Público
Público

Las cloacas de Interior Villarejo espió una cena de Rajoy con grandes empresarios y usó la información para intentar un contrato con Sacyr

El comisario le hizo llegar un detallado informe a Luis del Rivero en el que aseguraba que conocía de lo que se había hablado en la cita que tuvo lugar el 15 de septiembre de 2011 en la residencia del editor de 'La Vanguardia', Javier Godó.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Cena de Rajoy con grandes empresarios del Ibex en Barcelona el 15 de septiembre de 2011. /EFE

El comisario José Manuel Villarejo, ahora en prisión, logró espiar una cena que mantuvo Mariano Rajoy cuando todavía era jefe de la oposición en 2011 con un selecto grupo de grandes empresarios españoles para usar la información obtenida para intentar que Sacyr contratara sus servicios.

Según informa este lunes, El Mundo Villarejo elaboró un informe exhaustivo de lo que sucedió en el interior de la residencia del editor de La Vanguardia, Javier Godó, en Barcelona. La cena se celebró el 15 de septiembre de 2011 entre el entonces líder del PP con los empresarios que formaban el llamado Foro del Puente Aéreo, que pretendían promover la mejora de las relaciones entre grandes empresas de Madrid y Barcelona.

A la cita acudieron también el entonces presidente de Bankia, Rodrigo Rato, que ingresó el jueves en prisión, el presidente de ACS, Florentino Pérez, el de Endesa, Borja Prado, el de Repsol, Antonio Brufau, el de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidré Fainé, o el presidente de la CEOE, Juan Rosell, entre otros. El que no estuvo fue precisamente, Luis del Rivero, presidente de Sacyr, que ha confirmado la oferta que le hizo Villarejo y la documentación exhaustiva que le presentó sobre lo acontecido en dicha cena, incluso con información sobre lo conversado en corrillos.

El nivel de detalle del informe era tal que Villarejo aseguraba que sabía qué se habían dicho Brufau y Rajoy en una conversación privada y también detalles de otra entre el propio Rajoy y Fainé. Del Rivero ordenó que no se contrataran los servicios que ofertaba Villarejo, que además de ser comisario en la DAO de la Policía tenía una empresa de servicios de seguridad.

En el informe presentado por Villarejo a Sacyr aseguraba que en el interior de la cena contó con una "fuente directa". En ese momento, la constructora tenía una fuerte deuda contraída para entrar en Repsol. El descontento de Del Rivero con la dirección de Brufau le llevó a firmar dos semanas antes un acuerdo de sindicación de acciones en Repsol con la petrolera mexicana Pemex. Esa batalla terminó con la salida de Del Rivero como consejero de Sacyr y la ruptura del pacto con Pemex. Villarejo terminó siendo contratado meses más tarde por Repsol y La Caixa.

Esta lunes en Público desvelamos que Villarejo y Enrique García Castaño encargaron "rastrear los teléfonos de los concejales de Majadahonda" –José Luis Peñas y Juan José Moreno–, justo después de que estos últimos denunciaran (el 24 de enero de ese año) a Esperanza Aguirre los amaños que quería obtener dicha constructora en el Ayuntamiento de Majadahonda. La empresa mediadora fue DICO, que en 2005 estaba entre las diez inmobiliarias más importantes del sector y tenía grandes inversiones y proyectos en Majadahonda.

Más noticias en Política y Sociedad