Público
Público
Únete a nosotros

Cierre de campaña 10-N Puigdemont y Borràs afirman haber puesto a Pedro Sánchez "contra las cuerdas"

JxCat pide unidad de diferentes maneras y a través de diferentes voces, pero a la vez confía en un crecimiento del número de votos que le permita obtener grupo parlamentario propio en Madrid. Cierra su campaña electoral con un llamamiento a los otros partidos independentistas a seguir una política unitaria. No escatima críticas al Gobierno del PSOE, pero tampoco reproches al resto de candidaturas que apuestan por la independencia de Catalunya.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Laura Borràs, Quim Torra, Miriam Nogueras y otros dirigentes de Junts per Catalunya en el mitin de final de campaña. EFE / Toni Albir

Un mitin en Cotxeres de Sants que ha empezado con música del candidato al Senado, Roger Español, un audiovisual con declaraciones de los presos políticos y exiliados y una declaración de intenciones coral por parte de una decena de candidatos y miembros del espacio político de Junts per Catalunya, que ha cerrado desde el exilio el exconseller Lluís Puig. Nada más empezar los parlamentos, un dardo para el presidente en funciones del Gobierno: “Que ningún Pedro Sánchez insinúe que se arrestará a nuestro president. La separación no se toca, ni tampoco al president Puigdemont”, ha dicho el abogado y candidato Jaume Alonso-Cuevillas.

El acto ha continuado con la lectura del mensaje enviado desde Lledoners por los presos de JxCat, en el cual han reafirmado que los más de 40 años de privación de libertad a los que les ha condenado el Tribunal Supremo no les han “hecho cambiar de opinión”. Y en este sentido, han hecho referencia a una “apuesta por la unidad”, interpelando al resto de partidos independentistas.

Puigdemont pronostica una crecida de votos

Junts per Catalunya ha escogido el espacio que en otras ocasiones también ha acogido actos de la CUP o los Comuns para cerrar el período de mítines de campaña en todo el territorio. Un recinto muy lleno de público que constantemente ha interrumpido discursos e intervenciones con proclamas de “Llibertat”, “President” o “Independència”. En su intervención por videoconferencia el expresidente Carles Puigdemont ha reconocido que no van "sobrados de diputados” pero ha vaticinado un crecimiento en votos el próximo domingo.

Lo ha atribuido al hecho de “haber puesto contra las cuerdas al presidente Pedro Sánchez” y de haberlo puesto "en evidencia" después de sus declaraciones en las que hizo referencia al control de la Fiscalía por parte del Gobierno y a la promesa que realizó de detenir a Puigdemont y traerlo a España. “A algunos la campaña se les está haciendo larga, a los de JxCat siempre se nos hace corta” ha remarcado.

En un tono similar se ha expresado el president de la Generalitat, Quim Torra, cuando ha situado las declaraciones de Sánchez “en el TOP”, ha recordado la famosa frase de Mariano Rajoy “¿Y la Europea?” y ha esgrimido que “la demofobia del Estado español está rompiendo Europa”. Tampoco ha ahorrado argumentos a favor de la unidad política asegurando que “no hay ninguna otra salida”

La candidata Míriam Nogueras ha dicho al gobierno en funciones que no les hace "ninguna falta” para el camino hacia la independencia. Nogueras también ha aprovechado la intervención para reprochar el papel de los “medios de las cloacas del Estado” en la criminalización del espacio político independentista y ha reivindicado que “los del presidente [Puigdemont] somos aquellos que hemos decidido que Catalunya y sus ciudadanos serán libres”.

Duros con ERC y la CUP

Los mensajes del mitin han cambiado de color en los momentos en los que los candidatos han hecho referencia al resto de partidos independentistas. De hecho, la candidata Laura Borràs se ha deshecho en elogios para un gran número de colectivos, pero ha subrayado que no podia “dar las gracias” a sus “compañeros de viaje”, los candidatos de ERC y de la CUP. Borràs ha recordado que durante el debate electoral de TV3 propuso la conformación de un único grupo parlamentario independentista en Madrid –que Puigdemont ha bautizado con el nombre de “Gran Grupo de la República Catalana” – y las otras dos candidaturas han cerrado la puerta a esta fórmula unitaria en diferentes momentos.

Artur Mas ha elogiado el papel de la candidata Borràs con una irónica felicitación

Otro reproche recurrente, en este caso a los republicanos, lo han realizado al asegurar que “no regalarían ningún voto a cambio de nada”. Incluso el expresidente Artur Mas ha felicitado en tono irónico a la candidata Borràs diciéndole que celebraba su papel durante la campaña pero que no lo hacía “a cambio de nada”, recordando las palabras del discurso del diputado Gabriel Rufián en la tribuna del Congreso de los Diputados durante el debate de la investidura fallida, sino que le pedía un buen resultado al día siguiente del aniversario del plebiscito del 9N.

La candidata de Junts per Catalunya, Laura Borràs, en el mitin de final de campanya. EFE / Toni Albir

Borràs ha asegurado que desde JxCat intentan "encontrar una solución a cada problema” y no a la inversa. Ha lanzado dardos contra ERC y a la CUP por interpelar a los Comuns para tejer un frente de izquierdas y a los Comuns por haber pedido la comparecencia del presidente Quim Torra después de la aparición en algunos medios supuestos vínculos con miembros de CDR encarcelados. Así ha concluido con la voluntad de responder “al veredicto del tribunal con el veredicto de las urnas” el domingo. La votación ha comentado que tiene que ser “por todos los presos políticos, los 49” y no solo los ex consellers y dirigentes políticos.

Exigencia de cambio en el modelo policial

La intervención de Roger Español, que perdió un ojo como consecuencia de la violencia policial del 1 de octubre, ahora candidato de JxCat para el Senado, ha sido una nota destacada de la noche en Cotxeres. Más allá de haber sido el encargado de abrir el acto tocando el saxofón, ha hecho un discurso en la línea de JxCat y a la vez crítico con la política de seguridad del Govern. El excandidato al Congreso del Front Republicà, la plataforma liderada por Albano-Dante Fachín, ha exigido “la imprescindible unidad de acción del independentismo” para seguir con el mandato del 1 de octubre, pero también ha pedido un “cambio de modelo policial y penitenciario” sin especificar el cuerpo, pero poniendo implícitamente en cuestión la gestión política del conseller de Interior de la Generalitat Miquel Buch.

Más noticias en Política y Sociedad