Público
Público

Comunidad de Madrid covid-19 El Gobierno cede y rebaja la tensión con Madrid para poder aplicar las medidas anticovid cuanto antes

La presidenta madrileña Díaz Ayuso expuso hace una semana que la región necesitaba medidas específicas por su densidad de población y situación geográfica. Días después pedía las mismas restricciones para toda España.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Fernando Simón, a su llegada a la reunión del Grupo COVID-19, en la sede de la Comunidad de Madrid. EFE/ Rodrigo Jiménez/Po
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Fernando Simón, a su llegada a la reunión del Grupo COVID-19, en la sede de la Comunidad de Madrid. EFE/ Rodrigo Jiménez/Pool

marta monforte

El Ejecutivo central cede ante las reivindicaciones planteadas por la Comunidad de Madrid durante los últimos días. Ambas administraciones han finalizado la reunión de este martes con un "principio de acuerdo" estableciendo un "criterio homogéneo" para aplicar restricciones en todos los municipios de España que tengan más de 100.000 habitantes, que estará marcado por el ministerio de Sanidad. Esta propuesta la defenderá el Gobierno ante el resto de comunidades autónomas y tendrá que ratificarse en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de este miércoles.

La presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso expuso como principal motivo para celebrar la reunión con el presidente Pedro Sánchez hace una semana que la región necesitaba de medidas específicas por su densidad de población y situación geográfica. "Todo el mundo utiliza Madrid, todo el mundo pasa por aquí. Tratar a Madrid como al resto de comunidades es muy injusto a mi juicio", dijo la dirigente popular ante Sánchez. 

Días después, sin embargo, desde el Ejecutivo autonómico se sentían víctimas de una  "discriminación" por parte del titular de sanidad, Salvador Illa. El Gobierno de Ayuso aseguraba que era "incomprensible" que el ministro pidiera restricciones en Madrid pero no "al resto de España". Es más, diversos dirigentes de la región dejaron claro que solo accederían a las indicaciones del Gobierno si estas también afectaban a otros territorios. Lo que ha ocurrido finalmente.

La propuesta que deberá ratificar el Gobierno consiste en aplicar medidas de limitación de la movilidad y los contactos sociales, reducción de aforos y horarios y medidas de refuerzo de las capacidades si se dan tres condiciones: una incidencia de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una positividad en las PCR superior al 10% y ocupación de las UCI superior al 35% en la comunidad autónoma a la que pertenezca el municipio. Estos criterios no se aplicarían en los municipios de menos de 100.000 habitantes.

Ambos gobiernos tratan de anotarse el tanto político

Tras el principio de acuerdo ratificado este martes, ambos gobiernos tratan de anotarse el tanto. La Comunidad de Madrid ha aceptado las recomendaciones del Gobierno", ha afirmado Illa durante la rueda de prensa. Por su parte, el ejecutivo madrileño considera que la reunión "ha servido para fortalecer su postura", según el comunicado que han remitido a la prensa. "Unido a las medidas que viene aprobando y aplicando en las últimas semanas facilitará el objetivo común de doblegar la curva del covid-19 en la región", afirman.

Durante los últimos días ambas administraciones han mantenido conversaciones a distintos niveles para intentar llegar a un acuerdo sobre las medidas sanitarias que se deben aplicar en la región, y evitar así un enfrentamiento -como el que se produjo el pasado viernes- y que el Gobierno tuviera que intervenir la Sanidad madrileña.

Una posibilidad de la que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, evitó hablar el pasado lunes. Desde el Ejecutivo central confiaban en tener "una respuesta satisfactoria" por parte del gobierno madrileño este martes después de que la reunión entre Illa y el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, finalizara el lunes sin acuerdo.

Génova cierra filas con Ayuso y la sitúa como "víctima"

La dirección del PP trata de cerrar filas con Ayuso a sabiendas de que la conservadora está cuestionada internamente, y denuncia "una operación" de Moncloa y del PSOE "para atacar a Ayuso", en palabras del vicesecretario de comunicación de los populares, Pablo Montesinos. "Ponemos el foco en la Comunidad de Madrid, en una operación del Gobierno de España y del PSOE para hacerlo. El PSOE en vez de ayudar, lo que hace es atacar e, incluso, alentar manifestaciones", ha expresado este mismo martes en TVE.

En la misma línea se ha expresado la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, que cree que se está produciendo un "ataque frontal" a Madrid solo porque "el PSOE no la gobierna" y cuyo objetivo es "evadir sus propias competencias". "Se está dando una arbitrariedad y un planteamiento meramente político", ha dicho al término de la Junta de Portavoces.

Esto sucede después de que el líder del PP, Pablo Casado, también acusara al presidente Sánchez de dar "instrucciones de atacar a Madrid" tanto al ministro de Sanidad como al director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y de tener una motivación ideológica y no científica.

Más noticias de Política y Sociedad