Público
Público

Comisión Senado Covid-19 Los presidentes autonómicos del PP piden mayor protagonismo de sus comunidades en la toma de decisiones de la desescalada

La presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso sostiene que el plan de desescalada del Gobierno "va a arruinarnos" porque no es "concreto", pero defiende que la región no se puede permitir "un repunte": "Sería imperdonable".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d) y su homólogo de Murcia, Fernando López Miras (i) guardan un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus durante la sesión de la Comisión General de Comunidades Autónomas celebrada en
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d) y su homólogo de Murcia, Fernando López Miras (i) guardan un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus durante la sesión de la Comisión General de Comunidades Autónomas celebrada en el Senado este jueves a cuenta de la gestión de la pandemia de la COVID-19. EFE/ Ballesteros POOL

marta monforte

Los tres presidentes autonómicos del PP que han participado en la comisión del Senado para debatir sobre la situación generada por el estado de alarma coinciden en un punto: quieren un mayor protagonismo de sus comunidades en la toma de decisiones de la desescalada. Tanto Isabel Díaz Ayuso (Comunidad de Madrid), como Fernando López Miras (Región de Murcia) y Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) demandan que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, consensúe con ellos las medidas antes de anunciarlas por televisión.

Los tres dirigentes populares junto con el presidente de la ciudad autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas, también del PP, y el cántabro Miguel Ángel Revilla han lamentado la ausencia de Sánchez en el foro, al que ha sustituido la ministra de de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. Por su parte, la socialista ha pedido a los presidentes y representantes de las comunidades autónomas "voces" que pongan en valor el "consenso" y el "acuerdo" entre el Gobierno y los territorios por encima del "ruido", en referencia a las críticas y el cruce de reproches de algunos territorios al Ejecutivo.

Fernando López Miras ha sido el primer dirigente del PP en intervenir tras Revilla y ha calificado de "falta de respeto" la ausencia del presidente. "No se puede hablar cada día de llegar a acuerdos y desechar hablar con las comunidades autónomas", ha inquirido. También ha insistido en que ha firmado un "cheque en blanco" cada domingo a Sánchez en su habitual reunión con los presidentes autonómicos y no ha recibido "lealtad" por su parte: "No hay respuesta a nuestras peticiones".

Isabel Díaz Ayuso ha presumido de haber ido "una semana por delante" del Gobierno en la toma de decisiones y ha reiterado que se ha sentido "francamente sola" en la lucha contra la covid-19. La región de Madrid ha sido la más afectada por la pandemia, tanto en el número de contagios como de fallecidos. Asimismo,  ha esgrimido que  el plan de desescalada del Gobierno "va a arruinarnos" porque no es "concreto", pero, al mismo tiempo, ha defendido que la región no se puede permitir "un repunte": "Sería imperdonable".

Por lo que respecta a Alfonso Fernández Mañueco, que también ha presumido de la gestión de su comunidad autónoma frente a las medidas del Gobierno central, ha demandado "órganos estables, operativos, que se reúnan de carácter habitual" para hacer frente a la pandemia y a la desescalada. El dirigente castellanoleonés considera que las comunidades deben participar en el "nuevo marco de estabilidad presupuestaria".

Quien también ha estado en el Senado este jueves es el líder del PP, Pablo Casado. El conservador ha ido a recibir a sus presidentes autonómicos y ha aprovechado para realizar unas declaraciones desde la Cámara Baja, ya que él no intervendrá ren ningún momento del foro. Desde allí ha tachado de "improvisado" el plan de desescalada del Gobierno: "Está siendo un caos", ha manifestado.

El líder de la oposición ha avisado de que su partido no puede ser "cómplice" de unas propuestas que, según ha dicho, "llevan a la ruina económica" de España y no "garantizan la protección sanitaria a la población", aunque no ha presentado ningún plan alternativo al del Ejecutivo, ya que la comparecencia ha sido sin preguntas de los periodistas.

Más noticias