Público
Público

Los cien primeros días del Gobierno del PSOE Sánchez piensa en un horizonte de doce años para las grandes transformaciones del país

Celebra sus cien primeros días de Gobierno en un acto en Oviedo, sin la presencia del presidente de Asturias, en el que promete un plan de choque contra el desempleo juvenil y garantiza la revalorización de las pensiones en los Presupuestos

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a un simpatizante durante su primer acto público del PSOE desde que accedió a la jefatura del Ejecutivo. EFE/Alberto Morante

Si había alguna duda de que la intención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es agotar la legislatura, este domingo quedó más que despejada por el contenido de su intervención en el primer acto político que celebró con el PSOE desde que llegó a La Moncloa, donde dijo que en estos dos años que restan hasta la elecciones generales aspira a sentar las bases de las grandes transformaciones de España hasta 2030. “Ese es un nuestro horizonte”, añadió.

Sánchez, además, dio a entender que no sólo se conforma con sentar las bases en esta legislatura, sino que aspira a liderarlo estos doce años, y recordó en este sentido a aquellos que vaticinaban hasta hace muy poco que el PSOE estaría muchos lustros sin volver a gobernar España.

En la Fiesta de la Rosa de Asturias, el presidente del Gobierno también hizo su propio balance de sus primeros cien días en una frase: “En España gobierna el cambio, y ha empezado a ser realidad para mucha gente de nuestro país” dijo.

Para Sánchez la síntesis de Gobierno se llama Justicia social, “porque este es un Gobierno que quiere construir Justicia social” y reiteró su compromiso para rescatar el Estado de Bienestar.

En esta línea, indicó que aún quedan rescoldos de la crisis económica que se propone combatir y, por ello, anunció que el Gobierno trabaja ya en un plan de choque contra el desempleo juvenil. Y, además, aseguró que en los Presupuestos que prepara el Ejecutivo los jubilados tendrán garantiza la revalorización de sus pensiones.

En cuanto a su plan para 2030, fijó las grandes transformaciones que quiere para España en cinco campos: educación, empleo, sanidad, transición ecológica y pensiones; marcando objetivos nuevos en cada uno de ellos.

Sánchez volvió a poner como prioridad en sus políticas Europa, y aseguró que el PSOE y su Gobierno se plantean el reto de “ser la voz de la izquierda” en el viejo continente y, por ello, dijo ser consciente de la gran responsabilidad que tiene para hacer que se consolide el cambio en nuestro país.

Y, finalmente, dedicó gran parte de su intervención a recordar las reformas aprobadas en estos cien días y a mantener su compromiso de apostar por un Gobierno, “feminista, ecologista, solidario y comprometido con Europa”, añadió.

En el acto estuvo acompañado por la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, y los candidatos socialistas a la Alcaldía de Oviedo y al Principado. No acudió el presidente de la Comunidad, Javier Fernández, que siempre se significó por estar en contra del liderazgo de Pedro Sánchez en el PSOE y fue un firme defensor de apoyar la investidura de Mariano Rajoy.