Público
Público

Comunidad de Madrid covid-19 Cs minimiza el caos en la gestión madrileña y cierra filas con Ayuso

En Ciudadanos consideran que el repunte de casos y el colapso en Atención Primaria no es "una cuestión de siglas", pese a que el PP lleva más de dos décadas gobernando en la región, con un plan de privatización sanitaria muy polémico.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, conversa con el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado. - EFE
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, conversa con el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado. - EFE

marta monforte

La dirección de Ciudadanos está decidida a seguir gobernando en la Comunidad de Madrid da la mano del PP. Ni las polémicas declaraciones de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ni la caótica gestión con el repunte de casos de covid-19 —con anuncios de "confinamientos selectivos" que no conocían ni los propios consejeros— ni las acusaciones veladas entre miembros del gobierno o el hecho de depender de la extrema derecha para sacar adelante cualquier ley de calado en la Asamblea, comenzando por los Presupuestos, han hecho mella en el núcleo duro de la formación que dirige Inés Arrimadas.

Y así lo trasladan sus dirigentes, tanto en público como en privado. Pese a que fuentes de la dirección admiten la "imprevisión" que genera la figura de Ayuso, insisten en que una eventual moción de censura "no soluciona nada" y que ya "rendirán cuentas" cuando la situación en Madrid se estabilice. "Pero ahora no queremos saber nada, queremos salir juntos", aseguran voces de la Ejecutiva.

Sí muestran su preocupación ante el incremento de casos en la región, que ha provocado que el vicepresidente del gobierno y dirigente de Cs, Ignacio Aguado, haya reclamado este jueves ayuda al Gobierno central presidido por Pedro Sánchez para controlar el avance del virus. "Es imposible acabar con una epidemia de estas características desde un gobierno regional. Es necesario y urgente que el Gobierno de España se implique", ha manifestado, ejerciendo presión también sobre Ayuso, como así confirman en Cs. "Es ella a quien le correspondería pedir un nuevo estado de alarma".

La tasa de positividad en Madrid alcanza el 22,1%, frente al 13% de la media estatal, según el último informe del Ministerio de Sanidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que por encima del 5% la pandemia está fuera de control. Atención Primaria está ya colapsada y los hospitales empiezan a desbordarse. De hecho, la Comunidad de Madrid es la región más afectada de toda Europa, según los datos del Centro Europeo para el Control de Enfermedades. Muy por delante de otras capitales europeas, algo que lleva a que los expertos pidan medidas drásticas de forma urgente porque ya se va tarde.

Sin embargo, desde Cs consideran que esta alta incidencia y el colapso no tiene que ver con "una cuestión de siglas" —pese a que el PP lleva más de dos décadas gobernando en la región, con un plan de privatización sanitaria muy polémico — y argumentan que "Madrid es especialmente vulnerable" por la afluencia de personas que residen en la capital.

Sánchez mueve ficha tras el requerimiento de Aguado

Escasas horas después de Aguado reconociese la incapacidad del Gobierno regional para luchar de forma efectiva contra la pandemia sin ayuda del Ejecutivo central, Sánchez se ha ofrecido a visitar a Ayuso en la sede de la Presidencia regional, en la Puerta del Sol, "cuanto antes". En concreto, y a la vista de la "evolución" de la pandemia, Sánchez considera "capital" reforzar "los mecanismos de cogobernanza", para "complementar los esfuerzos y medios que ya viene desplegando" el Gobierno de Madrid.

Ayuso ha tardado escasos minutos en aceptar la oferta de Sánchez, si bien ha aprovechado para afearle que la Comunidad ha estado "demasiado tiempo sola", y que no haya accedido a reunirse con ella hasta la fecha. Su estrategia durante los pasados meses ha consistido en acusar al Ejecutivo de dejación de funciones, situando la manifestación del 8 de marzo como el foco de los contagios en Madrid, manteniendo este discurso hasta el final —incluso después de decaer el estado de alarma— y culpando al Ejecutivo de falta de pruebas PCR en el aeropuerto de Madrid-Barajas, pese a la escasa incidencia registrada de casos importados.

La dirigente popular también le ha remitido una carta al presidente del Gobierno en la que trata de exculparse ante el repunte de casos. "La movilidad, la densidad de población, sus lazos familiares y económicos con el resto del país, su posición internacional y su situación geográfica convierten a la Comunidad de Madrid en una autonomía de especial vulnerabilidad que requiere de estrategias conjuntas entre administraciones para atajar antes la pandemia", señala la misiva.

Bal tacha de "ejemplar" la gestión de PP Y Cs en Madrid

Edmundo Bal, portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, ha vuelto a desdeñar este jueves la posibilidad de realizar una moción de censura contra Ayuso y ha augurado "un gran futuro" a la actual coalición conformada por PP y Cs en la región. A su juicio, es "un gobierno de éxito, que ha tomado decisiones muy buenas para los madrileños" y ha estado a "la altura de las circunstancias" durante los momentos más difíciles de la pandemia.

El dirigente de Ciudadanos, mano derecha de Inés Arrimadas, se ha mostrado "prácticamente convencido de que la legislatura en la Comunidad de Madrid va a llegar hasta el final" y ha calificado de "ejemplar" la gestión del gobierno autonómico en materia social, económica y sanitaria. "Lo han hecho francamente bien, se anticiparon al gobierno de España".

Más noticias de Política y Sociedad