Público
Público

ENTREVISTA CON JAIME MIQUEL, ANALISTA ELECTORAL

"Si Ciudadanos no cambia de posición, habrá elecciones"

Una nueva convocatoria a las urnas pondría de manifiesto una “desmovilización importantísima” del electorado. La participación bajaría en 7,4 puntos, pero la composición del hemiciclo sería casi idéntica a la actual, según el nuevo estudio del Observatorio Continuo de JM&A para Público.

Publicidad
Media: 4.14
Votos: 14

El analista electoral Jaime Miquel, en la entrevista con Público. PÚBLICO

BARCELONA.- “Lo principal de nuestra última estimación es el incremento del número de abstencionistas en dos millones cuatrocientos mil respecto a las últimas elecciones generales”, explica el analista electoral Jaime Miquel en entrevista concedida a Público, en la que valora los datos del más reciente trabajo de su gabinete demoscópico..

“Todos los partidos perderían votos, absolutamente todos, pero se mantendrían las proporciones entre ellos, y las posiciones relativas, y en consecuencia los escaños no varían. No varían, pero se produce una desmovilización importantísima, que nos recuerda a la que se desarrolló en el ciclo 2012-2014, hasta las elecciones europeas, que es cuando eclosiona Podemos, y posteriormente Ciudadanos”.

Jaime Miquel distingue entre electorados básicos de cada formación y los “refuerzos” que obtienen en cada coyuntura, e Indica que ahora “todo lo que no es estructural se desmoviliza, por castigo, por cansancio, por decepción... Los resultados del 26-J son un picotazo de una avispa sobre una piel de elefante, que es una nueva estructura del comportamiento electoral”.

Piensa que en las últimas elecciones se produjo "un suspiro del bipartidismo...". “Bueno, que siga suspirando”, comenta, porque está absolutamente convencido de que eso, el reparto del poder entre dos partidos, se terminó hace mucho tiempo.

Estimación de JM&A para 'Público' en caso de unas nuevas elecciones generales, después de las del 26-J.

Ciudadanos, según su estimación, perdería tres escaños más. Es el partido que paga el precio más alto de la desmovilización descrita. ¿Por qué?

“Está clarísimo que el electorado y la oferta, las formas y la cultura del PP es equivalente al espacio que tiene Le Pen en Francia”

“Ciudadanos viene pagando el precio más alto desde que Albert Rivera ató su posición política al PSOE. 1'9 millones de votantes de C's del 20-D le llegaron del PP. Son de derechas. En tanto que Rivera no asuma que él es liberal, conservador del siglo XXI, es decir, del lado derecho, desdibuja su espacio electoral. Está clarísimo que el electorado y la oferta, las formas, la cultura que maneja el Partido Popular es equivalente al espacio que tiene Le Pen en Francia. De una forma nítida se va posicionando ahí. La mitad de sus votantes son jubilados. Hay un gran espacio liberal conservador que es el que debería ocupar Albert Rivera”.

Rivera ha preferido aparecer como fuerza del centro político, indica Miquel. “Por eso nos vamos de 3'1 millones a 2.758.000, según la estimación que tenemos ahora”. Pierde más escaños que el resto, señala, pero en votos le ocurre como a todos.

El camino a recorrer por C’s: de la abstención anunciada al voto a favor del PP en la sesión de investidura

Rivera podría recomponer la situación en un momento dado, según Miquel, “pasando sus abstenciones a síes. Es fácil de explicar, porque es por el interés general”.

“Ellos no pueden votar a favor de un partido que tiene al tesorero en la cárcel, que afora a la jefa de los valencianos, que actúa como ... Eso no tiene pase, eso no tiene encaje, y eso no se puede votar a favor, ¿no?. Sin embargo, hay que desbloquear la situación. Pasamos al voto a favor y toda la presión pasa al PSOE, a ver si es capaz de votar contra 170. Ahí recompone la situación Rivera. Ocupa ese espacio liberal-conservador”. Eso puede suceder, según Jaime Miquel, “y puede alterar la situación actual”.

“Soy de los que piensa que si C's cambia de posición no hay elecciones, pero si no cambia de posición, habrá elecciones. Porque el PSOE, entonces, vota que no.

Tabla resumen de estimaciones de JM&A (% c = porcentaje del censo. %vv = porcentaje de votos válidos).

Llamada de atención al PP

"Hoy por hoy Mariano Rajoy se cree que si volvemos a votar a él no le va a pasar nada”. La estimación de JM&A indica que el Partido Popular seguiría en cabeza, con el mismo número de diputados, pero con 879.000 votos menos.

El analista electoral lanza una advertencia al PP: “Ojo. Los datos que damos ahora dicen que estamos en el borde. Como sean capaces los otros de quitarte medio millón, no es que no vayas a perder nada, es que te caes con todo el equipo. Ese cambio de mentalidad del PP, ese verle las orejas al lobo todavía no se ha producido, pero creo que se tiene que producir”.

En cuanto haya un presidente se encontrará que no puede hacer nada sin contar con consensos, sea cual sea el presidente. Es un gobierno y es un parlamento que sólo podrá sacar adelante aquellas cosas pactadas por más de dos.

Ciclo constituyente en perspectiva

“Tenemos un problema territorial de envergadura, y toda otra serie de problemas que evidencian que la norma hay que reformarla en tal y tal otro aspecto. La ley electoral… etc. Todos los que quieras.

Tenemos por un lado un problema de cultura política pluripartidista, que no existe en el Parlamento español y sí en los parlamentos autonómicos vasco y catalán. Existió en el ciclo constituyente, pero desapareció para siempre. Hay que hacer un tránsito cultural y, al mismo tiempo, hay que reformar la norma. ¿En qué sentido? Hay dos años por delante para alcanzar todos los acuerdos.

Veo unas elecciones anticipadas en 2018, que darán paso a un ciclo constituyente asumido por todos, ya con una cultura política nueva, ya dispuestos a dotar a nuestras instituciones de las características del primer mundo”.

A la vista de sus datos, parece como si el electorado dijera: 'no se molesten ustedes en conducirnos hacia una nueva convocatoria electoral porque no iremos a votar y los que vayamos lo haremos exactamente igual que la vez pasada'

“Mariano Rajoy se cree que si volvemos a votar a él no le va a pasar nada”

“Siempre se pueden producir movimientos”, admite Miquel. “Lo principal es que del PP a la abstención se desmoviliza un millón cien mil votos. Vamos a un escenario de desmovilización creciente, lo que significa que si volvemos a votar, el bipartidismo ya no va a recuperar el resultado del PP del 26-J. Es un resultado reforzado que nunca más va a obtener ese partido, puesto que, si nos vamos a los datos de las encuestas por edades, está todo perfectamente explicado. La mitad más joven del censo vota masivamente a Unidos Podemos, Confluencias o Ciudadanos. Tienen lo que tienen”.

Jaime Miquel insiste en que el PP no está en condiciones de recuperar los votos “de refuerzo” que le llegaron el 26-J, que su política se visualiza cada vez más como la que defiende en Francia el partido ultraderechista de Le Pen. El “episodio” que desveló Público sobre la conspiración de Jorge Fernández Díaz y el gesto de Rajoy de “aceptar el encargo del rey” y luego decir “ya veremos”… esa política, según Miquel, “tiene un electorado característico determinado”.

Tal y como evolucionaron las encuestas anteriores al 26-J y a la vista de los resultados en las urnas, vimos que se produjo un cambio ¿Qué puede ocurrir ahora que modifique otra vez sustancialmente el escenario que dibujan en su estimación?

“Se produce una desmovilización importantísima, que nos recuerda a la que del ciclo 2012-2014”

“Este es un escenario teórico sobre la situación actual, que indica que esto está bloqueado y nadie está dispuesto a moverse de su sitio. Ahí tenéis dos millones y medio más de abstenciones que se reincorporarán antes o después, aunque a lo mejor no en Unidos Podemos, pero sí en el reemplazo de Unidos Podemos, porque está a diez escaños de donde terminó la Izquierda Unida de Cayo Lara, en mayo de 2014, si quitamos las confluencias. Es decir, para ser los amigos del PSOE, para alabar a la España del pelotazo, para manifestar simpatía por el producto político del zapaterismo que es Eduardo Madina, para repartirnos las cosas como en la Comunidad Valenciana, para que nos digan cómo es la vida señores como (Joan) Coscubiela, como Inés Sabanés, Mònica Oltra, Joan Ribó...
¿Quiénes son todos esos? Son Izquierda Unida. Para ese viaje no hacían falta alforjas”.

Según la nueva estimación de JM&A, Unidos Podemos perdería ahora medio millón de votos respecto a los obtenidos el 26- J pero mantendría los 71 escaños.

Pero antes de las elecciones del 26-J teníamos un panorama que parecía que empujaba hacia el famoso “sorpasso”. Incluso había un cierto consenso entre las diferentes casas encuestadoras en tal sentido y se produjo un resultado muy diferente al de los pronósticos. ¿Puede producirse ahora otro cambio radical?

Miquel cree que hay que partir de donde no puede bajar ninguno de los partidos, “porque eso nos lleva a estimaciones razonables”.

“A piñón fijo con el PP hay 6 millones y medio de votantes. ¿Dónde lo tenemos estimado ahora? En 7 millones. Se le ha desmovilizado un millón ciento cuarenta mil electores. ¿Puede el PP recuperar estos desmovilizados? Lo que estoy diciendo es que no. El resultado del PP el 26 de junio fue reforzado y máximo. Unos electores que ya se habían cambiado a Ciudadanos vimos que regresaron, desencantados. Otros no pensaban volver a votar en su vida a ese PPen (PP como equivalente español del partido de Le Pen en Francia), porque son primer mundo y buscan solución negociada y ya no van a volver a votar a ese señor”.

“¿Qué futuro le espera Unidos Podemos de comparsa del PSOE? ¿Qué es eso ahora? Es Izquierda Unida. Es una cuestión de fenómenos electorales que no va a parasitar nadie. Es una ciudadanía crítica que no se va a dejar parasitar por nadie. ¿Por qué hemos perdido un millón de votos? se puede preguntar Pablo Iglesias. Naturalmente, son votos, son mandatos que no hemos sabido atender. ¿Por qué no los hemos sabido atender?... El ingeniero o el médico que vota a Unidos Podemos no es ni de abajo ni de la izquierda. Simplemente se ha puesto enfrente”.

¿Un choque de trenes con Catalunya, no puede modificar ese panorama?

“Pienso que no. Si nos vamos a los datos de las encuestas, vemos que la cuestión del independentismo o del secesionismo de Catalunya no aparece en el barómetro del CIS, en las preocupaciones de las personas. Y si no aparece, no aparece. Habrá que preguntarse por qué. No aparece porque estamos en la Unión Europea y las cosas se resuelven de modo negociado y consensuado y además casi siempre por el camino que nos viene marcado desde afuera. En la UE no hay dictaduras, tampoco hay revoluciones. Tsipras nos enseña que se le vota para no pagar la deuda pero luego para pagarla”.

“Veo unas elecciones anticipadas en 2018, que darán paso a un ciclo constituyente asumido por todos”

Eso, según Miquel, quiere decir que la mayor parte de la ciudadanía “quiere vivir en euros, en una región de acumulación de riqueza, prosperidad creciente y vivir 80 años, eso por encima de cualquier otra cosa”. “Estamos en un sistema estable, convencionalmente llamado democrático y que es idéntico o de corte similar al del resto de miembros de la Unión. Eso es lo que tiene en la cabeza el elector. ¿Que el Parlament de Catalunya produce una resolución contraria a lo que ha dicho el Tribunal Constitucional? En la política real, una declaración unilateral de independencia dentro de la Unión Europea no existe, no es posible”.

“En definitiva, se constata la existencia de una nación por un lado. Y de un problema de convivencia, por otro. La inutilidad del modelo territorial. Y por último la suma de todo esto que es un elemento más del proceso constituyente que se iniciará sí o sí, porque están todos los consensos rotos, con unas elecciones anticipadas en 2018.
Lo de Catalunya se resuelve en parámetros democráticos. España no es un todo uniforme. Hay una cultura política que muere, asociada a los partidos del postfranquismo y luego está el ciudadano nuevo del mundo global, que vive en un estado plurinacional del sur de la Unión Europea y quiere soluciones”.

“La propia institución monárquica puede asumir la plurinacionalidad de España”, afirma. “Si no, desaparece. No tendrá recorrido si no es capaz de situarse sobre la certidumbre plurinacional”.

¿Qué pasará entre el electorado del PSOE?

Jaime Miquel cree que ante cada fenómeno electoral los ciudadanos tienen razones fundadas para decir: 'ya me habéis aburrido del todo'. “Estos señores llevan diciendo las mismas cosas desde hace más de medio año. Idénticas cosas. Nos las presentan más o menos floreadas, pero es lo mismo lo que vienen diciendo. No han dicho nada distinto desde que empezó todo esto, cada uno con sus vetos y sus zarandajas”.

“¿Por qué hemos perdido un millón de votos? se puede preguntar Pablo Iglesias. Son votos, son mandatos que no hemos sabido atender”

El PSOE, según él, tiene también una posición estructural. “Es como el PP. Ocupa porcentajes enormes en Andalucía interior, en Extremadura, en Castilla la Mancha, y de ahí no lo mueve nadie. Y ahí cuando aparece Unidos Podemos, un pedazo importante de Izquierda Unida se va para el PSOE”.

Como se puede apreciar en el cuadro, el PSOE perdería ahora medio millón de votos respecto a los que consiguió el 26J.

“El PSOE es un partido del siglo XX. Yo ya distingo dos PSOEs con toda claridad. No tienen nada que ver Susana Díaz y los del sur con Miquel Iceta, o con Ximo Puig. El PSOE de Ximo Puig es otro PSOE. De hecho está gobernando con Podemos y con Compromís, y aquí no pasa nada. Están situados sobre la certidumbre plurinacional, por supuesto, los dos. Y el otro PSOE es uninacional, inmóvil, del siglo XX. Así no se puede ser socialdemócrata del siglo XXI”.

¿Qué PSOE dominará?

“Distingo dos PSOE con toda claridad. No tienen nada que ver Susana Díaz y los del sur con Miquel Iceta o Ximo Puig”.

“La verdad es que toda la potencia de ese partido son los escaños castellanos, castellano-leoneses, castellano-manchegos, extremeños, andaluces y la verdad es que es muy vetusto todo eso. Hay un espacio socialdemócrata convencional a conquistar que no es Unidos Podemos. Sí veo un retroceso, al siglo XX, al lugar en el que está el PASOK. El recuerdo del pasado. Ese partido no asume la certidumbre plurinacional”.

“¿Cual dominará? Dominará la moderna sociedad española, que necesita expresarse, porque se ha hecho todo viejo. Las cosas salen por pura lógica, por pura necesidad”.