Público
Público

8 de marzo Cifuentes no ve "fundada" la huelga feminista del 8-M y dice que busca el "desgaste" del Gobierno

Sobre el debate por la palabra "portavoza", la presidenta de la Comunidad de Madrid afirma que le parece "una chorrada descomunal" poner el foco en algo "para llamar la atención". Preguntada por la corrupción de su partido, insiste en que "no le consta" la financiación irregular del PP en Madrid.

Publicidad
Media: 2
Votos: 4

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, atiende a los medios a su llegada a un desayuno informativo. EFE/Emililo Naranjo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, no hará huelga el próximo 8 de marzo y tilda de "chorrada descomunal" el debate abierto de 'portavoz' y portavoza' que abrió la portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero.

"No voy a ir a la huelga porque el 8 de marzo es el Día de la mujer trabajadora, además del cumpleaños de mi hija que para mí es casi más importante", ha sentenciado Cifuentes en una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press.

Así, Cifuentes ha afirmado que "cuando uno plantea una huelga tiene que tener razones fundadas para hacerlo más allá del puro desgaste político" que, a su entender, "es lo que se pretende".

Y es que Cifuentes cree que "en ocasiones" cuando se plantean determinadas convocatorias de huelga "en determinados momento detrás hay un componente político". Seguidamente ha dicho que cualquiera "tiene perfectísimo derecho a ir a la huelga y manifestarse". "Pero hay cierto oportunismo político", ha apostillado.

Preguntada por la polémica de la 'portavoza' -en relación al uso de este término por parte de la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados-, Cifuentes ha indicado que le parece "una chorrada descomunal" poner el foco en algo "para llamar la atención". A su juicio, "si una persona quiere trabajar en puestos de responsabilidad a favor de la igualdad, lo tiene que hacer con medidas efectivas". "Lo del lenguaje es una cosa que roza el ridículo más absurdo", ha añadido, para insistir en que es su "opinión" y que la ofrece en virtud de su "libertad de expresión".

Sobre las declaraciones a propósito de la brecha salarial que hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista radiofónica, Cifuentes considera que "se sacó un poco de contexto porque más allá de las palabras, los hechos demuestran que están trabajando a favor de la igualdad".

La llamada de Rajoy tras las acusaciones de Granados

Por otro lado, y en la línea habitual, Cifuentes no ha aportado nuevos detalles sobre la financiación de su partido, que asegura no haber conocido hasta su llegada a la Presidencia, y afirma que no le "consta" que el PP se haya financiado ilegalmente.

Cifuentes ha revelado que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy le llamó el pasado lunes para mostrarle su "cariño" tras las declaraciones del exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados en la Audiencia Nacional y donde situó a la dirigente madrileña como conocedora de la financiación ilegal del PP madrileño.

Según Cifuentes, Rajoy le llamó el día que "este señor", en referencia a Granados, declaró ante el magistrado Manuel García Castellón y le dijo lo que le "tenía que decir en su momento", para mandarle "todo su cariño", cosa que, por otro lado, ella ya sabe que lo tenía.

Preguntada por si ha hablado también de este asunto con la expresidenta del PP de Madrid Esperanza Aguirre, ha dicho que no, que hace tiempo que no habla con ella y que lo último que sabe es de un mensaje que le envió hace unos días Aguirre a ella porque le gustaba una cosa que Cifuentes había hecho, según ha dicho la jefa del Ejecutivo autonómico.

Tras recordar que "difamar no puede salir gratis" y que confía en la justicia, por las declaraciones de Granados, contra el que ya ha presentado una querella criminal por difamación, entre otros delitos, Cifuentes ha asegurado que "nunca" ha tenido acceso a las cuentas. De hecho, ha dicho que lo máximo que ha tenido con este tema es el pago de sus cuotas como afiliada.

En este sentido, ha recordado que ella fue secretaria territorial, responsable de temas de dinamización de las sedes y de organización política "pero nada que ver con gestión del partido, ni con cuentas ni con campañas electorales", ha defendido Cifuentes, que, por otro lado, se siente "orgullosa" de su trayectoria política.

Sobre si pondría la mano en el fuego por Esperanza Aguirre e Ignacio González en lo que tiene que ver con la supuesta financiación irregular, ha indicado que a ella esta expresión le parece "medieval" y que prefiere hablar de "confianza". En este punto, y a la vista de lo ocurrido con González ha reconocido que "mucha confianza sinceramente no" tiene.

En el caso de Esperanza Aguirre es diferente, porque aunque asegura que no puede pronunciarse porque no sabe en cuanto a sus labores en el partido, sí que cree que ha hecho "muchas cosas buenas e importantes" por la Comunidad de Madrid y lo dice "de corazón". En este sentido, ha destacado que "contribuyó a la transformación" de la Comunidad, con los nuevos hospitales, los colegios bilingües o la ampliación del Metro.

Cuestionada por si dimitiría si resulta investigada, en aplicación del código ético del PP de Madrid, ha señalado que la posibilidad de imputación ni la contempla porque "nunca" ha hecho "nada ilegal y sí de forma correcta". Dicho esto, ha indicado que este código se lo aplican "todos", incluida ella, "porque estamos en una nueva etapa del PP de Madrid".

Más noticias en Política y Sociedad