Público
Público
las cloacas de interior

El comisario Olivera echa un capote a Villarejo al afirmar que sus empresas trabajaban para la Policía

José Luis Olivera, exjefe de la  UDEF, reconoce que supo de la operación 'Kitchen' por Villarejo, pero niega haber participado en ella y explica que las empresas del comisario investigado trabajaban para la Dirección General de la Policía como empresas de cobertura.

El comisario José Luis Olivera
El comisario José Luis Olivera en la comisión sobre la trama 'Kitchen'. Público

El comisario José Luis Olivera, exdirector del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), se ha calificado este miércoles como "ni cercano ni alejado" del comisario José Manuel Villarejo, aunque a tenor de las comidas distendidas que celebró con él parecieran íntimos amigos, como reflejan las conversaciones grabadas por Villarejo y que están aportadas en la Audiencia Nacional. Olivera, que fue jefe de la Unidad de Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) entre 2006 y 2012, ha señalado en la comisión del Congreso que investiga el espionaje ilegal al extesorero del PP, Luis Bárcenas, desde el Ministerio del Interior de Mariano Rajoy, que "no tuvo conocimiento policial de la operación 'Kitchen', pero sí que lo tuvo extraoficialmente a través de Villarejo, aunque "no le dio importancia".

"Mis citas con villarejo eran con fines policiales, para conseguir información de interés policial", ha dicho Olivera, que fue destituido en 2012 como jefe de la UDEF y nombrado entonces director del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO). Ha negado haber tenido negocios con Villarejo al margen de su actividad policial, pero en octubre de 2020, el juez García-Castellón, al frente de la investigación sobre la macrocausa 'Villarejo' o 'Tándem', ordenó investigar su patrimonio por si se pudiera hallar incrementos no justificados. Este miércoles, Olivera lo ha negado. "Enriquecimiento cero, ya pueden mirar mis cuentas", ha dicho. 

Desde su destitución al frente del CITCO por el ministro Grande-Marlaska, en 2018, el comisario principal José Luis Olivera está en segunda actividad, como gestor de riesgos en la Federación Española de Fútbol. Ha admitido que Villarejo, al que conoció en el año 2000, según ha explicado, poseía empresas de cobertura para realizar trabajos policiales, aunque sería más propio decir que contaba con un emporio empresarial, de cerca de 20 millones de euros solo en España.

En este sentido, Olivera le ha echado un capote a Villarejo. "Tenía unas empresas de cobertura que trabajaban para la Dirección General de la Policía como una herramienta más para el servicio policial, con servicios autorizados por la Dirección General". Sobre el coste de esos servicios, no ha dado explicaciones:  "Por la actividad privada supongo que le pagaría el Estado, no lo sé. La Policía nunca le pagó nada, que a mí me conste, salvo su nómina como policía".  Sobre negocios conjuntos con Villarejo, Olivera los ha negado, aunque hay investigaciones en marcha respecto a este asunto, según ha podido saber Público.

Olivera se ha definido como la "apisonadora de la Gürtel" en relación a la investigación sobre la trama corrupta vinculada al PP que investigó la UDEF bajo su dirección. Sin embargo, la sospecha de que frenó la investigación no se la puede quitar de encima, después de los audios donde Villarejo se refiere a él en estos términos: "La Gürtel les podía haber, vamos, podía haberles mandado a todos a tomar por el culo si no llega a ser por éste, y eso no se puede olvidar", dice Villarejo en 2017 sobre Olivera. Esta y otras grabaciones están aportadas en el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional. 

Olivera niega que favoreciera al PP desde la UDEF. Y este miércoles no ha tenido reparo en identificar al 'asturiano' y al 'barbas' como Mariano Rajoy, según los motes empleados por Villarejo y su camarilla en sus encuentros, incluido Olivera. Sin embargo, en la primera investigación de la trama Gürtel iniciada por él se produjeron presuntamente presiones para proteger al líder del PP, según manifestó el inspector jefe de la UDEF Manuel Morocho, tanto en esta comisión como en la que se desarrolló en 2017 sobre la caja b del PP. 

Morocho declaró en aquella comisión en el Congreso que tuvo que soportar las presiones por parte de sus "superiores" que indicaban "cómo plasmar la información en los informes", refiriéndose al comisario José Luis Olivera. Y en la misma comisión, Olivera señaló que las siglas que aparecen en la presunta contabilidad b del PP no tienen por qué corresponder al presidente del Gobierno, a Javier Arenas o a Federico Trillo. Este miércoles se ha desvinculado totalmente de la investigación de los papeles de Bárcenas. "Ya no estaba en la UDEF y no pasaron por mis manos". La investigación de esos papeles se inició en febrero de 2013.

Más noticias