Público
Público

Ciudadanos renuncia a bajar el IVA y simplifica su programa para poder llegar a acuerdos tras el 26-J

Rivera promete la bajada del IRPF en 2018 y un aumento del gasto social de hasta 8.500 millones de euros al año. Eliminan "errores de redacción" anteriores, pero mantienen la equiparación de violencia de género y doméstica.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la presentación hoy en Madrid de la Memoria Económica y el programa electoral del partido. EFE/Juan Carlos Hidalgo

PAULA DÍAZ

MADRID.- La modificación de los tramos de IVA, una de las medidas estrella de Ciudadanos en la campaña del 20-D, ya no está incluida en el programa electoral del partido. Los de Albert Rivera renuncian así a la bajada del tipo general del 21 al 18 y del reducido del 10 al 7%. Pero también, de paso, a la polémica de la eliminación del superreducido, que suponía incrementar el precio de los productos básicos del 4 al 7%.

El equipo naranja ha presentado hoy su renovado programa electoral -memoria económica incluida- en el que, además de haber simplificado el detalle de sus medidas tras asumir que así será más fácil pactar tras las elecciones, han reforzado sus medidas sociales con un incremento del gasto de hasta 8.500 millones de euros al año. Todo para mantener su título de "centro-izquierda" y diferenciarse del PP y de Podemos porque, dicen, ambos prometen cosas que no pueden cumplirse.

Según el presidente de la formación, sus 350 propuestas [ver pdf, aquí] son "políticas públicas progresistas, que generan riqueza, mejoran y modernizan la Economía y recuperan a la clase media sin 'vender humo'". En este sentido, Rivera ha criticado el 'agujero" de 10.000 millones de euros dejado por el PP en las cuentas enviadas a Bruselas, así como el incremento de ingresos "de hasta 90.000 millones prometido por Pablo Iglesias". "A mí me encantaría bajar el IVA o regalar cheques bebé (aludió también a Zapatero), pero no se puede", se justificó. "El mejor programa social es aquel que se puede financiar", apostilló también el gurú económico del partido, Luis Garicano, tras prometer un incremento de 2,5 millones de empleos más a final de legislatura.

Frente a ello, el equipo económico de C's ha presentado un programa cuantificado en el que, pese a haber tildado a Rajoy de populista por proponer bajar los impuestos, destaca una bajada de hasta el 3% en el IRPF en 2018, una vez se haya cumplido con los objetivos de Bruselas. Ello supondrá un coste de 2.100 millones de euros que pretenden recaudar con la recuperación del dinero perdonado por la Amnistía fiscal del PP (2.800 millones), una mayor persecución al fraude fiscal (8.000 millones) o la eliminación de las Diputaciones (1.000 millones), entre otras cuestiones.

Dentro del incremento de gasto social se incluyen medidas como un plan de lucha contra la pobreza infantil de hasta 150 euros al mes por cada hijo de familias desfavorecidas

Por otro lado, dentro del incremento de gasto social se incluyen medidas como un plan de lucha contra la pobreza infantil de hasta 150 euros al mes por cada hijo de familias desfavorecidas, una reducción de hasta 400 euros al mes en la factura energética o una subvención a las escuelas de 1.000 euros al año por cada niño desfavorecido que estudie en la misma. Esta última medida, de la que se beneficiarán 800.000 niños según sus cálculos, costará unos 700 millones de euros.

En cuanto a otras de sus señas de identidad, como el complemento salarial, los beneficios para los autónomos, las politicas de conciliación, su idea de "dar bonus a las universidades que sean capaces de generar más empleo" o el aumento del gasto en I+D, no han variado. Pero en el nuevo documento programático en el que ya solo aparecen 350 cortos párrafos muy resumidos sí se han evitado polémicas "de comunicación" como las del contrato único, cuya redacción se ha quedado en simplemente "estable", o el aumento de las penas por violencia doméstica para igualarlas a las de violencia de género que tantos dolores de cabeza les dio en la anterior campaña.

Eso sí, Ciudadanos sigue equiparando ambas formas de maltrato, ya que siguen incluyendo como "formas de violencia contra la mujer", la "violencia doméstica" o "la violencia del compañero íntimo". Y eso a pesar de que también prevén el desarrollo de una ley de violencia intrafamiliar para todos aquellos (hombres, hijos, hermanos, etc) que sufran malos tratos. "Hemos simplificado el programa a 350 propuestas porque tenemos que comunicar mejor y sabiendo que va a haber que llegar a acuerdos no tiene mucho sentido entrar en detalles que quizá no se van a poder llevar a cabo. Pero mantenemos las mismas posiciones que aprobó el Consejo General de Ciudadanos en 2015", zanjó Rivera.

Más noticias de Política y Sociedad