Público
Público

Comunidad de Madrid Ayuso y Aguado se dan una tregua para evitar un nuevo choque en plena oleada de covid-19 en Madrid

Durante los meses de abril y mayo los choques entre ambos dirigentes fueron constantes. Desde Cs denunciaban que la presidenta de la Comunidad de Madrid trataba de orillar a su vicepresidente y no consultaba con él decisiones de calado. 

15/09/2020.- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), y el vicepresidente, Ignacio Aguado (i), durante la segunda sesión del debate sobre el estado de la región. EFE/ Juanjo Martín
15/09/2020.- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), y el vicepresidente, Ignacio Aguado (i), durante la segunda sesión del debate sobre el estado de la región. EFE/ Juanjo Martín

marta monforte

La desconfianza entre la presidenta madrileña y su vicepresidente se mantiene, pero Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado han enterrado el hacha de guerra. Los continuos choques que ambos protagonizaron durante los meses de abril y mayo, y la tensa relación que arrastran desde los inicios de la coalición, provocaron que Ayuso amagara con un adelanto electoral. Los populares se excusaban en el supuesto apoyo de Ciudadanos a la moción de censura contra la presidenta, mas desde el partido naranja siempre negaban tal posibilidad.

La negociación para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) reavivó, a principios de septiembre, los rumores sobre un posible cambio de gobierno en la Comunidad de Madrid mediante la moción de censura. Pero Cs sigue negándose a apartar a Ayuso "en cualquiera de los escenarios". Los naranjas quieren ser "leales" al PP -para dar ejemplo al resto de autonomías en las que gobiernan conjuntamente- asimismo, son conscientes de que el grueso de sus votantes se inclina electoralmente hacia la derecha.

Pese a que fuentes de la dirección de Cs admiten la "imprevisión" que genera la figura de Ayuso, insisten en que una eventual moción de censura "no soluciona nada" y que ya "rendirán cuentas" cuando la situación en Madrid se estabilice. La región continúa a la cabeza de Europa en casos de covid-19 y el gobierno regional ha tenido que pedir la colaboración del Gobierno central, después de que tanto Ayuso como Aguado admitieran que no podían hacer frente al virus en solitario. En las últimas 24 horas, España ha registrado l4.143 nuevos casos, 1.290 de los cuales han sido detectados en Madrid.

Una de las principales críticas de Ciudadanos hacia su socio de Gobierno era que Ayuso aprovechaba para tratar de exculpar a los consejeros nombrados por el PP -en especial al titular de la Consejería de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero- "para atacar a Ignacio diciendo por detrás que es un becario". Fuentes de la formación naranja aseguraban a Público que, durante la primera ola de la pandemia, la presidenta trataba de orillar a su vicepresidente y no consultaba con él decisiones de calado. "Muchas veces nos enterábamos por la prensa".

Una circunstancia que Ayuso se ha apresurado a cambiar para evitar futuros conflictos. Por ello, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha decidido que Aguado forme del "grupo covid-19' -el espacio de interlocución entre el Gobierno regional y el nacional-  y pueda tener así el papel protagónico que le negó durante los pasados meses.

Aguado quiere ser la 'cara visible' del Ejecutivo

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid es también el portavoz del gobierno regional. Aguado es el encargado de anunciar los acuerdos a los que se llega en el Consejo de Gobierno, función que también realizaba durante los pasados meses. Según ha podido saber este diario, desde presidencia quieren "rebajar" el papel de Ayuso y "compensarlo" con el de Aguado. "Parece que ella siempre sea la mala y él quien la corrige o modera. Y no, aquí todo el mundo tiene que dar la cara", señala una diputada del PP en Madrid.

Este miércoles el dirigente de Cs ha anunciado que el Ejecutivo regional pedirá al Gobierno central el próximo jueves un "apoyo militar urgente" para la instalación de carpas para hacer test serológicos y desinfectar en zonas con restricciones y un despliegue de 222 policías y guardias civiles para que la los habitantes de las zonas restringidas cumplan las normas.

Asimismo, horas después de que el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, hiciera un llamamiento para que el Ministerio de Sanidad permita a la Comunidad de Madrid contratar a médicos extracomunitarios que no cuenten con el título homologado en España, Aguado ha explicado que el jueves solicitará una reforma exprés de la normativa vigente para la "incorporación inmediata" de 300 médicos extracomunitarios.

Más noticias de Política y Sociedad