Público
Público

Un comisario asegura que Ignacio González le pidió que ocultase la investigación del ático

El abogado de uno de los agentes denunciados por el presidente madrileño afirma que la Policía entregó a Interior un informe sobre la reunión que el político mantuvo con los mandos 

Publicidad
Media: 4.10
Votos: 10

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en la rueda de prensa convocada de urgencia este lunes, en la que ha denunciado un intento de "extorsión" policial / EFE

MADRID.- Dos comisarios en el punto de mira. Enrique García Castaño, comisario dependiente de la Comisaría General de Información, y José Villarejo, adjunto a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía desde hace 20 años.

Ambos, según el ex secretario general del SUP y presidente del Observatorio contra la Corrupción, José Manuel Sánchez Fornet, “se reunieron en 2011 con Ignacio González en Madrid en el transcurso de una investigación ordenada por Miguel Ángel Fernández-Chico Díaz, ya fallecido, y que fue el último DAO de la Policía del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero”.

Fuentes de la representación legal de Villarejo aclaran a Público que “de esa reunión se elaboró una nota informativa en noviembre de 2011 que está en poder del Ministerio del Interior, en la que se explicaba su contenido, completamente legal”.

Según la nota informativa, presentada a Fernández-Chico, Ignacio González entra en contacto con los comisarios para que les ayude a parar la investigación del ático. Sin embargo, el nuevo ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, asegura en el Senado que la investigación es ilegal y que los policías relacionados serán sancionados.

La investigación se había iniciado de oficio al cruzarse en las pesquisas de otro caso relacionado con el narcotráfico y la mafia rusa, y del que habían dado conocimiento ese agosto de 2011 las autoridades francesas. Las indagaciones de la Policía habían llevado hasta la lujosa urbanización Alhambra Golf de Estepona. En una de las declaraciones tomadas a uno de los testigos, éste mencionó que había un ático alquilado por el presidente de la Comunidad de Madrid o que era de su propiedad.

La investigación se llevó a cabo en secreto

El entonces comisario de Marbella, Agapito Hermes, tras informar al DAO de esta situación, reportó directamente las pesquisas a Fernández-Chico —tal y como éste había ordenado— sin conocimiento del Comisario General de Policía Judicial, Juan Antonio González. Tres meses después, González entra en contacto con los dos comisarios.

Denuncia del SUP

En 2012, Fornet denunció las presiones que la Policía estaba teniendo en la investigación del ático de Ignacio González: “Había habido algunos ceses después de iniciarse la investigación, por ejemplo, el del Comisario General de Policía Judicial Enrique Rodríguez Ulla, que tan sólo duró seis meses en su puesto después de haber sido nombrado por el PP. A los 10 días de abrir la investigación por el asunto del ático fue cesado fulminantemente”.

Hermes fue el primer escaldado por el asunto. Cesado de su puesto en Marbella, fue destinado a Madrid y se abrió una investigación contra él. Para su defensa, pidió al comisario Villarejo que explicara el inicio de la investigación, quien remitió una carta a Régimen Disciplinario. Dicho escrito es el que Ignacio González denunció ante el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, “precisamente ante el juez que es hermano de uno de los directores generales de su Gobierno”, sostiene Fornet.

Finalmente, Sánchez Fornet, ahora presidente del Observatorio contra la Corrupción, acabó teniendo sendas reuniones con los comisarios García Castaño y Villarejo. “Ambos me dijeron por separado y en diferentes días que Ignacio González les había pedido que pararan la investigación sobre el ático. Ellos no me dijeron que retiráramos la denuncia, pero sí que me expresaron que Ignacio González estaba muy nervioso con ese asunto”, admite.

Comisario polémico

El comisario José Villarejo se ha visto relacionado en diferentes temas espinosos, como el informe Véritas que relacionaba al exjuez Garzón con narcotraficantes. Recientemente, la Unidad de Asuntos Internos de la Policía le relacionó con una grabación del caso Pequeño Nicolás, en la que se capta la conversación entre dos agentes del CNI y otros de la Unidad de Asuntos Internos. Su nombre también aparece insistentemente en las agendas del veinteañero detenido, que en estos momentos se están analizando.

Sin embargo, el comisario Villarejo asegura a Público que nada tiene que ver con esta grabación, ni con su elaboración ni con su difusión, y que tampoco conoce de nada al presunto estafador.

Algunos medios han publicado que el comisario de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas ha sido cesado por la investigación llevada a cabo por Villarejo en relación a Francisco Nicolás. Según ha podido saber Público, Martín Blas se mantiene en su puesto y sigue adelante con la investigación.

Más noticias en Política y Sociedad