificado en 1985" por el PSOE. Además, ha rechazado la versión y los argumentos que empleó el portavoz del Grupo Popular, Ignació Cosidó, en el mensaje que envió el pasado sábado a los senadores sobre el pacto en el Consejo entre el Gobierno y el PP.

En su intervención ante la reunión del Grupo Popular en el Congreso, Casado ha indicado que el PP optó por la "responsabilidad" y asumió el "desgaste" de abrir con el Gobierno esa negociación del CGPJ "por el bien de España". Sin embargo, ha resaltado que el Ejecutivo "tampoco" en esto "ha estado a la altura".

En primer lugar, Casado ha indicado que el propio Carlos Lesmes, actual presidente del Supremo y CGPJ, le informó en julio que este proceso de renovación estaba en marcha y ha añadido que también lo trató con Pedro Sánchez en la reunión que ambos mantuvieron en Moncloa a primeros de agosto. Según ha dicho, ésa es la "única ocasión" en la que ha hablado con el presidente del Gobierno de este asunto.

El presidente popular ha reiterado que optó por esa negociación con el Gobierno por "responsabilidad" y para no someter a la Justicia española a una situación de "interinidad", en este caso "en el peor momento por el juicio del procés" que se estaba instruyendo y después por "cuestiones muy mediáticas" como el impuesto sobre las hipotecas.

En este sentido, ha asegurado que el PP "en todo momento" ha "antepuesto el interés general de España a sus intereses electorales", entendiendo que estaba "obligado" a renovar las instituciones "en tiempo y en forma". Y ha dicho que su partido dejó "muy claro" que quería "preservar la separación de poderes y la independencia de la Justicia".

"Por eso nuestra única reivindicación es que el presidente de ese CGPJ fuera el mejor jurista que hay ahora en España", ha señalado, en alusión a Manuel Marchena. Según ha señalado, solo le ha saludado "una sola vez en su vida", en la recepción del 12 de octubre, cuando se lo presentaron "tres periodistas" y con el que "no ha vuelto a hablar".

Sin embargo, ha afirmado que es la persona "más prestigiosa, más respetada y más independiente probablemente de toda la carrera judicial". Dicho esto, ha acusado al Gobierno socialista de "irresponsable" por "utilizar el "calendario a su favor" y "filtrar" la propuesta de Marchena antes de la elección por los propios vocales del Consejo.

Acusa al Gobierno de la filtración

Además, Casado ha señalado que a ese primer "anuncio irresponsable" de Moncloa sobre Marchena le siguieron "dos hechos" que el PP quiere "hacer públicos" por considerarlos "inasumibles": el cambio de una de las vocales "en mitad del proceso por una señalada orientación" o la propuesta de un vocal con "una clara intención de socavar al Grupo Popular en su pacto a la hora de votar sin vetos esta renovación", en referencia e este último caso al juez José Ricardo de Prada, autor de las frases más duras en la sentencia de Gürtel.

Además, Casado ha recriminado al Gobierno que haya "vendido como un éxito" un "reparto de mayorías" en la renovación de un órgano que, a su juicio, tiene que estar "fuera del reparto partidista". "He decidido romper este pacto para la renovación del CGPJ, no solo por la dignidad de este grupo y el respeto a los propios jueces y fiscales, sino también para respetar el fortalecimiento de las instituciones y ser coherente con el proyecto de regeneración política que ha emprendido la dirección nacional del PP", ha aseverado.

El líder del PP ha recalcado que "actualmente no hay posible negociación" con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, "doblemente reprobada". Y ha criticado que Sánchez pida sentido de Estado al PP cuando él es el que no puede garantizarlo por la forma "ilegítima" en la que llegó al poder con una moción de censura "pervertida" para "destruir" al Gobierno del PP.

Silencio cuando se le pregunta si respalda a Cosidó

Casado ha "circunscrito" este asunto a las explicaciones que él dado ante los diputados, ya que, según ha dicho, "los temas de Estado se tienen que informar en los grupos" y "dirimir en las Cortes". "Cualquier otra explicación que se haya publicado o que se haya trasmitido por móvil o que se haya podido interpretar no es la verdad ni es la razón que la dirección nacional ha tenido", ha afirmado rotundo, en alusión al mensaje de Cosidó.

En este sentido, ha dejado claro que "cualquier otra motivación" que se haya publicado cuentan con su "rechazo". "Y desde luego haremos todo lo posible para poder hacer un sistema de elección que no se preste a estas interpretaciones", ha manifestado Casado, que ha guardado silencio cuando los periodistas le han preguntado ante esta reunión si respalda a Cosidó.

En ese mensaje a los senadores, Cosidó presumía ante los suyos de haber conseguido colocar en la negociación con el Gobierno a un magistrado como Manuel Marchena y añadía que iban a controlar la Sala Segunda del Supremo "desde atrás". El portavoz del PP defendió también en el 'whatsapp' que mandó el sábado a los senadores "sacar" al juez José Ricardo De Prada de la Audiencia Nacional porque está "mejor de vocal que poniendo sentencias contra el PP".

Sin embargo, este martes, ante los medios de comunicación, el propio Cosidó ha dicho que se siente respaldado tanto por Casado como por el Grupo Parlamentario Popular y que no se ha planteado dimitir. Ha agregado que lamenta que el mensaje que envió a los senadores del PP se haya filtrado, ya que, según ha dicho, en una conversación privada el tono no es el mismo que pueda utilizarse en público.

Propuesta de un nuevo sistema

Casado ha señalado que Marchena "acierta" en su decisión de renunciar y no "dejarse instrumentalizar" en un "juego de mayorías" en el que "otros han querido meter al PP". A su entender, el PP tiene que comprometerse ante los españoles a "volver" al sistema de elección del CGPJ que consagra la Constitución y que fue "modificado en 1985" por el PSOE.

"Nos comprometemos a merecer la confianza mayoritaria de los españoles y volver a tener una mayoría suficiente para que lideremos estos acuerdos sin tener que entrar en procesos ya iniciados ni tener que entrar en el juego electoralista de otras formaciones", ha apostillado.

Casado ha recordado que en su programa electorale el PP ya ha planteado "volver al modelo original" a pesar de que el Constitucional ha dicho que el sistema vigente es "plenamente constitucional". Así, ha indicado que van a intentar contactar con otros partidos para esa reforma pero ha admitido que con la "fragilidad" del Gobierno y la situación actual, no será "fácil" alcanzar un acuerdo.

Sí que ha garantizado que en la Convención Nacional que el PP celebrará a mediados de enero tendrán un apartado específico para "fortalecer el Poder Judicial" y estudiar con los "mejores expertos del país" qué fórmula se puede adoptar para el desarrollo legislativo de la previsión constitucional del artículo 122 de la Carta Magna.

Finalmente, ha señalado que el PP ha "intentado" que este proceso quede resuelto "cuanto antes" y que no se convoque la votación el jueves. "Queremos retirar esa iniciativa de propuesta de vocales del CGPJ y espero que el PSOE de una vez por todas tenga la responsabilidad de hacer lo propio y no convertir una sesión parlamentaria en una especie de debate en que los populistas puedan mermar la credibilidad del CGPJ", ha demandado.

Más noticias en Política y Sociedad