Público
Público

Comité Federal del PSOE El PSOE apoya a Sánchez en los indultos, guarda silencio sobre la ley LGTBI e ignora el fracaso electoral de Madrid

Sólo algunos barones advirtieron en el Comité Federal que la financiación autonómica debe ser justa y no una moneda de cambio con el independentismo. El líder del PSOE elogia a Espadas y éste le da garantías del apoyo cerrado del PSOE-A.

El secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2i), junto a la presidenta del partido, Cristina Narbona (3d); la vicesecretaria general, Adriana Lastra (d), y el secretario de Organización, José Luis Ábalos (i), durante la reunión del Com
Pedro Sánchez, junto a Cristina Narbona, Adriana Lastra y José Luis Ábalos (i), durante la reunión del Comité Federal del partido que se celebra este sábado en Madrid. Chema Moya / Efe

El PSOE rindió pleitesía a Pedro Sánchez en el Comité Federal de este sábado, que se convirtió en una escenificación del poder absoluto que tiene el líder socialista en el partido. Así, recibió pleno respaldo a los indultos concedidos por el Gobierno a los condenados por el procés; no hubo críticas a la aprobación de la ley LGTBI a la que se oponen una buena parte de las mujeres del PSOE, y ni siquiera hubo la más mínima autocrítica ni por parte de Sánchez ni de los intervinientes en la reunión al rotundo y reciente fracaso en las elecciones en la Comunidad de Madrid.

Con los críticos ausentes del Comité Federal por diversos motivos (tampoco acudió el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara), las 22 palabras que se solicitaron fueron para apuntalar el discurso inicial de Sánchez, en el que justificó por "patriotismo socialista" (como lo definió con ironía un asistente al encuentro) la concesión de los indultos y dibujó un panorama triunfalista tanto de cómo está mejorando la situación del país, como de la gestión que ha hecho el Gobierno.

El presidente valenciano, Ximo Puig; la presidenta de Baleares, Francina Armengol; y por supuesto el PSC a través de Salvador Illa, no dudaron en aplaudir "la valentía" del Gobierno para dar este paso, asumiendo en su integridad el discurso de Sánchez, al incidir en que era necesario abrir este camino para iniciar "el reencuentro entre Catalunya y España".

Aviso con la financiación

Eso sí, Puig y dirigentes de otras federaciones como Aragón, La Rioja o hasta el propio líder andaluz, Juan Espadas, sí advirtieron a Sánchez de que la negociación con Catalunya no debe llevar a un sistema de financiación injusto o a privilegios, pidiendo todas estas voces que prime la igualdad y la cohesión.

Según las fuentes consultadas, en la reunión a puerta cerrada tampoco fue objeto de disputa la aprobación de la ley LGTBI, pese a que importantes mujeres del partido firmaron un manifiesto en su contra. Y ni siquiera se abordó el fracaso electoral en las elecciones a la Comunidad de Madrid, un asunto que siempre se suele analizar en este tipo de foros. Pero el PSOE prefirió hacer como si dichas elecciones nunca hubieran ocurrido.

Lo que también consagró el Comité Federal fue la nueva sintonía entre la dirección federal y el PSOE de Andalucía, una vez desbancada Susana Díaz. Sánchez se deshizo en elogios hacia Juan Espadas y quiso mostrar su "apoyo entusiasta" al nuevo liderazgo en el PSOE andaluz. Por su parte, Espadas le correspondió: "Vas a contar con el Partido Socialista de Andalucía respaldando las políticas de Gobierno".

De hecho, el PSOE habilitó una fórmula inusual para que Espadas pueda crear un comité de dirección y lleve él mismo la riendas del partido, hasta que se convoque el Congreso Regional antes de final de año.

Finalmente, Sánchez avanzó que en el 40º Congreso, que se celebrará en Valencia a mediados de octubre, el PSOE volverá a poner en común "la energía que caracteriza a la izquierda que construye y que gobierna". Pero ya adelantó también que habrá cambios, y apuntó que se pondrá rostro "a un nuevo paisaje y al nuevo PSOE de esta década", dijo.

Más noticias