Público
Público

Las Cloacas de Interior El comisario García Castaño utilizó parte del dinero que le dio Villarejo en invertir en una casa y reformar otro domicilio

El veterano policía, apartado de Información en 2017, es uno de los investigados en el marco de la 'operación Tándem'.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Selfie de Patricia López con el comisario García Castaño, tomada pocas horas antes de que 'Público' empezase a difundir las grabaciones del ministro del Interior en su despacho. PL

El comisario Enrique García Castaño invirtió parte del dinero que, a cambio de información reservada, habría recibido del comisario encarcelado José Manuel Villarejo en una vivienda que puso a nombre de un familiar en un municipio de Madrid, según informa este sábado La Vanguardia.

García Castaño, durante varios años uno de los máximos responsables de Información, es uno de los investigados en la operación Tándem. Sería uno de funcionarios públicos de la Policía que presuntamente colaboró en la supuesta organización criminal encabezada por Villarejo.

Según fuentes de la investigación citadas por el mencionado periódico, García Castaño, cuyo nombre apareció tras el registro en domicilios y despachos de Villarejo y se comenzara a analizar la documentación, también habría utilizado el dinero recibido para pagar la reforma de un domicilio en Cáceres.

García Castaño fue detenido el 11 de julio. Dos días más tarde, el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea, que dirige la 'operación Tándem', le puso en libertad y le impuso como medidas cautelares comparecencias quincenales, retirada del pasaporte y prohibición de salir de España.

Anticuorrupción ordenó entonces investigar al comisario por facilitar datos secretos a Villarejo, encarcelado desde noviembre de 2017, a cambio de coches. Junto a él también fue detenido otro inspector de la Policía, Antonio Bonilla. Además, el juez autorizó entonces registros domiciliarios en las viviendas en la Comunidad de Madrid y Extremadura de la pareja de García Castaño, su hija y del inspector Bonilla. Según fuentes de la investigación, la pareja y la hija de García Castaño disponen de dos coches de la marca BMW adquiridos por sociedades de Villarejo.

García Castaño fue uno de los máximos responsables policiales como jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Comisaría General de Información, desde donde controlaba los dispositivos de grabación y tenía acceso a confidentes policiales. De este cargo le cesó Juan Ignacio Zoido en febrero de 2017, pocas semanas después de su llegada al Ministerio del Interior. La decisión se adoptó tras difundirse una grabación a través de este diario en la que García Castaño aludía a un supuesto chantaje al rey Juan Carlos y al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y hacía comentarios despectivos hacia otros compañeros.

En dicha grabación, García Castaño daba detalles de la presión que estaban ejerciendo contra autoridades del Estado otros policías como Villarejo. También conversaba sobre esta cuestión con el que fue Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía hasta su jubilación en junio de 2016, Eugenio Pino.

En noviembre de 2017, Asuntos Internos arrestó a Villarejo por cohecho y blanqueo de capitales. Desde entonces se han practicado otras detenciones ─se arrestó a otro comisario, Carlos Salamanca, ahora en libertad provisional─ por estar presuntamente relacionados con los negocios privados de este polémico comisario ya jubilado al que se le intervino material sensible objeto de análisis judicial.

Villarejo, uno de los principales actores de las llamadas 'guerra de comisarios' y 'policía política', y Enrique García Castaño aparecieron vinculados a una grabación en noviembre de 2011 en una cafetería en la que conversaron con el expresidente del Gobierno madrileño Ignacio González. Fue la antesala de la investigación judicial por el ático en Marbella del que era por entonces dirigente del PP y que, posteriormente, fue detenido al estallar el 'caso Lezo'.