Público
Público

LAS CLOACAS DEL ESTADO La defensa de Pineda pide anular el juicio de Ausbanc porque es “un montaje” de Villarejo

Su abogado alega falta de imparcialidad del instructor de la causa, Santiago Pedraz, porque Público reveló que solía comer con el excomisario para "hablar a calzón quitado".

Ausbanc Luis Pineda y Miguel Bernard
El expresidente de Ausbanc, Luis Pineda (d), en el banquillo de la Audiencia Nacional hoy miércoles, en el que junto al líder de Manos Limpias Miguel Bernard, y otros nueve acusados, son juzgados por integrar una presunta trama de extorsión para retirar acusaciones como la dirigida contra la infanta Cristina en el caso Nóos y presionar a bancos.- EFE/Javier Lizón/POOL

J.P.

Público ha sido protagonista de esta primera jornada del trámite de cuestiones previas del juicio a la trama de extorsión de Ausbanc y Manos Limpias. Sus revelaciones de 2017 respecto a que el juez instructor del caso, Santiago Pedraz, participó en comidas con el excomisario José Manuel Villarejo han servido para solicitar la nulidad de la causa.

Bajo el título "El comisario Villarejo dirige una 'policía paralela' al servicio de multimillonarios", Público reveló el 2 de marzo de 2017 que el comisario “se reunía al menos una vez con Santiago Pedraz para hablar de asuntos a calzón quitado. Eses es el tenor literal de la noticia. Para nosotros es algo que nos alarmó”, ha alegado Miguel Durán, abogado de Luis Pineda, presidente de Ausbanc que afronta una petición fiscal de 118 años de cárcel.

La participación de Pedraz en esas comidas reveladas por Villarejo a Público afecta a la apariencia de imparcialidad del juez, según Durán. “Mi defendido tiene absoluto derecho a sostener que el juez adolecía del grave problema de no resultar imparcial".

"Una noticia que, por cierto, no ha sido desmentida”, ha apostillado el abogado. Cuando se publicó en 2017, Villarejo no estaba en prisión y podía haberla desmentido, como tampoco lo ha hecho el magistrado Pedraz, titular del Juzgado Central de Instrucción 1.

'Montaje policial artificial'

Durán ha desplegado una batería de 17 cuestiones previas, entre alegaciones, causas de nulidad y motivos de suspensión del juicio. El eje central de su argumentación ha sido que esta causa debe su origen a una denuncia anónima presentada en la Policía Nacional en 2015.

Esta denuncia es fruto de “un montaje policial artificial” auspiciado por el BBVA que fue acusación particular hasta que se retiró en 2019. “La denuncia pergeñada” fue tramitada “por amigos del señor Villarejo” en la Unidad de Delitos Económicos y Financieros de la Policía (Udef).

El abogado ha tildado la denuncia de una “sarta de calumnias inconsistentes” y ha asegurado que el BBVA contrató al comisario entre 2012 y 2017 para “destruir” a Ausbanc.

Durán ha descrito a su defendido como un "martillo de herejes" contra las prácticas bancarias abusivas, como cláusulas suelo. Y el BBVA al frente del cual estaba Francisco González, "echó mano de Villarejo".

Villarejo, la 'salsa de todo este guiso'

"Y lo hace ante compañeros del cuerpo policial, que conoce sobradamente y con los que tiene perfecto contacto. Consta que la denuncia anónima está en el ordenador incautado en la diligencia de entrada y registro de la casa de Villarejo", ha añadido el letrado. "Todo nace de un cohecho y de una organización criminal que han protagonizado el BBVA y el señor Villarejo". Incluso, se han “manipulado también diversas pruebas de intervención telefónica”.

Tampoco entiende el defensor de Luis Pineda que la Fiscalía siguiera adelante, cuando de haberse profundizado en la denuncia anónima “se hubiera visto la procedencia".

El origen de la causa es "espurio", porque el BBVA "se sirvió de estructuras policiales y parapoliciales" para su interés.

"Si efectivamente el señor Villarejo es salsa de todo este guiso, el tribunal si sigue adelante probablemente trabajará en vano", ha añadido, para luego apuntar que si se levantase parte del secreto de sumario de la causa que instruye el juzgado de instrucción central número 6 de la Audiencia Nacional por Villarejo se demostraría que "si tiene cuatro patas y ladra es perro". 

La 'lapidación de las cloacas'

Más causas de nulidad: la ausencia de competencia de la Audiencia Nacional, según Durán. Los motivos: no se juzgan delitos económicos que tengan que ver con falsificación de moneda o tarjetas; no ha habido un delito de estafa, ni se ha afectado a la economía nacional o al tráfico mercantil. Incluso ha recordado que la Fiscalía defendió que la competencia era de la Audiencia Provincial.

El tribunal reanudará el trámite de las cuestiones previas a partir de las 16 horas de esta tarde. Está previsto que intervengan los abogados defensores del resto de los acusados, entre los que se encuentra Miguel Bernard, el líder de Manos Limpias, quien se ve víctima de una "lapidación" de las "cloacas" del Estado.

Pineda y Bernard se enfrentan a peticiones del fiscal de 118 y casi 25 años de cárcel, respectivamente, por integrar una trama extorsiones.

También se sienta en el banquillo la abogada Virginia López Negrete, quien llevó la acusación popular contra Cristina de Borbón en el caso Nóos.

En la vista se juzgará la supuesta connivencia entre Ausbanc y Manos Limpias para extorsionar a cambio de retirar acusaciones y presionar a bancos para obtener dinero en forma de publicidad so pena de atacar su reputación con informaciones.

También se juzga la oferta de entre dos y tres millones de euros que habría barajado Manos Limpias para retirar la acusación contra la hermana de Felipe VI.