Público
Público

El CGPJ reanuda las entrevistas a los candidatos al Supremo, cuando ya hay dos favoritos de partida

El presidente interino Carlos Lesmes apoya a la magistrada Concepción Espejel y a su jefa de Inspección Esperanza Córdoba para auparlas a las Salas de lo Penal y de lo Contencioso, respectivamente, según fuentes jurídicas.

Sede del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), situado en Madrid frente al Tribunal Supremo.

JULIA PÉREZ

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en funciones reanuda este martes las entrevistas para seleccionar a los candidatos a tres plazas de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Se han presentado veintiocho candidatos en un proceso duro donde cada uno tiene que defender su trayectoria y su proyecto.

Lo defienden primero ante la Comisión Permanente en funciones, que es la que selecciona las ternas -tres candidatos por cada plaza- para que el Pleno realice los nombramientos definitivos en su sesión de diciembre. Los magistrados que salgan elegidos ejercerán en el Supremo hasta la jubilación.

Sin embargo, fuentes jurídicas e internas del CGPJ aseguran que el presidente interino, Carlos Lesmes, habría avanzado a su entorno quiénes son sus preferidos para estas plazas.

Su candidata para la Sala de lo Penal del Supremo es Concepción Espejel, presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y que ha sabido sujetar allí casos delicados de interés para la mayoría conservadora que dirige Lesmes.

Espejel preside esa Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que ha tenido Plenos “violentos”, según describió el magistrado Eloy Velasco en su entrevista del pasado 4 de diciembre, debido a que se ha creado “mal clima” a causa de recusaciones como las del caso Gürtel y hay jueces que “se la tienen jurada”.

Apartada del caso Gürtel por afectar a su apariencia de imparcialidad debido a su relación con el PP, Espejel pertenece a la Asociación Profesional de la Magistratura, la misma que el presidente interino del CGPJ y del Supremo.

Entre los veintiocho candidatos que se han presentado para estas tres plazas, hay diez mujeres y dieciocho hombres. Los planes del sector mayoritario pasarían por elegir una mujer -Espejel- y dos hombres, cuando en la Sala de lo Penal del Supremo las juezas son minoría: sólo hay dos mujeres entre sus catorce integrantes. Y cuando España es el país con menos mujeres en el Tribunal Supremo, sólo superada por Malta, Albania o Turquía.

A cambio del apoyo a su candidata, Lesmes y su mayoría elegirían para una segunda plaza de la Sala de lo Penal del Supremo a Lorenzo del Río o Jesús María Barrientos. Ambos son presidentes de tribunales superiores de Justicia, el primero de Andalucía y el segundo de Catalunya. A favor del primero se encuentra que lleva más de dos mandatos en dicho cargo, mientras que el segundo ni siquiera lleva un mandato. Ambos son de la Asociación Francisco de Vitoria, una tercera vía entre las asociaciones progresista y conservadora.

La tercera plaza dentro de este pacto se destinaría a lograr el apoyo de un sector progresista de Juezas y Jueces para la Democracia. El candidato con más prestigio que es impulsado a su vez por la fracción de los progresistas que suele votar con Lesmes es Javier Hernández, presidente en funciones de la Audiencia de Tarragona.

Otro candidato progresista potente es José de la Mata, que es quien abre las entrevistas de este martes e instruye en la Audiencia Nacional los casos Pujol, Papeles de Bárcenas y el 3 por ciento en Catalunya. De la Mata tiene en contra su menor experiencia en órganos colegiados.

Entre los veintiocho candidatos hay once jueces de la Audiencia Nacional, encabezados por su presidente, José Ramón Navarro. Las tres plazas convocadas  corresponden al turno general y obedecen a las jubilaciones de Luciano Varela -quien formó parte del tribunal del ‘procés’-, Alberto Jorge Barreiro y Francisco Monterde, que tendrán lugar en los próximos días.

Su jefa de Inspección, también favorita

Lesmes quiere aupar a un alto cargo del Consejo para el Tribunal Supremo, con dos vacantes. En concreto, para la Sala de lo Contencioso-Administrativo, de la que hay que cubrir la plaza de su expresidente José Manuel Sieira, convocada incluso antes de su jubilación que tendrá lugar el 15 de diciembre.

La favorita de Lesmes para la Sala Tercera pertenece a su círculo de confianza y es la jefa del Servicio de Inspección del CGPJ: Esperanza Córdoba Castroverde, hermana de un íntimo amigo del presidente interino, Diego, quien a su vez fue elevado para esta Sala por Lesmes al inicio de su mandato y es su mano derecha en este tribunal.

Esperanza Córdoba Castroverde saltaría desde el CGPJ hasta el Supremo cuando lleva seis años sin poner sentencias.L a Sala Tercera del Supremo ha sido renovada en un tercio desde que Lesmes llegó al poder. Es la que juzga los actos del Gobierno, los actos administrativos y los acuerdos del propio CGPJ que preside de manera interina Lesmes.

Renovación de los altos cargos estando en funciones

El CGPJ interino ha iniciado una carrera para renovar a los altos cargos de la cúpula judicial, a pesar de estar en funciones. Así, ha realizado 42 nombramientos sin contar con las cuatro nuevas plazas pendientes del Supremo.

La renovación estándo en funciones ha abarcado la mayoría de la cúpula judicial, que estarán en el cargo los próximos cinco años y cuando es una competencia que correspondería al nuevo Consejo pendiente de ser nombrado desde hace un año por las Cortes Generales.

Este CGPJ interino ha nombrado desde de presidentes de tribunales superiores de justicia a los presidentes de las audiencias provinciales y de las Salas de los tribunales colegiados.  En total, 46 cargos.

Las plazas del Tribunal Supremo renovadas este año de interinidad han ido en su mayoría a hombres a pesar de que había juezas candidatas o igual o mejor curriculum vitale que los elegidos. Muchos de ellos rondan la cincuentena, por lo que Lesmes y su mayoría se aseguran el control en los próximos veinte años.

Un CGPJ interino elige a 18 magistrados del Supremo

Los nombramientos, hechos de manera interina, han sido recurridos por las asociaciones Juezas y Jueces para la Democracia y Francisco de Vitoria por entender además de que han sido elegidos sin un baremo acorde a cada puesto,
Es la Sala Tercera del Supremo la que juzgará estos recursos.

El CGPJ en funciones y con una mayoría conservadora surgida en 2013, ha nombrado o va a nombrar a 18 magistrados del Tribunal Supremo en este año de interinidad. En concreto, ha nombrado nuevos magistrados en la Sala I, de lo Civil (2); en la Sala II, de lo Penal (6); en la Sala III, de lo Contencioso (4); en la Sala IV, de lo Social (3), y en la Sala V, de lo Militar (3).