Público
Público

Las cloacas de Interior Villarejo cambia de abogado en medio de la polémica de sus grabaciones

Antonio García Cabrera, que ha representado a Julián Muñoz y al testaferro de los Obiang en España, reivindica la inocencia del excomisario y asegura que su defendido no está detrás de ninguna de las filtraciones de los últimos meses.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El excomisario José Villarejo.

El excomisario José Manuel Villarejo, en prisión desde hace casi un año e investigado por la Audiencia Nacional, ha cambiado de abogado en medio de la polémica suscitada por los audios que grabó durante años para conseguir información valiéndose de su condición policial.

En un comunicado, el nuevo letrado de Villarejo, Antonio García Cabrera, anuncia que representará al principal implicado en la causa que instruye el juez Diego De Egea desde la "firmeza" de ejercitar el derecho de defensa "sin limitación, ni cortapisa, ni injerencia".

García Cabrera es socio fundador y presidente ejecutivo del despacho Lemat Abogados y su caso más mediático hasta el momento ha sido la defensa del exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz, que fue condenado por varios casos de corrupción. También es el abogado de uno de los testaferros es abogado de uno de los testaferros de Teodoro Obiang en España. Según explicó Público en febrero de 2015, la trama de Villarejo blanqueaba dinero procedente de Guinea Ecuatorial. En concretom, en el caso Tándem se investiga la guerra entre dos de los hijos del dictador guineano, la Teodorín contra su hermano Gabriel. 

En cualquier caso, el nuevo letrado de Villarejo, que sustituye a Ernesto Díaz-Bastien, muestra su "preocupación" por la publicación "de manera reiterada" de conversaciones que, según señaló el juez en un auto, no afectan a la causa y no se han encontrado en el material incautado a Villarejo.

De esta forma hace referencia el letrado a la publicación de los audios grabados durante en 2009 durante una comida que Villarejo compartió con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, el exjuez Baltasar Garzón y algunos miembros de la entonces cúpula policial.

Según el nuevo abogado defensor, esta circunstancia "singular y lamentable" ha "perturbado y erosionado" el derecho del excomisario de defenderse con todas las garantías.

Reivindica así el derecho a la presunción de inocencia y a un juicio justo y asegura que Villarejo no ha intervenido en ninguna de las "lamentables" filtraciones que se vienen produciendo desde hace meses a partir del volcado de los soportes digitales intervenidos en la operación Tándem a los que, subraya, no ha tenido acceso ni el excomisario ni su defensa.

Más noticias en Política y Sociedad