Público
Público

Puigdemont Comín Puigdemont reconoce los mensajes a Comín: "Hay momentos en los que dudo, pero no me echaré atrás"

El expresident de la Generalitat admite que son suyos los mensajes al exconseller Toni Comín filtrados, entre los que dice: "Esto se ha terminado"

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Mensajes de móvil de Puigdemont a Comín revelados por 'El programa de Ana Rosa''.

El expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha reconocido en el mediodía de este miércoles que son suyos los mensajes al exconseller Toni Comín filtrados por un programa de televisión, entre los que dice: "Esto se ha terminado".

"Soy periodista y siempre he entendido que hay límites, como la privacidad, que nunca se han de violar. Soy humano y hay momentos en los que yo también dudo. También soy el Presidente y no me doblegaré ni me echaré atrás, por respeto, agradecimiento y compromiso con los ciudadanos y el país. ¡Seguimos!", dice Puigdemont en el tuit.

"Moncloa triunfa. Supongo que tienes claro que esto se ha terminado", le dice Puigdemont a Toni Comín, según ha revelado El programa de Ana Rosa. "Volvemos a vivir los últimos días de la Catalunya republicana". "Vosotros seréis consellers (espero y deseo), pero yo ya estoy sacrificado tal y como sugería [Joan] Tardá", añade.

Puidemont afirma, además, que espera que los encarcelados por su implicación en el proceso secesionista "puedan salir de la cárcel" porque, de no ser así, "el ridículo es histórico". Fuentes próximas al expresident citadas por el diario Ara atribuyen los mensajes a "un mal momento" y añaden que el candidato a la presidencia estaba "sorprendido" por la actuación de ERC a raíz del aplazamiento del debate de investidura.

A la misma hora que el expresident, como si ambos hubieran consensuado una respuesta, Toni Comín publicaba un hilo en Twitter en el que criticaba la revelación de mensajes privados por parte del programa, así como defendía a Puigdemont. "La revelación de secretos (obtener subrepticiamente las conversaciones de terceros) es delito en España y en Bélgica, merecedor por tanto de las pertinentes acciones legales. Además de que cualquier mensaje sacado de su contexto pierde siempre su significado", comenzaba el exconseller.

"La posición política del presidente Puigdemont ha sido expresada hace pocas horas, en un mensaje oficial ayer por la tarde. Quien no lo haya entendido, puede repasar este mensaje porque es del todo inequívoco", añade. "Si el bloque del 155 se está haciendo ilusiones sobre la división del independentismo, tendrá un enorme disgusto. Desde su pluralidad ideológica, la unidad del independentismo está absolutamente garantizada: estamos todos conjurados para hacer valer los resultados del 21-D", continúa.

"No sólo como independentistas, sino sobre todo como demócratas, no permitiremos que una causa penal totalmente aberrante e ilegítima invalide el resultado del 21-D. Sin respeto a la voluntad popular no hay democracia. Y la democracia no se negocia", finaliza el exconseller Comín.

El abogado de Toni Comín, Gonzalo Boye, ha anunciado dos querellas, una en Bruselas y otra en Madrid, por la obtención y difusión de los mensajes. En una entrevista de Rac 1 recogida por Europa Press, Boye ha explicado que "hay dos cosas: una quien ha divulgado la noticia y otra quien la ha obtenido. Son dos situaciones distintas: hay una situación que se produce en Bélgica y otra que se produce en España. Por tanto las dos jurisdicciones entenderán de la parte que les corresponde".

Boye ha considerado que "hay unos límites, aquí se ha vulnerado el secreto de sus comunicaciones", y ha asegurado que se ha vulnerado el artículo 197 del Código Penal español y también la legislación belga. Sobre si la comunicación se hizo en un lugar público, ha puntualizado que "da lo mismo si el lugar era público porque la comunicación no era pública" y ha indicado que lo que ha pasado es una intromisión en una conversación privada de teléfono para hacerla pública.

El artículo en el que Comín basará su denuncia penaliza a quien, para descubrir este tipo de secretos, intercepte telecomunicaciones o utilice para sus fines artificios técnicas de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra seña de comunicación. Comín también tiene previsto apelar en su querella al apartado del artículo 197 que impone entre dos y cinco años de cárcel a quien difunda, revele o ceda a terceros los datos o hechos descubiertos o las imágenes captadas de forma irregular, informa Efe.

El abogado Carlos Sánchez Almeida, especializado en Internet y en nuevas tecnologías, ha publicado un tuit sobre una sentencia del Supremo de septiembre de 2005 que afirma: "La visión del número emisor que automáticamente aparece en la pantalla del receptor al margen de la voluntad de quien llama, y perceptible por cualquiera que tenga a la vista el aparato no entraña interferencia en el ámbito privado de la comunicación". Para Sánchez Almeida, basado en esa sentencia que habla sobre captación de pantallas, "si Comín se querella contra Telecinco lo tiene crudo"

Más noticias en Política y Sociedad