Público
Público

CiU se inclina por apoyar a Bono mientras ERC y NaBai lo descartan

Duran i Lleida asegura que el ex ministro sería «un buen presidente del Congreso»

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El futuro presidente del Congreso —que si no lo es en la primera votación, lo será en la segunda— se ha convertido en el protagonista involuntario y la moneda de cambio de la ronda de contactos que el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha mantenido durante dos días con CiU, PNV y los partidos que integran el grupo mixto (ERC, IU-ICV, BNG, NaBai, CC y UPyD).


Tras las reuniones, las preguntas de los periodistas a cada portavoz —ayer comparecieron todos menos Rosa Díez, la diputada de UPD— derivaban por la misma senda: “¿Van a apoyar la candidatura de Bono?”. ERC y NaBai fueron los más claros: “No”; pero CiU, PNV, IU-ICV y BNG, aunque manifestaron su posición contraria al perfil del candidato, no descartaron la abstención o, incluso, el apoyo. CC y UPyD, por su parte, no criticaron a Bono, pero tampoco dieron el “sí” definitivo, aunque éste sea previsible.
La sangre no llegó al río, sin embargo, a pesar de que el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, había asegurado el martes, en referencia a José Bono, que “los cabestros” están mejor “bien acotados en su redil”, indicando que el ex ministro de Defensa estará mejor en la presidencia de la Cámara Baja que en el Gobierno, por ejemplo.


Ayer, todos esperaban una respuesta contundente de José Bono, pero éste se limitó a contestar a Josu Erkoreka, cuando fue al Congreso a recoger su acta de diputado, que no iba a insultar a nadie y que no diría “ni mu”.


Buenas relaciones
El lunes, según indicó el portavoz de los nacionalistas catalanes, Josep Antoni Duran i Lleida, CiU decidirá si apoya o no la candidatura de José Bono a la presidencia del Congreso.


El escepticismo mostrado el pasado martes por Duran i Lleida sobre un voto favorable fue matizado ayer por él mismo cuando aseguró, en una entrevista conocedia a Antena 3, que Bono sería “un buen presidente del Congreso”.


La buena relación entre José Bono y CiU, especialmente con Duran y el ex diputado Josep Maldonado, viene de lejos. El ex presidente de Castilla-La Mancha, según fuentes nacionalistas, habría mantenido contactos telefónicos con Duran en los últimos días que, sin buscar explícitamente el apoyo de CiU, podrían inclinarlo, cuando menos, a la abstención.


Tampoco hay que olvidar que el ex ministro de Defensa ha colaborado en diversas ocasiones con la organización solidaria Esport Solidari Internacional (ESI), que preside Maldonado. De hecho, el más que probable nuevo presidente de las Cortes compartió mesa y mantel con Oriol Pujol en la cena que, el pasado mes de diciembre, organizó ESI en Barcelona.


Acercamiento al PP


Otras fuentes nacionalistas, en cambio, critican en privado y de forma contudente el nombramiento de José Bono, que interpretan como una búsqueda de acercamiento del PSOE al Partido Popular para pactar los grandes temas de Estado, de la misma forma que creen que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habría anunciado la candidatura de Bono a la presidencia de la Cámara Baja “para pescar votos en los caladeros de la derecha”.


Por esa razón —y por el manifiesto antinacionalismo de José Bono—, se muestran claramente descontentos con esta elección.“No es buena cosa —comentaban estas fuentes— empezar así una etapa que se supone de consenso”.