Público
Público

Comisión de investigación en el Congreso Los partidos ven "más necesaria" la declaración de Bárcenas en 'Kitchen​' tras sus revelaciones sobre la caja B del PP

El calendario de las comparecencias en la comisión parlamentaria se decidirá en dos semanas. No obstante, los cargos políticos vinculados a la presunta trama serán los últimos en comparecer. Antes lo harán Villarejo y el resto de policías que participaron en el operativo diseñado para espiar al extesorero y robar pruebas incriminatorias para el partido de Casado.

Imagen de archivo de la comparecencia de Luis Bárcenas en la comisión sobre la financiación ilegal del PP en el Congreso. Óscar Del Pozo / Europa Press
Imagen de archivo de la comparecencia de Luis Bárcenas en la comisión sobre la financiación ilegal del PP en el Congreso. Óscar Del Pozo / Europa Press

La comparecencia del extesorero del PP Luis Bárcenas en la comisión de investigación sobre la trama Kitchen fue una de las más solicitadas por los distintos grupos del Congreso, ya que la investigación parlamentaria tiene por objeto indagar sobre la presunta operación parapolicial organizada por el Ministerio de Interior, a instancias del PP y pagada con fondos reservados, para espiar a Bárcenas y eliminar pruebas incriminatorias sobre la corrupción de partido.

El calendario de las comparecencias se decidirá en dos semanas, después de la elecciones catalanas del 14 de febrero, según han confirmado a Público fuentes de la mesa de la comisión. No obstante, tal como han señalado los grupos impulsores de la investigación en el Congreso, PSOE y Unidas Podemos, los cargos políticos vinculados a la trama serán previsiblemente los últimos en comparecer en sede parlamentaria para que se les pueda preguntar por lo que antes hayan dicho los policías que montaron el operativo.

Por tanto, el expresidente del Gobierno y del PP Mariano Rajoy, la ex secretaria general del PP y exministra María Dolores de Cospedal, el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, el ex secretario de Estado Francisco Martínez, y hasta el propio Bárcenas acudirán al Congreso después del interrogatorio al excomisario José Manuel Villarejo, cuya declaración se aprobó por unanimidad pese a las reticencias del PSOE.

Si las previsiones no fallan, aún faltan unos meses para que los antiguos responsables del PP desfilen en el Congreso, unas comparecencias que sin duda alguna generarán gran expectación ante los hechos que se investigan en la Audiencia Nacional, en el marco de la pieza siete de la macrocausa Tándem. No en vano, los grupos ven "más necesaria" la declaración de Bárcenas en sede parlamentaria después del escrito remitido por el extesorero a la Fiscalía en el que señalaba que Mariano Rajoy destruyó en su despacho los papeles que acreditaban la caja B de su partido "sin saber" que el propio Bárcenas guardaba una copia. 

Seis días antes del comienzo del juicio por la contabilidad B del partido presidido actualmente por Pablo Casado, Bárcenas, en prisión desde hace cuatro años y medio, envió este escrito con varias revelaciones acerca de la presunta corrupción de la formación, materializando así sus advertencias de colaborar con la Justicia después de que su mujer, Rosalía Iglesias, entrara en la cárcel el pasado mes de noviembre para cumplir condena por el caso Gürtel.

El extesorero apuntó que "gran parte" de la documentación que se guardó "fue sustraída" del estudio de su mujer "cuando entraron a robar". También señaló que el comisario Andrés Gómez Gordo, que también declarará en la comisión, "a resultas de la instrucción en la Operación Kitchen, mantuvo contacto con José Manuel Villarejo en relación a los pendrives y papeles que presuntamente se habían robado en el estudio de mi mujer". 

Las declaraciones de Bárcenas señalan que "M. Rajoy era Mariano Rajoy"

Estos hechos apuntan directamente al objeto de la comisión, por ello, los diferentes partidos del arco parlamentario subrayan que la comparecencia del extesorero en el Congreso es imprescindible. En este sentido, Unidas Podemos defiende que desde un primer momento solicitaron su declaración y votaron la lista que incluía su nombre. "Está claro que nos parece necesario que pase por la comisión", añaden fuentes de la formación morada.

Sobre el escrito de Bárcenas, el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, destacó este jueves en la Cámara Ata que, no es el que tema "sea grave", sino que "es siniestro, no tanto por la financiación, por el reparto de comisiones entre las direcciones, sino incluso por la destrucción de todo tipo de pruebas de ordenadores y la sustracción de papeles comprometedores", en referencia a la operación Kitchen.

EH Bildu insiste en que la comparecencia de Luis Bárcenas es ahora "más necesaria porque demuestra que no son casos aislados y sin vinculación alguna entre ellos, sino que la corrupción es sistémica en el PP". En este sentido, su portavoz en el Congreso, Oskar Matute, comentó que las declaraciones del extesorero señalan lo que "algunos intuíamos y veíamos cada vez con más certeza, que es que M. Rajoy era Mariano Rajoy, que la corrupción era sistémica en el PP desde hacía más de una década y que ésta servía para financiar al partido a costa de la concesión de obra pública a grandes empresarios", criticó para después rematar: "Es el momento de que le entremos a saco a toda la corrupción que hay en el Estado español".

Desde el PNV comentan que es "lógico" que Bárcenas, "como sujeto pasivo de la trama Kitchen", declare en el Congreso. "Es lo más razonable. Algo tendrá que decir sobre una presunta actividad del Ministerio del Interior para hacerse con sus papeles", apostillan fuentes de la formación jeltzale. Asimismo, Más País sostiene que las revelaciones de Bárcenas son "gravísimas" y, por ello, "debería explicar en comisión si existe o ha existido, y en ese caso su relación con ella, ese uso de la policía en favor de los corruptos y en contra de la Justicia".

Desde el PP se remiten a las declaraciones realizadas por su actual presidente este viernes en la Cadena Cope. "La credibilidad de un señor que está en la cárcel y que intenta defenderse cambiando su versión diez veces en diez años es absolutamente nula", ha relatado Pablo Casado, quien había evitado en los últimos días hacer valoraciones sobre este asunto. A colación del escrito, el líder del PP ha acusado sin pruebas al presidente del Gobierno de estar detrás de las afirmaciones de Bárcenas: "Tenemos ciertas sospechas de que esto surja justo en campaña electoral, que esto lo cocine la Fiscalía que depende, como el propio Sánchez dijo, de él mismo, con una ministra socialista liderando la Fiscalía", ha apuntado en relación a Dolores Delgado, actual fiscal general del Estado.

El PP incluyó el nombre de la exministra de Justicia en su lista de comparecencias. Así, en un intento de despejar balones fuera, el grupo popular propuso además otros nombres ajenos al PP y al Gobierno de Rajoy y, en definitiva, a los hechos que la comisión trata de indagar. En esta línea, aunque su propuesta no salió adelante, llegó a solicitar el interrogatorio del actual vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias; la ministra de Defensa, Margarita Robles; el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska; la exministra de Justicia y actual fiscal general del Estado, Dolores Delgado; la vicepresidenta tercera del Congreso y diputada de Unidas Podemos, Gloria Elizo; el abogado que acusó a Podemos de supuesta financiación ilegal –cuya causa se archivó–, José Manuel Calvente; o el juez Baltasar Garzón, entre otros. Y es que, la intención del partido conservador pasa por utilizar la comisión Kitchen, que le pondrá contra las cuerdas, para "investigar a Podemos".

Más noticias